El Cronista Comercial
MARTES 18/06/2019

Mumbai: la marca de trajes de baño que apuesta a todos los talles

Empezaron en su casa y hoy tienen cinco locales. Con seis talles, apuestan a que todas las clientas encuentren su bikini. Facturan $ 7 millones anuales.

Sin experiencia en indumentaria, Luciana Danduono y Matías Alfini (ambos de 27 años) fundaron Mumbai en 2015, una marca de trajes de baño para mujeres que este verano alcanzó las 26.000 unidades producidas. Danduono estudiaba para Contadora cuando se encendió su vocación emprendedora. En ese momento, Alfini era su pareja y decidieron crear una marca que les recordase a momentos felices como las vacaciones. Si bien ninguno había estado en contacto con géneros o máquinas de coser, la creatividad de Danduono y la perseverancia de Alfini hicieron que la marca se posicionara en su segmento y hoy cuentan con cinco locales: Palermo, Recoleta, Vicente López, Mar del Plata y Pinamar (los últimos cuatro abiertos solo en temporada).

Consiguieron los primeros contactos con talleres para arrancar con una tirada de 300 mallas que, hoy Danduono recuerda, sorprendía al proveedor por sus estampas. “Yo tenía la idea de que la gente no se iba a mover hasta un showroom solo por una malla lisa”, recuerda la emprendedora que recibía, en ese momento, a las clientas en el living de la casa de sus padres en Villa del Parque.

Invirtieron $ 90.000 de ahorros propios (y de una tercera socia) para las primeras prendas y la creación de la marca, que se hizo fuerte a través de Instagram. Hoy en su cuenta, que Danduono administra junto a su equipo, suma 313.000 seguidores. “Nuestro fuerte está ahí. Un día que no publicamos no se vende”, admite la fundadora de Mumbai que el año pasado facturó $ 7 millones y se hace cada vez más fuerte con sus ventas en e-commerce.

Luciana Danduono y Matías Alfini son los fundadores de la marca. 

En los inicios, los fundadores mantenían su trabajo en relación de dependencia para reinvertir todas las ganancias. Ella trabajaba en un estudio contable (y recuerda los meses de diciembre con la agenda repleta entre los balances y el mes fuerte de ventas de bikinis) y Alfini en una distribuidora de gas, y admite que recién en 2018 pudieron dejar sus puestos.

Por el momento solo venden trajes de baño femeninos, aunque también incorporaron una línea para niñas. Igualmente, los fundadores admiten que probaron con oferta para hombres e, incluso, lencería en invierno, pero para este año decidieron enfocarse en lo que son fuertes. “Ya estamos trabajando en la próxima temporada”, explican y agregan que la venta mayorista les permite financiarse porque empieza más temprano. Ya tienen más de 100 de estos clientes en todo el país y Alfini está en plena búsqueda de representantes en las provincias más grandes y en Uruguay.

Con un precio promedio que está en los $ 1490 al público, la marca ofrece 45 modelos que se venden tanto en conjunto como las piezas sueltas. Desde sus inicios, la firma se esforzó por que sus talles fueran reales y acordes a los cuerpos de sus clientas. Sin embargo, el año pasado dieron un paso más y ampliaron la curva de talles de tres a seis para que todas se sientan incluidas. “Queríamos hacerlo hace mucho, pero recién este año lo pudimos incorporar porque hacemos más cantidad y tenemos más poder de negociación con nuestro proveedor”, reconoce la emprendedora.

Por esta actitud, la diputada Cecilia Moreau, del Frente Renovador, los invitó al Congreso para hablar sobre la Ley de Talles y contar su experiencia.

En cifras

  • Fundación: 2015
  • Inversión inicial: $ 90.000
  • Facturación 2018: $ 7 millones
  • Cantidad de empleados: 12

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo