El Cronista Comercial

Para evitar impuesto interno, automotrices congelan precios predevaluación

La fuerte suba del dólar llevó el precio de algunos modelos por encima de la base imponible del tributo al 'lujo'. Pagarlo significa un aumento de 25% en el valor, lo que deja a muchos fuera de mercado.

Para evitar impuesto interno, automotrices congelan precios predevaluación

A la delicada situación que atraviesa el mercado automotor se le suma otro problema con el que deben lidiar los gerentes comerciales de las automotrices. Desde hoy sube la base imponible del impuesto interno que pagan los vehículos que en teoría son 'de lujo' pero como el alza de ese piso no está en línea con la inflación y la última devaluación quedan mas modelos afectados, algunos incluso de gama media y de producción nacional.

En la misma sintonía y para no perder todavía más ventas, las marcas tomaron la decisión de mantener el valor de aquellos autos que están en el límite de la base imponible, para que puedan seguir siendo competitivos en precio (si hay alto stock) o directamente los retiran de la comercialización hasta que haya algún otro ajuste que beneficie las ventas. Para los consumidores puede haber una oportunidad para conseguir valores predevaluación.

Sueldos: qué piden los postulantes de los 10 puestos más populares

La plataforma de avisos de trabajo Bumeran dio a conocer el índice promedio de los salarios que los candidatos pretenden para los puestos más buscados. Según consignó en la investigación que llevó adelante la compañía con presencia en cuatro países (México, Venezuela y Perú, además de la Argentina), los cargos más requeridos comprenden posiciones diversas y, en consecuencia, los valores de las remuneraciones varían hasta un 93%.

En las automotrices, se discutió hasta anoche sobre qué hacer con los precios de esos vehículos que tienen un valor de alrededor de $2,3 millones al público. Si bien las cámaras que nuclean a las terminales habían pedido al gobierno que el alza de la base imponible del impuesto fueron mayor por el fuerte salto que sufrió el dólar, no se tuvo éxito. Los funcionarios advirtieron que de haber un cambio debía ser por decreto y había otras prioridades fiscales. Así, el tributo alcanza desde hoy a más vehículos de gama media y principalmente importados, cuyo precio se calcula en dólares. Sucede que importados son nada menos que el 70% de las unidades que se venden en el país. La base imponible subió casi 9,5% mientras que el dólar tuvo un incremento de alrededor de 35% en un mes.

Entrar en el grupo de los que pagan el impuesto interno significa tener un alza en el precio cercana a 25%, una diferencia de valor que deja fuera del mercado a varios modelos. Por eso las marcas intentan que no queden alcanzados nuevos modelos y toman dos caminos: mantener el valor de los autos al límite para que puedan seguir siendo competitivos (si hay alto stock) o directamente los retiran de la comercialización.

En cuanto a la nueva base imponible, a partir de hoy queda fijada en $1.626.763 (antes del IVA y la comisión), por el aumento del 9,48%. Esto significa que están afectados los autos que tienen un precio al público de alrededor de $2,3 millones o casi u$s38.000. Cuando asumió el gobierno de Mauricio Macri, este impuesto que se prometió sería dado de baja, alcanzaba a los vehículos de más de u$s 80.000.

Hay varios fenómenos que se destacan en el sector. Uno es que quedan afectados dos modelos de producción nacional como Vito y SW4, la última en su versión tope de gama mientras el modelo SR quedaría fuera. En Toyota  también ven otro tema con la RAV 4, cuya demanda fue muy alta en los últimos tiempos. Con el impuesto, se equipara el valor de la versión 4x2 con la 4x4.

En otras automotrices se prevé alguna adecuación con los modelos que están al límite. EnChevrolet  por caso, la Trailblazer y el Equinox Premier que bordean los valores afectados se mantendrían sin ajustes. En Honda, el Accord y CR-V pagarán el tributo.

Para el CEO de Hyundai, Ernesto Cavicchioli, debería mantenerse una base lógica para grabar siempre a los mismos tipos de vehículos.

"Un impuesto que apunta a autos que son importados o a nacionales con un gran contenido importado debería tener una base de actualización por tipo de cambio, no por inflación. Todo esto provoca que no haya precio o no haya oferta y distorsiona completamente el mercado", dijo.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo