El Cronista Comercial

El Grupo PSA apuesta al Peugeot 208 argentino para recuperarse en América latina

Aunque sus ingresos se vieron golpeados por los efectos de la pandemia, la automotriz francesa logró esquivar las pérdidas. Optimismo de cara al segundo semestre por recuperación de demanda y la formalización de Stellantis, la fusión con Fiat Chrysler Automobiles

PSA redujo 81% sus ganancias en el primer semestre

Pese a que sus ventas en América latina fueron de las más golpeadas por la pandemia de coronavirus, el Grupo PSA apuesta a recuperar terreno en la región con el futuro lanzamiento del Peugeot 208, el modelo de u$s 320 millones que empezó a producir este año en la Argentina.

Así lo expresó el grupo, dueño de la marca del león, de Citroën, de DS y de Opel, en su anuncio de resultados del primer semestre de 2020.

“En una región particularmente golpeada por la crisis del coronavirus, con cuarentenas parciales, todavía, en muchos países durante julio, el market share del Grupo PSA está por encima del 3% por segundo mes consecutivo, con el segundo trimestre de 2020 más alto que el primero y, también por encima del segundo trimestre de 2019”, reseñó la automotriz francesa.

“Ganó cuotas de mercado en Chile, México, Colombia, Ecuador y Perú. En la Argentina, el grupo mantuvo un share de doble dígito (10%) y espera incrementarlo rápido, con el lanzamiento del nuevo Peugeot 208 que será producido en su planta de El Palomar”, destacó la compañía.

Contra caídas de más de 37% en el mercado automotor de América latina durante el primer semestre, las ventas de PSA en la región retrocedieron 37%, a 37.000 vehículos, informó. A nivel global, sus entregas se derrumbaron 46%, a algo más de 1 millón de unidades, con un declive del 47% en Europa y del 62% en China. Tanto en América latina como en China, los ingresos se redujeron en cerca del 35 por ciento.

Hace un mes, PSA reanudó su producción en la Argentina, paralizada desde marzo por el inicio de la cuarentena. Lo hizo ya con la puesta en marcha del nuevo 208, modelo cuya inversión anunció en diciembre de 2016. El grupo francés ya había sido uno de los más afectados por la crisis que golpeó a la industria automotriz argentina el año pasado. En 2019, produjo menos de 10.000 unidades, menos del 10% de lo que fabricaba hace una década.

Evitó pérdidas

El Grupo PSA logró esquivar las pérdidas en el primer semestre del año, al contabilizar un beneficio neto de 440 millones, lo que representa una disminución del 81,6% en comparación con el mismo período del año precedente. 

El presidente del consorcio, Carlos Tavares, afirmó que los resultados semestrales muestran la "resiliencia" de la empresa y subrayó que son "una recompensa" a los seis años consecutivos de trabajo intenso para incrementar la agilidad y rebajar el 'break even'.

"Estamos determinados a lograr una sólida recuperación en el segundo semestre y completar el nacimiento de Stellantis antes del primer trimestre de 2021", afirmó el máximo responsable de la multinacional francesa.

Entre enero y junio, PSA contabilizó unos ingresos de u$s 29.451 millones, lo que se traduce en una disminución del 34,4% en la comparativa interanual, mientras que el beneficio operativo fue de u$s 565 millones, un 96,7% menos.

La división de fabricación de componentes Faurecia obtuvo unas pérdidas operativas corrientes de u$s 186 millones, con una facturación de u$s 4383 millones, un 13,5% menos, mientras que Banque PSA Finance registró un beneficio operativo corriente de u$s 542 millones, un 9,7% menos.

El Grupo PSA tiene el objetivo de lograr un margen operativo corriente medio por encima del 4,5% para la división de automóvil en el período comprendido entre el 2019 y 2021.

El nacimiento de una nueva marca

Recientemente, el grupo francés cerró el acuerdo de fusión con Fiat-Chrysler (FCA) y conformó Stellantis. De esta manera, se convertirán en el cuarto holding automotriz más grande del mundo con ventas estimadas en 8,7 millones de unidades por año, por detrás de Volkswagen, Toyota y la alianza Renault, Nissan, Mitsubishi. Se espera que las firmas ultimen los detalles en el primer trimestre de 2021.

La entidad fusionada estará compuesta por las marcas Peugeot, Citroën, DS Automobiles, Opel y Vauxhall, por parte de PSA, y Abarth, Alfa Romeo, Chrysler, Dodge, Fiat, Fiat Professional, Jeep, Lancia, Ram y Maserati del lado de FCA.  Además, tendrá un consejo de administración formado por 11 miembros. La corporación italoestadounidense designará a cinco miembros y otros cinco serán nombrados por la francesa e incluirá dos en representación de los empleados de las dos empresas.