El Cronista Comercial
VIERNES 19/07/2019

Ni las top ni las low cost, las marcas más afectadas por la crisis son las de gama media

Según un informe de Focus Market, este segmento perdió un 7,6% de participación en facturación durante la era Macri. En tanto, las más económicas crecieron un 10,4%.

Ni las top ni las low cost, las marcas más afectadas por la crisis son las de gama media

Las marcas situadas en la ancha avenida del medio de los precios, entre aquellas más caras y las más económicas, parecen haber sido las principales perdedoras en materia de consumo durante la administración de Mauricio Macri. Según un relevamiento llevado a cabo por la consultora Focus Market vía Scanntech, estas marcas fueron las que más cayeron en cuanto a unidades vendidas y facturación durante el primer trimestre de este año comparado con el mismo período del primer año del presidente de Cambiemos en el sillón de Rivadavia. En tanto, las etiquetas más económicas fueron las de mejor evolución, aunque en algunas categorías los productos premium ganaron la pulseada.

Desde el 2016, las marcas mayoristas y económicas pasaron de tener una participación en unidades del 32,6% a una de 42,8% en enero-marzo de 2019. En términos de facturación, su share se incrementó 6.2 puntos porcentuales de 21,5% a 27,7%. El protagonismo de las etiquetas mayoristas fue menor dado que la suba fue de 0,8% y 0,7% en facturación y unidades, respectivamente. Por su parte, la de las marcas más baratas fue de 10,4% y 9,7%, en el mismo orden.

Al compararlo con el primer trimestre de 2018, las marcas de precio medio cayeron un 3,2% en unidades, mientras que las más costosas tuvieron una baja de 2,5%. Si se aleja la lupa hasta 2016, el desplome fue aún mayor y, en el caso de la participación en facturación, el derrumbe de las medias es de 7,6%. En tanto, la caída de los productos caros fue mayor en términos de unidades vendidas, ya que pasó de una participación de 28,4% a una de 24,6% (-3,8%).

De las 22 categorías de productos relevadas, solo tres mostraron un crecimiento en el segmento premium y baja en la económica entre 2016 y 2019. Estos fueron la lavandina, que tuvo una diferencia superior de 14,7% en unidades y descenso de 4,7% entre las marcas más baratas; la mayonesa, que subió un 7,6% en las etiquetas top y cayó 1,5% en el otro segmento; y, por último, las esponjas que exhibieron un alza del 2,9% y un desplome del 4,3% para los productos de segunda y tercera marca.

Entre los que salieron victoriosos de estos últimos tres años, las cervezas y las gaseosas figuran en la cima del ranking. En esas dos categorías, las marcas económicas mostraron subas exponenciales. En el caso de la bebida alcohólica aumentó su participación en unidades un 27%, acompañada de una caída en las marcas medias de un 25,8% (la peor dentro del segmento medio) y en las caras de 1,2%. Las cervezas económicas alcanzaron casi la mitad del mercado en 2019, lejos del modesto 20% que ostentaban hace tres años.

Por su parte, las gaseosas se incrementaron un 20%, motivado más que nada por un movimiento de las etiquetas más costosas (bajaron un 14%) hacia otras más accesibles. A nivel de participación, las caras pasaron de un 48,7% en el primer trimestre de 2016 a 34,6% este año, cediéndole terreno a las baratas que superaron el 52% versus el 32,7% que tenían durante el primer trimestre de Macri en el Gobierno.

En el segmento mayorista, las subas no superan el 5%, siendo los enlatados de pescado la categoría que más creció en unidades con el 4,8%. Respecto a las caídas, la más pronunciada fue del 2,3% y correspondió a las pastas secas.

Otros de los productos que reportaron una marcada diferencia en cuanto a participación en unidades fueron la harina (+20% en baratas y -14% en caras), las salchichas (+13,8% en baratas y -15,8% en medias) y el aceite (+10,3% en baratas y -14,5% en la gama media).

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo