El Cronista Comercial
MARTES 18/06/2019

Pese a las suspensiones, Fiat manifiesta confianza en la economía local

John Elkann, presidente del grupo y tataranieto de su fundador, visitó a Macri en la Casa Rosada. "El país tiene todas las cartas para superar la situación actual", dijo

Pese a las suspensiones, Fiat manifiesta confianza en la economía local

John Elkann, el nieto de Gianni Agnelli, el heredero de la dinastía turinesa, ayer vio dos veces a Mauricio Macri. La primera, en la Casa Rosada. Y la segunda, en La Rural, donde -a metros de donde estuvo la primera sede de la empresa en el país (Demaría y Godoy Cruz)-, FCA Automobile celebró los 100 años de presencia de Fiat en la Argentina. Lo hizo en un momento especial. La planta cordobesa del grupo fusionado entre Fiat y Chrysler atraviesa un presente de suspensiones por la caída de su demanda interna pero, sobre todo, de Brasil. La planta, que el año pasado fabricó unas 53.000 unidades, habrá finalizado mayo con 11 de 22 días hábiles sin producción.

Aún no hay decisión confirmada para junio. Pero, según fuentes de la empresa, está analizando un ligero incremento de actividad. De momento, la proyección para ete año está entorno a las 50.000 unidades.

No obstante, Elkann, de 43 años, transmitió optimismo. "Gracias a su gente y a su potencial, este país tiene todas las cartas para superar los problemas de la situación actual", dijo. "El vínculo que sentimos con la Argentina es, sin duda, especial. Vivimos juntos retos y éxitos; períodos florecientes, difíciles y de cambios", expresó.

Habló de la "gran familia de Fiat en la Argentina". No le falta motivo: el piloto local de FCA, Cristiano Rattazzi, es primo hermano de su madre, Margherita. Su bisabuelo -y tatarabuelo de Elkann-, Giovanni Agnelli, fundador de Fiat, fue quien promovió la instalación de la automotriz italiana en el país. La Argentina fue, de hecho, el primer destino de internacionalización de la empresa. "El Senador" -como se diferencia al patriarca de su homónimo y legendario nieto, apodado "L'Avvocato"- entendía que, fuera de Europa, era una de las economías más florecientes y desarrolladas de América, con una floreciente clase media educada, elevado PBI per cápita y gran capacidad para absorber e integrar contingentes de inmigrantes.

Desde entonces, produjo más de 2,7 millones de autos, en distintas etapas, tanto con presencia directa como a través de un licenciatario (el grupo Macri). Fiat retornó al país en 1996, tras construir su actual planta, en Córdoba. Cerrada por la crisis de 2002, levantó sus persianas hace una década, con el primero de una serie de ininterrumpida de desembolsos de los cuales el último fueron los u$s 500 invertidos a partir de 2016 para producir el sedán mediano Cronos. Precisamente, la marca lanzará una edición limitada, de 100 unidades, bautizada "Cronos Centenario".

Junto a Elkann, viajó Mike Manley, actual CEO del grupo. El ejecutivo -que sucedió al fallecido Sergio Marchione- se manifestó "orgulloso de tener aquí, en la Argentina, una de las plantas más modernas en términos de tecnología aplicada, procesos y estándares de calidad".

"Nuestro complejo de producción en Córdoba es un eslabón esencial en nuestra industria y también una base valiosa para cuando el mercado recupere por completo su verdadero potencial", agregó durante el evento, que tuvo unos 400 invitados, entre funcionarios, empresarios, sindicalistas y periodistas.

"Hoy no celebramos el fin de un ciclo histórico: nos juntamos, en verdad, para sumar fuerzas para hacer frente a un nuevo siglo de desafíos y oportunidades que se abren delante de nosotros", sostuvo Antonio Filosa, COO de FCA Latinoamérica, y quien, hasta el año pasado, fue director general del grupo en la Argentina.

Luego fue el turno de Rattazzi. “De estos 100 años, yo pasé 70 muy cerca de Fiat en la Argentina”, dijo Rattazzi, visiblemente emocionado. Rindió homenaje a personas clave de esa historia. Entre ellos, su bisabuelo; su tío Gianni; Oberdan Sallustro (“Una gran pérdida; un golpe muy duro”, refirió acerca del secuestro y ejecución de quien fuera su CEO en el país a inicios de los ’70); y Marchionne, a quien recordó como “un grande enamorado de la Argentina”, alguien “que ayudó mucho” para los u$s 500 millones de su más reciente proyecto, el Cronos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo