El Cronista Comercial

Poner el auto a punto para salir seguro a la ruta cuesta hasta $ 30.000

Haber hecho los ‘service’ del coche a tiempo tiene su recompensa. Para quienes procrastinaron, el castigo llega con el costo de acondicionar el vehículo a fin de año, que va desde los $ 5000 hasta $ 30.000, según modelos y condiciones generales

Poner el auto a punto para salir seguro a la ruta cuesta hasta $ 30.000

En diciembre llega la desesperación por la larga lista de asuntos pendientes acumulada y con ella, grandes gastos que se fueron postergando y a fin de año se hacen ineludibles. Entre los más comunes están los que enfrentan los conductores que recuerdan que viajaran a distintos puntos turísticos del país para pasar algunos días de verano y necesitarán el auto para llegar. Lo que no esperan es gastar hasta $ 30.000 para poner el vehículo a punto con el fin de salir a la ruta de la forma más segura.

Cambio de aceite y filtro, pastillas y discos de freno, y alineación y balanceo son algunos de los servicios y productos a los que debe hacerse frente para viajar con tranquilidad hacia los centros de vacaciones. Dependiendo del estado de vehículo, la marca y el modelo, el costo de la puesta a punto crece y pueden aparecer necesidades extra como cambios de batería, cambio de correa del motor y de cubiertas e incluso si hace falta renovar la verificación técnica vehicular (VTV), realizar el grabado de cristales o autopartes el presupuesto se va inflando.

El combo de todos los gastos para acondicionar el auto para las vacaciones subió más de 50% en un año, impactado sobre todo por el efecto del dólar que duplicó los valores de los productos importados. Según los responsables de Checkars -la plataforma de venta de autos usados on line que los acondiciona antes de ofrecerlos-; aceites, baterías y cubiertas siguieron el ritmo del dólar y subieron sus precios un 100%.

Desde Checkars, realizaron un promedio de gastos en el taller que llega a $ 28.000 si se toma como ejemplo un auto mediano, por ejemplo un Peugeot 208. Una batería cuesta $ 5000 cuando hace un año atrás estaba a $ 3000, la puesta a punto del motor con cambio de correa incluido promedia los $ 10.000, aceite y filtros $ 3500 (versus $ 2000 del verano anterior), amortiguadores a $ 8000 el juego, el par de cubiertas a $ 4000 (el doble que en 2017), pastillas y discos de frenos a $ 6000, y la alineación y balanceo $ 1500 (que suele bonificarse si el cliente compró las cubiertas en el mismo lugar).

El servicio de mantenimiento incluye algunos otros puntos dependiendo también de donde se haga y el tipo de vehículo. Matías Maglione, Gerente de RRHH y Calidad de Zento Toyota, explicó que para quienes quieren realizar una revisión preventiva, cuentan con la posibilidad de realizar una inspección antes de viajar. “Se debe solicitar un turno y en principio se cobra una hora de mano de obra, $1100 en donde verificamos: luces, limpiaparabrisas, frenos, amortiguadores, aceite, líquidos, filtros, neumáticos y estado general. De esta inspección pueden surgir algunos reemplazos con los siguientes costos; luces que según el tipo cuestan desde los $ 100 hasta los $ 1100, pastillas de frenos de $ 2000 hasta $ 4000, amortiguadores $ 2300 hasta $ 4500, líquidos o filtros entre $ 500 y $ 1000, escobillas limpiaparabrisas $ 600 a $ 1200, entre otros”, explicó el ejecutivo.

Ante los controles en las rutas es necesario además tener al día la VTV para los autos a los que les corresponda, que tiene un valor de entre $ 800 y $ 1500 y el grabado de autopartes por otros $ 1000. Sumarán $ 2000 la recarga del matafuegos (que suele durar un año) y el kit de seguridad obligatorio que incluye botiquín.

Desde Checkars recuerdan también que comienzan a aparecer nuevas marcas chinas de repuestos que pueden abaratar el presupuesto necesario, utilizables solo para algunos vehículos.

Shopping