El Cronista Comercial
MARTES 16/07/2019

Por un incumplimiento, United podría tomar el control de Avianca

La aerolínea estadounidense le otorgó un préstamo de u$s 456 millones a la subsidiaria financiera de Synergy Group, dueño de más del 78% de la compañía colombiana

Por un incumplimiento, United podría tomar el control de Avianca

Avianca podría cambiar de manos y no por una venta. Según consigna Reuters, United Airlines reclama una serie de incumplimientos en acuerdo de cobertura por un préstamo otorgado a BRW Aviation, unidad financiera de Synergy Group. Esta última posee el 78,1% de participación en la aerolínea colombiana. De acuerdo a los términos del contrato, esta falta podría otorgarle el control de la compañía a la firma de origen estadounidense.

En noviembre pasado, United le otorgó un préstamo por u$s 456 millones a BRW Aviation. A cambio, la empresa endosó sus acciones como garantía. “La existencia de uno o varios eventos de incumplimiento bajo el préstamo de United da derecho a United a tomar acciones para ejecutar su garantía”, informó Avianca mediante un comunicado. Y amplió: “Lo anterior, podría conllevar a que United, en última instancia, tome control de la compañía o venda el control a un tercero”.

Actualmente, la aerolínea colombiana se encuentra en proceso de negociación de sus acuerdos de financiación para incluir al de la compañía con sede en Chicago. A su vez, aclaró que, por el momento, no recibió ningún tipo de notificación por parte de la firma acreedora en relación a un posible interés de hacer efectiva la garantía del préstamo.

“Como resultado de lo anterior, se podría provocar un cambio de control, situación que tiene implicación bajo varios de nuestros contratos de financiación, lo cual activaría el derecho para estos acreedores de solicitar un pago acelerado de nuestras obligaciones, lo que podría afectar de manera adversa nuestro desempeño financiero y operacional”, detalló Avianca en su comunicado.

La ganancia neta de la compañía se desplomó un 98,6% en 2018 lo que provocó que rediagramará su estrategia para este año. Como parte del plan, aplazó la incorporación de 35 aviones Airbus y canceló la compra de otras 17 aeronaves, esto le permitió reducir sus compromisos financieros en u$s 2600 millones.

En la Argentina su situación es similar. La aerolínea despegó a fines de 2017 tras haberle comprado MacAir Jet a la familia del presidente Mauricio Macri. No obstante, la crisis lo llevó a reducir sus rutas de cinco a dos, además de ralentizar su plan de ampliación de flota – solo cuenta con dos aviones de los 12 planeados -.Asimismo, solicitó el procedimiento preventivo de crisis, aunque este aún no fue aprobado. Según reportó Ámbito, la compañía arrastraría una deuda de u$s 30 millones desde que comenzó a operar en el país y, en caso de no saldarla en el corto plazo, podrían sacarle sus aviones.
 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo