El Cronista Comercial

Para Danone, el diseño de políticas sustentables requiere la unión de empresas con su competidores

Así lo aseguraron los ejecutivos a cargo del departamento de Sustentabilidad de Danone Argentina y Grupo San Cristóbal

Para Danone, el diseño de políticas sustentables requiere la unión de empresas con su competidores

El desarrollo de iniciativas de sustentabilidad en el sector privado precisa, cada vez más, la unión entre las empresas. Incluso entre competidores de una misma industria.

Así lo expresaron Ana Guerello, gerente de Sustentabilidad de Danone Argentina, y Exequiel Arangio, jefe de Comunicaciones Corporativas y Sustentabilidad del Grupo San Cristóbal, en el 14° Foro de Desarrollo Sustentable, que realizó esta mañana El Cronista y Revista Apertura. 

Según Guerello, de Danone, todavía es escasa la colaboración entre los distintos actores del ámbito corporativo. "Se avanzó, pero se deben encontrar soluciones conjuntas. La necesidad de colaborar implica abrir el alcance, buscar iniciativas que articulen a diversos sectores", afirmó. 

"Las organizaciones tienen que llevar a cabo un trabajo articulado con sus competidores, de forma colaborativa. Esta necesidad se evidencia aún más en este contexto de pandemia", coincidió Arangio, y agregó: "Estamos convencidos de que solo será posible alcanzar la sustentabilidad en los negocios si las empresas adoptamos una conducta responsable, basada en la ética y la transparencia para generar un impacto positivo".  

Para Danone, ser socialmente responsable es ocuparse de su operación "aguas arriba y aguas abajo", teniendo en cuenta toda la cadena de valor. "Ya en la década del ‘70, el fundador de la compañía habló de un doble propósito. Repetía la frase: 'No se puede medir el éxito de una empresa por sus resultados economicos, sino por su impacto en la gente y el medioambiente'. Hace unos años, esta visión se tomó como estrategia global de la firma", detalló Guerello, y enfatizó en que la sustentabilidad "no es un tema más en la gestión de la compañía". En este sentido, según la ejecutiva, la salud del planeta y la de los seres humanos están conectadas: "'One planet, one health', 'Un planeta, una salud' van de la mano". 

Asimismo, para Grupo San Cristóbal, es de vital importancia que las metas de sustentabilidad se lleven a cabo en todos los negocios de la compañía. "Es un principio cultural en nuestra organización, con importancia estratégica para el liderazgo y el aprovechamiento de las oportunidades", recalcó Arangio.

¿Cómo se traducen en la práctica estos valores? Para los ejecutivos, es necesaria la fijación de objetivos y, en consecuencia, el diseño de un plan para su concreción. "Analizamos qué programas colaborativos podemos implementar y, de ser posible, los adoptamos", señaló Guerello.

Danone asumió el compromiso de llegar a 2025 con todos sus empaques reciclabes al 100%, para disminuir así la contaminación medioambiental del packaging. Además, lleva adelante un programa de reciclaje intensivo, en conjunto con cooperativas de recuperadores urbanos. 

Por su parte, Grupo San Cristóbal medirá por primera vez en la historia de la compañía su huella de carbono, en el ejercicio fiscal 2019-2020. Además, trabaja en proyectos que apuntan a la diversidad y la inclusión, a través de productos destinados a incluir a sectores marginados en el acceso al sistema financiero.

"Por la crisis económica de la pandemia, muchas pymes con las que trabajamos se vieron golpeadas. Diseñamos instrumentos financieros para brindarles en el corto y el mediano plazo un sostén en pos de su continuidad", concluyó Arangio.