El Cronista Comercial
MARTES 18/06/2019

Por qué el negocio de "regalar experiencias" sobrevive a la crisis

A pesar del contexto económico, estas empresas se consolidan y diversifican  

Por qué el negocio de

¿Con qué sueñan los argentinos? Hasta hace algunas décadas, la respuesta podría haber sido la casa propia o el auto. Sin embargo, ahora, encabeza la lista viajar, conocer, vivir experiencias y disfrutar. Como si el afán por acumular bienes personales hubiera dado lugar a la preferencia por aprovechar al máximo el presente. BigBox, Valija Chica, GoldenPack y Flipaste son algunas de las empresas más representativas de este segmento del mercado que surgió en los últimos años y que ofrecen la posibilidad de elegir experiencias para regalar o para aprovechar uno mismo.

“El concepto crece como la tendencia de tener menos y vivir más. Y en esto hacemos foco: que la gente disfrute cada vez más momentos”, explica Santiago Colomé Saravia, uno de los socios de GoldenPack. En su negocio, lideran las ventas corporativas: “Los encargados de RR.HH. y Marketing que buscan propuestas más innovadoras son quienes definen la mayor cantidad de compras. El 70 por ciento de las ventas son B2B (business to business)”. 

En el caso de Flipaste, si bien el portal tiene un canal para compras de paquetes corporativos, hoy está más consolidado dentro del consumidor final, aunque trabaja con empresas de turismo que necesitan sumar paquetes de experiencias para sus pasajeros. 

Uno de los pioneros es Valija Chica, con 10 años en el mercado. Wouter Van Landeghem, co-fundador de la empresa, destaca que, “si bien sigue existiendo el packaging tradicional, las posibilidades que ofrece el regalo digital hacen cada vez más tentadora a esta nueva alternativa, que se apoya en atributos emocionales –como disfrutar del momento– y funcionales –el gran abanico de alternativas y disponibilidad inmediata”. 

Por el lado de BigBox agregan que es tan fuerte la tendencia mundial del concepto de “experiencia” que en varios rubros se intenta hacer uso de ella. “Nosotros pretendemos descubrir momentos genuinos que nos generen felicidad y que puedan ser regalados y compartidos. Una experiencia gastronómica nos hará descubrir sabores que nunca imaginamos, una aventura desafiante nos mostrará cuán valientes somos, un momento de relax nos dará ese espacio para conectarnos con nosotros mismos”, enumera Lucas Lombard, gerente de Marketing Regional de BigBox. 

“Hacemos un esfuerzo muy grande para sostener los precios mediante estrategias en conjunto con los prestadores. Buscamos también ofrecer alternativas más económicas".

Patricio Noguerol, socio Fundador de Flipaste, destaca que todas las alternativas que ofrecen tienen en común ser actividades para compartir o realizar en pareja. Por ese motivo, elegir regalos de este tipo es una forma de salir de los presentes convencionales. “Además, hay experiencias que uno no se las compraría para sí mismo, pero cuando te las regalan las vivís feliz. La idea es buscar las mejores experiencias y los mejores proveedores. No nos fijamos en el precio, porque queremos tener la mayor variedad y calidad posible”.

A prueba de recesión
Acumular menos y vivir más. Esta premisa, tan simple como efectiva, llegó como un regalo del cielo para sostener el ímpetu de crecimiento de todas estas empresas que, aliadas con una gran cantidad y variedad de proveedores, buscan estrategias para ganar visibilidad, competir y mantenerse en pie a pesar de todo. “Hacemos un esfuerzo muy grande para sostener los precios mediante estrategias en conjunto con los prestadores. Buscamos también ofrecer alternativas más económicas para que todos puedan regalar experiencias y manejamos la comunicación de una manera muy eficiente, ya que elegimos medios principalmente digitales que nos permiten medir con detalle el retorno de esa inversión”, explican desde BigBox y agregan que, “a pesar de la crisis coyuntural, la empresa sigue con sus tasas de crecimiento sostenidas e inclusive en alza”. Este año, BigBox cumple 10 años y proyecta en la Argentina un crecimiento de las ventas por encima del 100 por ciento. A nivel regional, espera un crecimiento en dólares del 42 por ciento y una facturación por encima de los US$ 10 millones. 

Las estrategias para mantenerse competitivos llevan a los empresarios a desarrollar la creatividad. Noguerol, de Flipaste, explica que siempre están buscando las mejores alternativas y proveedores y que esa no es una variable a la hora de achicar gastos: “Las funcionalidades de MercadoPago y PayPal nos permiten ofrecer financiación, pero una de las variables que tuvimos que empezar a controlar es la durabilidad de los vouchers, para tener un mejor control frente al contexto de inflación”. Desde ValijaChica, Van Landeghem agrega: “Donde más pega la crisis es en el aumento de precios de los proveedores, pero las ventas nos vienen acompañando y el foco sigue estando en seleccionar bien los productos. Buscamos alternativas, readecuamos menús, hablamos y generamos alianzas”. 

Los players coinciden en que no ven una merma en el consumo, sino todo lo contrario. Incluso, destacan, los beneficia que son los proveedores los que cada vez más se acercan a ellos, porque estar en estos canales les brinda visibilidad y una apertura distinta. 

En épocas de crisis, donde regalar es un desafío, la posibilidad de elegir una experiencia termina siendo llamativa, no solo por el valor intangible de la experiencia en sí o por la novedad y la tendencia hacia este tipo de consumos, sino también porque, en la Argentina, los servicios a los que se puede acceder terminan siendo convenientes y cuentan con el respaldo de la compañía. “En la Argentina, el crecimiento nos marca una tendencia que va hacia lograr instalar el concepto de regalar experiencia como una alternativa más. Este es nuestro objetivo máximo”, explican desde ValijaChica y agregan: “Desde 2008 tenemos un crecimiento sostenido interanual y alcanzamos nuestros objetivos. Crecimos un 50 por ciento por sobre la inflación”. Experimentar y compartir es la regla y, si se trata de los argentinos, el rubro gastronómico sigue siendo uno de los más elegidos dentro del abanico que ofrecen estas plataformas. 

“Tenemos que llegar con más fuerza a un público que hoy ronda los 25 a los 35 años y ya ha instalado su hábito de comprar online”.

¿Quiénes eligen este tipo de experiencias?

GoldenPack: 70 por ciento de las ventas que realiza son B2B, aunque las B2C pasaron del 15 a 30 por ciento en los últimos dos años gracias a la implementación del regalo digital. “Tenemos que llegar con más fuerza a un público que hoy ronda los 25 a los 35 años y ya ha instalado su hábito de comprar online”, explican. 
Flipaste: 50 por ciento de los clientes compra para consumo propio y el otro 50 para regalar. En promedio, los clientes tienen entre 25 y 45 años y la empresa está trabajando para ganar terreno en torno al turismo receptivo. “Queremos que encuentren en nosotros experiencias turísticas en vez de consultar al conserje del hotel”, detallan. 
Valija Chica: su público está conformado en un 60 por ciento por empresas y 40 por ciento de clientes particulares. Además, mayoritariamente son mujeres (60 por ciento) de entre 25 a 35 años. “Estamos trabajando en una estrategia para salir masivamente a todos los consumidores, con una plataforma ágil que te permite elegir desde cualquier lugar, programar cuándo querés que llegue el regalo y personalizar los mensajes”. 
BigBox: tiene un 30 por ciento de ventas corporativas y un 70 por ciento de consumidor final. Su público ronda entre los 25 y 35 años y en su mayoría son mujeres (61 por ciento). La empresa está trabajando para acercarse cada vez más al público joven. Tiene siete puntos de venta en los shoppings más importantes de Buenos Aires.  
 

(Publicada en la edición número 305 de la revista Apertura; mayo de 2019)

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo