El Cronista Comercial

"Por las restricciones cambiarias, habrá una transferencia del mercado financiero al inmobiliario"

Santiago Tarasido, CEO de Criba, admite los problemas para operar en contextos de alta inflación y complicaciones cambiarias, incluso con demoras en proyectos.

Cree que a pesar de las grandes complicaciones que genera el actual contexto económico se abre la oportunidad de que haya una transferencia de capitales del mercado financiero al inmobiliario por las restricciones cambiarias, lo que daría respiro al sector. El CEO de la constructora Criba, Santiago Tarasido, asegura con esa reflexión que la situación actual no se puede comparar con la crisis de 2001 porque hay oportunidades. "Nosotros teníamos apenas dos obras en 2001 y hoy avanzamos con más de 15 sin problemas", dijo a pesar de que reconoce serias complicaciones para operar.

La compañía acaba de terminar de construir la Alvear Tower en Puerto Madero, el rascacielos más alto de la Argentina, y es responsable de otras obras muy diversas; desde una ampliación del Hospital Alemán a proyectos de infraestructura como un relleno en el río, en la Costanera Norte, para un estacionamiento subterráneo del Aeropuerto.

¿Cómo impactan los problemas económicos y financieros actuales del país en su actividad?

Operar en contextos de alta inflación, devaluación y complicaciones cambiarias es muy difícil. Genera complicaciones y la cantidad de esfuerzo y el tiempo que dedicamos a cosas que no agregan valor es enorme. Para poder comprar una bolsa de cemento, en cualquier lugar del mundo sabríamos cuanto vale y acá todas las semanas hay que estar viendo cuál es el precio, o si es mejor y podemos acopiar. Son gestiones que no agregan valor y demandan mucho tiempo. Una redeterminación de precios solo para saber cuál es el monto que hay que cobrar en un certificado de obra demandan horas de gente trabajando. Mucho desgaste para cosas no productivas.

¿Hubo proyectos frenados por la situación actual?

Solo tuvimos complicaciones con un proyecto de viviendas a cuyo desarollador le costó más de lo previsto las ventas este año. Arreglamos para quedarnos con algunos metros y finalmente se terminó la obra.

Pero un valor de la construcción más bajo en dólares como el actual, los beneficia

Se beneficia el tercero para el que construimos. Es cierto que hoy estamos más competitivos pero el efecto de la devaluación hay que ver como impacta en toda el proyecto, no mirar la foto sino la película porque en la vida de una obra puede cambiar.

¿Cómo se maneja la posibilidad de que cambie el contexto económico porque cambia un gobierno por ejemplo?

No es necesario que cambie el gobierno para que cambie todo. En Argentina hay que tener cintura para saber que los proyectos largos pueden atravesar muchos cambios económicos. Es una gimnasia entender que las reglas de juego son dinámicas y cambian constantemente.

¿Piensas volcarse al negocio del desarrollo además de la construcción?

Siempre hacemos algo de desarrollo en paralelo a nuestra actividad principal. Buscamos alianzas estratégicas con otros desarrolladores, como con Raghsa tenemos en Uruguay. Tener una mayor participación en desarrollo, ya sea solos o con socios, es un proyecto igual que participar en algunas obras de infraestructura. Ya iniciamos este camino en el Aeroparque de Buenos Aires, en la Costanera Norte, con un enorme relleno en el río para un estacionamiento subterráneo. También queremos tener más presencia en todo el país y en Uruguay, incluso crecer más regionalmente.

Más café y menos hamburguesas, la nueva receta de la dueña de Starbucks y Burger King

El grupo mexicano Alsea avanza en la reconversión de su negocio. En su país, se desprendió de restaurantes de la cadena de hamburgueserías. En la Argentina, desaceleró su ritmo de crecimiento y, además, cerró locales grandes para abrir puntos de menor superficie.

¿Salir a la bolsa es una opción?

Puede ser una posibilidad de expansión pero no es un proyecto que tenemos para el corto plazo.

¿Cómo se financian?

Estamos sólidos económica y financieramente. Nuestra compañía está muy sana y con liquidez, lo que es muy importante en momentos como éste de restricciones, de tasas altas. Tenemos la responsabilidad de manejar inversiones de terceros así que lo primero que somos es cautelosos y buenos administradores. Tenemos créditos en muchos bancos pero tratamos de bajar la exposición, priorizamos reinvertir utilidades y estar bien calzados.

¿Cómo los afectan las restricciones cambiarias?

Afecta al mercado inmobiliario porque está dolarizado pero a su vez va a ser una oportunidad para que parte de ahorros se vuelquen a este mercado que siempre fue una fuente de mantener el valor en dólares. Habrá una transferencia de capitales del mercado financiero al mercado inmobiliario.

¿Es comparable la situación actual a la crisis de 2001/2002?

Para nada. Nosotros en 2001 teníamos dos obras y ahora 15. Si bien hay una baja de actividad clara no se parece en nada y la situación de los bancos es completamente distinta.

Comentarios1
Julio Gomez
Julio Gomez 23/09/2019 09:56:59

Los inversores prefieren las acciones que pagan al menos la mitad de sus utilidades en dividendos al accionista sino no tiene sentido la inversion

Recomendado para tí


Seguí leyendo