El Cronista Comercial

Fabricante de Shell en la Argentina invertirá u$s 715 millones hasta 2023

Se lo anunció la compañía al Presidente. El desembolso creará más de 4000 nuevos puestos de trabajo

Raízen, la dueña de la marca Shell en la Argentina, le anunció inversiones por u$s 715 millones a Alberto Fernández

Raízen, la licenciataria de Shell en el país, anunció una inversión de u$s 715 millones, que se ejecutará hasta 2023.

El desembolso se destinará al desarrollo de una nueva línea de producción de combustibles; aumento de la capacidad de procesamiento en su refinería de Dock Sud; distintos proyectos vinculados con la modernización de unidades y procesos; y la mejora de eficiencia energética e incorporación de nuevas prácticas ambientales.

La compañía adelantó, además, que continuará con su plan de expansión de la red de estaciones de servicio y otros segmentos industriales, como también proyectos de logística & trading para la Argentina y la región.

Alberto y Axel, durante su visita a la refinería de Dock Sud. Junto a ellos, Teófilo Lacroze, CEO de Raízen Argentina, y Rubens Ometto, mayor accionista de Cosan.

El presidente Alberto Fernández y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, fueron recibidos en la refinería ubicada en Dock Sud, Avellaneda, por Rubens Ometto Silveira Mello, presidente del consejo de administración del Grupo Raízen; Ricardo Mussa, presidente del Grupo Raízen; y Teófilo Lacroze, presidente de Raízen Argentina.

Mirá también

La petrolera de Galuccio consolida su recuperación

La petrolera anunció sus resultados al 30 de septiembre. Su producción de petróleo creció 12% y sus costos operativos mejoraron un 19%. Todavía sigue con resultado neto en rojo, pese a que mejoró su situación financiera. Anticipó que, en diciembre, espera poner en producción pozos de su quinto pad en Vaca Muerta

“Este plan de inversiones es nuestro compromiso para colaborar en la reactivación de la economía a través de la industrialización del petróleo argentino, el crecimiento de la producción y la generación de empleo genuino. Gran parte de la inversión se destinará a encarar un ambicioso proyecto para continuar desarrollando productos de calidad en nuestra refinería, que el año que viene cumple 90 años”, expresó Lacroze.

En la actualidad, el complejo industrial de Dock Sud tiene una capacidad de producción diaria de 108.000 barriles. Fue la primera refinería en América latina y la tercera en el mundo en certificar su gestión ambiental bajo normas ISO 14.000 en 1996.

Por su parte, Ometto se refirió a la importancia de esta inversión y de continuar fortaleciendo los lazos entre Argentina y Brasil: “Cuando decidí que mi empresa debía expandirse en América latina, no dudé que el primer paso debía ser en la Argentina y, por ello, compramos el negocio de combustibles y lubricantes de Shell en octubre de 2018. Hoy, luego de dos años, llegó el momento de proyectarnos hacia adelante, seguir creciendo e invirtiendo en el país”.

Este plan de inversiones generará más de 4000 nuevos puestos de trabajo y adicionalmente tendrá impacto en pymes nacionales, ya que está previsto concretar más de 3000 nuevos contratos.

Raízen es una empresa de origen brasilero, creada en 2011 a partir de un joint venture (50-50) del Grupo Shell y el grupo Cosan. En Brasil, es líder en producción de azúcar, etanol y bioenergía, con 26 unidades de producción y 860.000 hectáreas cultivadas. Además, posee una red de más de 6000 estaciones de servicio Shell, 950 tiendas Shell Select y más de 2500 clientes corporativos.

La compañía está presente en 68 aeropuertos y en 68 terminales de distribución de combustible. Recientemente, a través de un joint venture con Femsa, ha comenzado a desarrollar el negocio de tiendas de conveniencia fuera de las estaciones de servicio a través de la reconocida cadena Oxxo.

Raízen Argentina se creó en octubre de 2018 a partir de la compra, por parte de Raízen, del negocio de downstream de Shell Argentina. Sus accionistas son 50/50 Royal Dutch Shell y el grupo Cosan, de Brasil. Entre sus activos, se encuentran la Refinería de Buenos Aires, en Dock Sud, la planta de Lubricantes en el barrio de Barracas, la red de estaciones de servicio con más de 735 bocas de expendio, los negocios de combustibles marítimos, combustibles de aviación, asfaltos, químicos, así como las actividades de suministro y distribución en el país.  Mediante un acuerdo de licencia de marca, Raízen utiliza la marca Shell, que tiene presencia desde hace más de 100 años en el país.

El año pasado, la compañía le había comprado a Pampa Energía la planta de almacenamiento y despacho de Dock Sud por u$s 19, 5 millones. Esa había sido la primera adquisición de activos en el país tras su desembarco en 2018. Con estas instalaciones sumó una superficie de 30 hectáreas y con cuatro islas de carga de camiones que le agregaron una capacidad de despacho diario de 4000 metros cúbicos. 

Shopping