El Cronista Comercial

Por la cuarentena, el consumidor ya se comporta como un comprador mayorista a través del canal online

La estructura de la demanda está cambiando en estas últimas semanas por efecto del Covid-19, según un estudio de Focus Market.

Por la cuarentena, el consumidor ya se comporta como un comprador mayorista a través del canal online

Como la mayoría de los hábitos de los argentinos, la forma de comportamiento del consumidor también se vio afectada por las medidas de restricción implementadas desde el Gobierno nacional para hacer frente a la pandemia del coronavirus, que se prolongarán, en principio, hasta el 12 de abril.

Uno de los cambios principales se da en la estructura de la demanda. Como consecuencia de la cuarentena, el uso del comercio electrónico adquiere cada vez más relevancia entre los consumidores. 

La consultora Focus Market calculó que el gasto promedio en el canal online es cinco veces más alto que en los puntos de venta físico: se ubica en los $ 2850 pesos por compra, lo que supone una mayor disposición al "stockeo" de productos a través de esta modalidad, es decir, el comprador minorista se está comportando como un "comprador mayorista" a través del canal online.

En diálogo con El Cronista, el director de Focus Market, Damián Di Pace resaltó el rol del consumidor a través del canal online en este contexto y confió en que el Gobierno lo impulsará en pos de continuar con el distanciamiento social. "El consumo online registró un fuerte incremento y es porque los individuos están comprando para reposición de stockeo a través de canales minoristas, es decir, ya que voy a pedir, pido mucho", indicó.

"El Gobierno incentivará la utilización del uso de aplicaciones para comprar en autoservicios o comercios de cercanía", agregó el economista. 

Según datos que recolectó la consultora desde la plataforma "Super en Casa", una aplicación móvil y web para comercio electrónico, la venta vía e-commerce representa para los locales activos, al día de hoy, un 4,5% del total de los tickets emitidos, cuando previamente rondaba el 2%.

Destaca, además, que a lo largo de esta última semana se duplicaron los puntos de venta activos que aceptan este tipo de modalidad, mientras que en promedio los consumidores realizan siete pedidos diarios.

Por otro lado, el informe señaló que los ciudadanos cada vez realizan más compras en los supermercados, pero se registran menos transacciones, es decir, van al punto de venta con menor frecuencia. En esa línea, la consultora dirigida por Di Pace destacó que el ticket promedio en productos comestibles empaquetados alcanzó los $572 por acto de compra, incrementándose en un 85% en comparación a la primer semana de marzo 2020. Si se compara a modo interanual, el valor medio es tres veces más alto.

A modo de ejemplo, el indicador de unidades por ticket elaborado por la consultora Focus Market, pasó de un histórico de 4 a 6,98 en la primer semana de cuarentena, mientras que en la segunda saltó a 8,24.

Lo más vendido

Durante la primera semana de cuarentena, el crecimiento del consumo saltó 24%, aunque se desaceleró en comparación a la semana anterior, cuando avanzó 54%.

En tanto, la facturación total en la primer semana de cuarentena de los bienes comestibles y no comestibles arrojó un alza (Food y Non Food) del 94% respecto a la misma semana del año anterior. De todas maneras, esto significó una tasa 38% menor en relación el crecimiento de la semana anterior.

La amenaza del coronavirus impulsó la necesidad de artículos de limpieza para la desinfección de ambientes. En la última semana de marzo, los elementos vinculados a este tipo de segmento se posicionaron en el ranking de los más comprados por los consumidores con un alza interanual del 161%, seguido por Alimentos (99,6%) y Cuidado Personal (94,4%).

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar