El Cronista Comercial

Por la pandemia, sólo el 45% de los empresarios pyme confió en su modelo de negocio

La incertidumbre que produjo la crisis santiaria afectó el modo en que llevan adelante su business plan. Sin embargo, el 78% apostó a su capacidad para diferenciarse de la competencia, mientras que el 68% aprobó su propuesta de valor

Por la pandemia, sólo el 45% de los empresarios pyme confió en su modelo de negocio

El mundo de las pequeñas y medianas empresas se vio sumergido en un mar de incertidumbre ante los constantes cambios en la dinámica de los negocios y vulnerabilidades que surgieron en la esfera empresarial durante la pandemia del coronavirus.

Solo el 45% de los empresarios pymes manifestaron total certeza en sus modelos de negocio durante la emergencia sanitaria, indicó un informe del IAE Business School de la Universidad Austral elaborado durante el 25 abril y el 17 mayo en base a la opinión de 165 empresarios y directivos de diversos sectores.

El 78% de los encuestados confió además en su capacidad para diferenciarse de la competencia, mientras que el 68% aprobó su propias propuesta de valor. "Los empresarios pyme se encuentran muy confiados en su oferta de productos y servicios, pero no así del modelo de negocio mediante el cual lo están llevando adelante", detalló el estudio.

En el marco de un autodiagnóstico de las dimensiones claves del negocio pyme, el 75,2% de las firmas evaluadas son empresas de hasta 50 empleados, mientras que el 70,9% vende hasta $ 200 millones anuales.

"Veo aún una falta de descentralización de la toma de decisiones del dueño y una muy mala calidad de agenda de la cabeza de la empresa. Creo firmemente en la delegación y la medición de performance como proceso de aprendizaje y crecimiento de las organizaciones y de las personas", explica Mariano Mileo, empresario y profesor del IAE Business School.

En esa línea, el rol del management fue uno de los puntos más flojos evaluados debido a que, a veces, las pymes tienden a ser empresas de gestión familiar: el 70% no posee un proceso de planeamiento del negocio.

Por otro lado, el 42% no cuenta con una participación de gerentes en la toma de decisiones, es decir, este proceso está centralizando en el dueño o gerente general. En tanto, el 54% aún no coordina entre áreas del negocio ni tiene con conocimiento del rumbo del mismo y solo el 59% realiza con reuniones de seguimiento de resultados.

"La gobernanza es un punto a trabajar. Son necesarias decisiones menos centradas en el dueño o gerente general y dando más participación a mandos medios en ámbitos más ordenados de seguimiento de objetivos", indicó el informe.

La relación entre clientes y proveedores es otra dimensión que entra en conflicto. "Es la menos trabajada por las empresas, siendo de vital importancia entender la situación de firmas clientes y en todos los casos, de los proveedores críticos", agrega el documento del IAE Business School.

Durante la cuarentena obligatoria, el ecommerce y la digitalización experimentaron un boom ante la necesidad de distanciamiento social. Muchas empresas no estaban preparadas para este contexto y, por esta razón, el 61% de los encuestados aseguró que la crisis impulsa fuerte el desarrollo de canales de venta online.

En tanto, el 68% se encuentra en pleno desarrollo de este tipo negocio para llegar a una mayor cantidad de clientes.

Contradicciones

El estudio, por su parte, resalta algunas incongruencias entre las respuestas de los empresarios pyme. Por ejemplo, el 27% de ellos dudan acerca de su propuesta de valor actual dado el aceleramiento de algunos cambios en las elecciones de clientes, pero el 58% considera que el proceso de toma de decisiones de consumo o de compra se modificarán luego de esta crisis.

Por otro lado, 60% aún tienen centralizada la toma de decisiones en el dueño o gerente general con escasa o nula delegación de la misma, pero el 80% dice contar con un equipo competitivo y con las capacidades apropiadas para afrontar los futuros desafíos de la empresa.