El Cronista Comercial

Neverland: con ingresos cero y casi 300 empleados, reclama la urgente reapertura

Al igual que el Parque de la Costa y otros centros de atracciones, este emblema del entretenimiento infantil, líder del sector, tiene cerradas todas sus sucursales, menos una. No factura desde marzo y dejó de pagar los sueldos a sus trabajadores, que en estos meses solo recibieron el ATP

Neverland: con ingresos cero y casi 300 empleados, reclama la urgente reapertura

Máquinas de juegos con sus luces apagadas, autitos chocadores estacionados, peloteros vacíos, locales en silencio y sin las risas de los más chicos. Los centros de entretenimiento llevan ocho meses cerrados y su futuro es incierto. Mientras se debate la continuidad del Parque de la Costa, los que siguen en pie intentan sobrevivir. 

Neverland Park es otra víctima de la cuarentena y cuenta los días para reabrir sus puertas: 31 de los 32 centros de atracciones indoor que la cadena cordobesa tiene en el país, líder en la industria, permanecen cerrados desde marzo, cuando se decretó el aislamiento. Solo abrió uno de ellos a mediados de agosto, ubicado en el centro comercial Alto del Solar, en Catamarca, que, en esta coyuntura, recibe menos de la mitad de personas de las que lo visitaban antes.

Los ingresos son nulos desde el inicio de la pandemia. "Estamos sin facturar, algo muy difícil de sostener para cualquier empresa. Pero esta situación no puede ser eterna. En algún momento, necesitamos dar vuelta la tendencia", expresaron fuentes de la compañía.

Para subsistir, recurrió a créditos con "tasas razonables" y "la ayuda de entidades gubernamentales". Por el momento, no hubo cierres ni despidos, pero dejó de pagar sueldos. 

Desde el gremio que nuclea a la actividad, el Sindicato Único de Trabajadores del Espectáculo Público y Afines (Sutep), precisaron que desde abril los casi 300 empleados solo cobran una suma correspondiente al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP). Según datos de la Anses, al igual que en los anteriores meses, Ares SA (la razón social de la firma) solicitó el ATP para parte de su personal en noviembre.

"Se logró que pague la totalidad de los salarios de marzo, cuando solo quería abonar los días efectivamente trabajados. Luego adujo que, como debió afrontar el 100% de las remuneraciones de ese mes, se quedó sin dinero para los siguientes. Ahora, se retomó el contacto con la empresa y esperamos lograr un acuerdo favorable. Se realizaron audiencias en el Ministerio de Trabajo, que otorgó un dictamen a favor de los empleados", detallaron desde el sindicato.

Desde la cartera laboral, confirmaron que "le corresponde cumplir con el pago del 100% de los sueldos". Dado el incumpliendo, la intimó.

El rubro será uno de los últimos en volver. Aunque los shoppings reabrieron, la apertura de la mayoría de sus salas de juegos todavía no fue autorizada. El Gobierno mantiene conversaciones con las cámaras del sector para permitir su retorno lo antes posible. 

La marca prevé aplicar en cada uno de sus locales el protocolo que confeccionó para el regreso en Catamarca. "Trabajamos junto con expertos de América latina en medidas de higiene y protección, en sintonía con las disposiciones oficiales", señalaron. 

"Los protocolos fueron enviados a las autoridades y esperamos la respuesta para reencontrarnos. Queremos volver a trabajar y recibir a nuestros clientes. Estamos preparados para ofrecer una diversión segura, como siempre", agregaron. 

El año pasado, para alentar la concurrencia a sus salas en medio de la caída del consumo, la firma, que además organiza eventos corporativos y festejos de cumpleaños en sus locales, lanzó un canal de compra online, pionero en la Argentina y la región. Allí, promueve la carga virtual de crédito en su tarjeta con promociones, desde cualquier dispositivo móvil, un aspecto valorado en la postpandemia.

En 2019, también inauguró un área para los más pequeños en Patio Bullrich, una sala en el Dot Baires Shopping y amplió la sede del Abasto, la más grande que tiene en el país. 

Con 6000 metros cuadrados distribuidos en dos niveles, este último centro de entretenimiento fue un boom cuando se creó en 1990. El mayor logro de la empresa fue colocar atracciones de parques abiertos dentro de un edificio. Entre ellas, sobresalen la rueda de la fortuna, el barco pirata y el trencito. 

Fueron sus últimas aperturas, antes de la llegada del coronavirus, que cambió la realidad de la compañía. Neverland teme no resistir los efectos de la crisis económica derivada de la pandemia y pide que autoricen urgente su vuelta.

Del Pinball al "País del nunca jamás"

La empresa nació en 1976 en Córdoba, cuando Marcelo Periales, su fundador, rentó máquinas de Pinball y juegos de video en un pequeño local de Jesús María, al que llamó Fascination. Su objetivo era crear espacios de entretenimiento para todas las generaciones, donde predominara la seguridad y la diversión.

En 1980, inauguró su primer centro de entretenimiento propio, bajo el concepto de esparcimiento familiar, con iluminación, colores y sonidos llamativos. Esta innovación significó un hito para la industria nacional y permitó su rápida expansión, con sucesivas aperturas en diversas ciudades en los años siguientes.

Cuando el fundador falleció en 2013, su sobrina Luciana Periales pasó a liderar la compañía, con el propósito de fortalecer su posición en el mercado y hacerla crecer aún más.

Su mundo de ilusión −inspirado en "El país de nunca jamás", la legendaria isla de Peter Pan, donde los niños nunca crecen y viven aventuras− la convirtió en el principal jugador del segmento, con presencia en 12 provincias y tres sucursales en Madrid y Zaragoza (España). Con 40 años de experiencia en la industria, tres millones de personas al año visitan sus parques.

En el país, existen alrededor de 200 centros de entretenimiento en 18 provincias, que emplean a 15.000 trabajadores. Hay dos tipos: los que cobran entrada para su ingreso y los que son de libre acceso, donde se abona solo por las atracciones que se utilizan.

La mayoría de ellos se encuentran nucleados en la Asociación Argentina de Parques y Atracciones (AAPA). Según la entidad, las pérdidas económicas del sector superan los $ 2000 millones desde el inicio del confinamiento. La concurrencia anual a estos espacios es de 37 millones de personas aproximadamente.

Shopping