El Cronista Comercial

Molino Cañuelas sigue negociando su deuda

Coca-Cola llega con su bebida energética a América desde el año próximo

Ante versiones periodísticas, Molino Cañuelas salió ayer a reconfirmar que su principio de acuerdo con los acreedores de deuda sigue firme y que está avanzando para presentar la “documentación definitiva” al respecto.

Alcanzamos un principio de acuerdo con los Comités de Acreedores financieros, integrados por instituciones multilaterales de crédito y financieras internacionales y varios de los más importantes bancos públicos y privados nacionales, que representan un porcentaje abrumadoramente mayoritario del total de la deuda financiera, lo que nos augura un apoyo decisivo para continuar con nuestras operaciones industriales y comerciales, en forma normal”, destacó Juan Manuel González Capra, director de Asuntos Legales y Corporativos de Molino Cañuelas, a El Cronista. “Las partes están trabajando activamente en la instrumentación de la documentación definitiva, que esperamos cerrar lo más pronto posible”, dijo el ejecutivo de la empresa agroindustrial, controlada por la familia Navilli.

Molino Cañuelas busca reestructurar una deuda de más de u$s 1100 millones y ayer salió a reconfirmar que el principio de acuerdo alcanzado el 25 de febrero pasado sigue adelante, ante versiones en algunos medios periodísticos que sostenían que el Banco Macro pediría la quiebra de la alimenticia, por una deuda acumulada de poco menos de u$s 10 millones.

Al respecto, González Capra aclaró que se enteraron por los medios de las intenciones del Banco Macro y que desconoce si la entidad se comunicó con el Comité. De todos modos, aclaró, “la deuda con el Macro es poco significativa, no llega al 0,7% del total”. “El Banco Macro está representado por el Comité, pero no forma parte, ya que no negociamos individualmente con entidades con participaciones menores. El Comité representa a una mayoría abrumadora, que es lo determinante para homologar cualquier acuerdo”, remarcó.

Molino Cañuelas tiene 21 plantas industriales y más de 3500 empleados; elabora harinas, aceites, galletitas, panificados, pre mezclas para pizzas y alimentos congelados, entre otros, con las marcas Pureza, 9 de Oro, Cañuelas, Mamá Cocina y San Agustín. En septiembre pasado, tuvo que archivar su intención de salir a cotizar en las bolsas de Buenos Aires y Nueva York.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo