El Cronista Comercial

Prevén caída de hasta 50% en las ventas de fuegos artificiales

Entre prohibiciones municipales, menor consumo y poco clima festivo, las fabricantes y distribuidores de pirotecnia asumen una temporada para olvidar.

Prevén caída de hasta 50% en las ventas de fuegos artificiales

Las prohibiciones municipales, sumadas a la caída generalizada del consumo, no generan perspectivas positivas para la industria de la pirotecnia. Para estas fiestas, las empresas vaticinan caídas en las ventas de 15% a 20%. Algunas auguran un panorama peor: desplomes de hasta el 50 por ciento.

En la Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales (Caefa), perciben que la demanda tuvo un inicio más lento que en años previos, cuando, a fines de noviembre, ya comenzaba a despegar. “No percibimos un gran espíritu festivo. Las ventas pueden caer un 15%”, apuntó Mario Ruschin, presidente de la entidad, que nuclea a más de una docena de fabricantes, comerciantes e importadores.

“No se sabe hasta cuándo se podrá mantener esta situación de costos fijos elevados y caída del consumo. Personalmente, creo que esta actividad tiene punto final en algún momento no muy lejano”, afirma Eduardo Civarolo, fundador de General Lagos. La distribuidora nació hace casi dos décadas y tiene locales en 200 puntosdel país. Según Civarolo, esta será “una temporada dura” y calcula que, de no haber un repunte, las ventas podrían cerrar 2018 con 50% a la baja.

Con el enfriamiento de compras por parte del público, los jugadores del sector, que emplea indirectamente a 60.000 personas en el país, empezaron a apoyarse más en los grandes eventos para desestacionalizar el negocio. Los fuegos artificiales de los recitales de Roger Waters y Shakira estuvieron a cargo de Cienfuegos, al igual que la apertura de los Juegos Olímpicos de la Juventud. La cordobesa Basterboom trabaja con los equipos de fútbol de su provincia.

“Incorporamos desde hace años productos de cotillón luminoso, máquinas de efectos especiales y un departamento de espectáculos”, aseguran desde Cienfuegos, que tiene 16 tiendas propias en el país. General Lagos optó por sumar bengalas náuticas y productos para la construcción.

Las empresas, también, expandieron su portfolio de productos luminosos, que le ganaron terreno a los “ruidosos”. Este tipo de pirotecnia hoy representa un 90% de las ventas, dice Cristian Baster, socio gerente de Basterboom. En tanto, las clásicas estrellitas son los productos de mayor demanda para Cienfuegos.

La producción nacional es, apenas, complemento de una oferta ampliamente dominada por pirotecnia china. “Acá, se producen muchos productos infantiles, como bengalas, estallos, esferas y morteros de color”, describió Ruschin. Agregó que las importaciones desde el país asiático habrán sumado alrededor de u$s 4 millones (valor FOB) durante 2018.

En octubre pasado, la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac), encargada de regular la actividad, simplificó el trámite de importación de fuegos artificiales a pedido de la cámara. Dejó sin efecto dos incisos de una disposición. De esta manera, suprimió la necesidad de las empresas del sector de tener que presentar el certificado de origen del material a importar.

Son más de 50 los municipios del territorio nacional que optaron por prohibir la venta de fuegos artificiales. Son 26 de la provincia de Buenos Aires, 10 departamentos de Mendoza y otros tantos en Córdoba, Entre Ríos, Neuquén, San Juan y Santa Cruz. Pero, desde el sector, se aferran a la Ley Nacional 20.429, de Armas y Explosivos, para declarar como inválida cualquier ordenanza. Recientemente, Caefa recibió una buena noticia por parte de la Corte Suprema de Justicia bonaerense. El tribunal dio lugar al reclamo de inconstitucionalidad por parte del ente. “Si hay concejos deliberantes que decidan no revertir estas ordenanzas, iniciaremos las demandas correspondientes”, indicó Ruschin.

En el caso de la ciudad de Córdoba, la pirotecnia está prohibida desde principios de 2016, debido a los cambios en el Código de Convivencia Ciudadana. “Estamos a la espera del fallo por parte del Tribunal Superior de la Provincia. Los locales habilitados, todavía, pueden seguir trabajando hasta que se les venza la habilitación. En nuestro caso, sucederá en 2020”, explicó Baster.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo