El Cronista Comercial
MARTES 16/07/2019

Nuevos liderazgos, nueva forma de pensar el respeto

Ya no se busca sumisión por parte de los equipos, sino que se espera que sean apasionados y jugados en las tareas con compromiso y opinión propia.

por  VERÓNICA CARABAJAL

Directora de Ocho Trazos, consultora en RRHH

0
Nuevos liderazgos, nueva forma de pensar el respeto

Qué entendemos por respeto? Es una pregunta que puede sonar extraña pero que vale la pena hacernos. Existen diversas definiciones. Repasemos una posible que circula en las redes sociales (sin autor definido):

"Consideración, acompañada de cierta sumisión y distancia, con que se trata a una persona o una cosa por alguna cualidad, situación o circunstancia."

Un número grande de entrevistas efectuadas sobre este tema a líderes y equipos de distintas organizaciones empresariales y ONGs nos dejan ver que sumisión, acatar y distancia no estarían siendo los ejes que describen hoy la forma en la que los líderes más aggiornados conciben el respeto en las organizaciones.

En realidad, algunos de los ingredientes actuales de la fórmula de respeto parecerían ser casi lo contrario. Hablamos de la habilitación al disenso y a la cercanía.  Ya no se busca que los equipos muestren respeto siendo sumisos, sino siendo apasionados y jugados en las tareas con compromiso y opinión propia. Buscar ser respetado como jefe ya no implica mantenerse distante o lejano. Es desde la confianza y la construcción de un día a día compartido con cierta informalidad el lugar donde se va forjando la fidelización y la "respetabilidad" de la que se hace merecedor un líder.  

En la relación jefe - equipo el respeto se concibe como un círculo virtuoso, en donde ambas partes son destinatarias de este bien precioso.  El equipo respeta al líder solo si lo valida como tal y lo valida solo si ve a un líder capaz de respetar, en este nuevo sentido, a cada miembro de su team.

Los líderes saben que el respeto ganado no es un beneficio más junto con los otros que acompañan la buena noticia de nombramiento a un cargo jerárquico. Es, más bien, un espacio a conquistar que solo puede ser ganado ya no desde el amparo que da la jerarquía sino desde otro lugar más abierto y atento a los otros.  

Hablar del nuevo sentido de respeto es hablar de líderes capaces de atribuir a la vida personal de sus equipos un valor relevante. Líderes capaces de gerenciar personas con nombre, apellido, saberes, sentimientos, circunstancias y ambiciones.

El liderazgo uno a uno es el camino que permite saldar distancias que restan y encontrar espacios de conocimiento mas profundo que habilitan conversaciones pertinentes, consejos de carrera, humor cotidiano, y el crecimiento de un vínculo de confianza capaz de hacer sentir en buenas manos a un equipo.

Son pocos los jefes que puestos a comentar aspectos sobre las características de los miembros de sus equipos logran dar más de dos o tres datos formales que además de ser escasos, son datos que no describen la realidad de quiénes son, qué piensan y qué sienten las personas con las que comparten ocho, diez o más horas por día.

Profundizando más aún, cabe agregar que un ingrediente clave que se suma en esta nueva conceptualización es la empatía. Es desde ese lugar, en el que alguien es capaz de ponerse en los zapatos del otro, desde donde se afianza la construcción de respeto.

Un jefe que busca liderar sin que la constante sea que sus equipos se adapten a él es un jefe que da espacio a la alteridad. Tener consideración de los estilos, los abordajes más fértiles o las tareas que más motiva a cada uno de quienes le reportan es ejercer una sumatoria de acciones respetuosas y validantes.

Son acciones respetuosas simplemente porque tienen en cuenta a otros y a cada uno como seres distintos, particulares y singulares, merecedores cada uno de ellos, de una mirada atenta.

En épocas donde abordar lo diverso, atraer y fidelizar al mejor talento es clave, líderes que sepan respetar en el sentido amplio de la palabra a cada persona de su equipo y que puedan, además, trabajar en pos de ser merecedores de respeto, sin duda serán una fuerte ventaja para las organizaciones en donde elijan estar.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo