El Cronista Comercial

Musimundo cerró 11 locales en la provincia de Buenos Aires

Hay más de 100 empleados despedidos. La empresa había salido del concurso de acreedores hace un año.

Musimundo cerró 11 locales en la provincia de Buenos Aires

La cadena de electrodomésticos Musimundo cerró, entre ayer y hasta el momento, al menos 11 locales ubicados en ciudades de la provincia de Buenos Aires. 

Se trata de las tiendas ubicadas en Mar del Plata, Olavarría, Tres Arroyos, Necochea y La Plata, entre otros, según admitieron fuentes cercanas a la compañía. 

Se trata de locales de CARSA, uno de los socios que integran Musimundo, que hace un año había logrado salir del concurso de acreedores. Según las mismas fuentes, se trata de locales en general chicos, de menos de 10 empleados cada uno, por lo cual sumarían más de 100 los empleados despedidos.

En los últimos meses y por un proceso de reestructuración, la empresa lleva cerrados cerca de 40 sucursales en todo el país. 

Mirá también

El Gobierno anticipó que los vuelos no vuelven el 1º de septiembre y puso en duda a El Palomar

El ministro de Transporte, Mario Meoni, dijo en un encuentro virtual que espera que los vuelos puedan reiniciarse en los próximos 60 días, en virtud de evaluación de las autoridades sanitarias sobre la pandemia. Además, volvió a insistir que "tener tres aeropuertos en Buenos Aires no es razonable". Así, sembró más incertidumbre sobre la continuidad de la terminal de El Palomar
Por NURIA REBÓN

Las sucursales ubicadas en las ciudades de Santa Fe, San Juan y Bariloche bajaron la persiana en abril pasado y en mayo dejó de operar uno de sus locales emblema en territorio porteño, situado sobre avenida Cabildo y La Pampa - ahora ocupado por la cadena de indumentaria Le Utthe -.

La chaqueña CARSA anunció hace una semana, mediante una carta enviada a la CNV, que se encontraba redefiniendo alternativas con sus proveedores para normalizar el abastecimiento de mercaderías. Además, inició un proceso de negociación con los bancos que participaron del proceso de reestructuración de su deuda en octubre de 2018.

En mayo pasado, la compañía había informado que no pagaría los intereses de las ON VIII y IX producto, justamente, de un desabastecimiento por parte de proveedores clave que generó un faltante de $ 706 millones en su caja.

Durante la última reunión de Directorio, realizada el 5 de septiembre, esta le pidió a la Gerencia que elabore una propuesta para regularizar esta situación de incumplimiento. "Este plan deberá contemplar la posibilidad de que la compañía pueda dar cumplimiento a todas sus obligaciones financieras y comerciales y aprovechar los principales meses de venta de la industria de electrodomésticos" apuntó en su escrito.

Shopping