El Cronista Comercial

Puma cierra una planta de zapatillas en La Rioja

La marca alemana dejó de operar una planta en Chilecito, donde hacía capelladas para calzado, y despidió a 40 empleados. Asegura que seguirán funcionando las instalaciones de la capital riojana y Chamical

Puma cierra una planta de zapatillas en La Rioja

La empresa Unisol, filial de la alemana Puma en la Argentina, cerró definitivamente la planta de producción que tenía en la localidad riojana de Chilecito y despidió a los 40 trabajadores que quedaban en relación de dependencia.

La fabricante de accesorios, ropa y calzado deportivo decidió sustituir la producción local por productos importados, según dijeron los trabajadores despedidos al explicar el cierre.

La firma decidió el cierre de una de sus plantas en un contexto de caída de ventas por la depresión del consumo, en el marco de la crisis económica. Directivos de la compañía alcanzaron un acuerdo con la Secretaría de Trabajo y el gremio, por lo que los trabajadores cobrarán en los próximos días el 100% de las indemnizaciones, y posteriormente un 20% extra en concepto de gratificación.

"Puma Argentina se ha visto obligada a tomar esta decisión, motivada por los cambios tecnológicos en la producción de capelladas, con la finalidad de mejorar la eficiencia en los procesos productivos, para garantizar la continuidad del negocio y asegurar los puestos de trabajo de las más de 800 personas que continúan trabajando en las plantas de la empresa, el edificio corporativo y las tiendas propias", indicó la compañía mediante un comunicado.

Asimismo, la empresa detalló que el 60% del calzado que vende en la Argentina es de producción local. En la planta de ensamble en la provincia de La Rioja, Puma produce aproximadamente 1,3 millones de pares de zapatillas al año.

La secretaria de Trabajo de La Rioja, Miriam Espinoza, afirmó que tras alcanzar el acuerdo la compañía dijo que no existe peligro de cierre para las plantas establecidas en la capital de La Rioja y en Chamical.

Unisol había iniciado un plan de reestructuración en junio de 2017 cuando despidió a 180 empleados de sus plantas del interior riojano en las ciudades de Chamical y Chilecito.

Anteriormente la empresa de calzado ya había despedido 100 operarios en su planta de la localidad de Sanagasta en marzo, y suspendido otros en Chilecito y Chamical. 

Comentarios1
pablo kanta
pablo kanta 13/06/2019 06:09:17

Es que a Chilecito todavía no llegó el "efecto Pichetto". (a) el amor de los mercados!!

Recomendado para tí


Seguí leyendo