El Cronista Comercial

Milagros Brito: "La brecha cambiaria impulsó las ventas y compensó el golpe por las obras paradas"

La ejecutiva aseguró que "ya no se pueden vender enlatados. Hay que ofrecer productos y financiamiento a medida de cada cliente, sino no se vende".

Milagros Brito:

Milagros Brito es la presidenta de Vizora Desarrollos Inmobiliarios, una compañía que, después de meses de obras frenadas por la pandemia, encara dos grandes proyectos bien diferentes pero igualmente buscados por compradores que aprovechan la brecha cambiaria. La ejecutiva asegura que hoy su táctica de venta pasa por una financiación "a medida", flexible para la situación de cada cliente. Espera mejores tiempos de créditos a largo plazo y estudia el destino del codiciado terreno que poseen los accionistas que respaldan a Vizora en el Dique 1 de Puerto Madero. Cree que el metro cuadrado a u$s 7000 en esa zona porteña es competitivo.

Milagros Brito

¿La brecha cambiaria impulsó las operaciones en el mercado inmobiliario?

Si porque favorece a los clientes que tienen dólares y ante la incertidumbre que hay, quiere usarlos. Quien tiene los billetes hoy tiene un gran poder. Hay quien paga cash en dólares y le hacemos hasta 18% de descuento pero la mayoría opta por entrar en esquema financiado porque su negocio es en pesos. Esos clientes calculan que pueden pagar la cuota y si no llegan por alguna razón, tienen los dólares billete de back up que pueden salir a vender. Nosotros tomamos el valor del dólar MEP pero hablamos en billetes porque es lo que nos da referencia. La verdad es que hoy tenemos financiaciones casi a medida de cada uno de los clientes porque es la única forma de vender y fidelizar.

¿Cómo sería una financiación a medida?

Entendemos la situación de cada cliente y somos flexibles, no podemos vender enlatados. Los clientes suelen tener gran parte de ahorros en dólares, que usan para entrar al proyecto y después financia el resto en 30 meses. Pero no somos rígidos con los planes. Algunos prefieren cuotas, otros refuerzos porque cobran bonos, estamos atentos a cada caso y somos claros en lo que podemos ofrecer. La gente está tan confundida con todo el contexto que necesita claridad. Hay que pensar que tenemos tickets muy diversos, desde u$s 65.000 por un departamento en Remeros Beach hasta u$s 800.000 en un pent house en Link Towers, o locales y oficinas.

¿El aumento en las ventas entonces compensó el impacto de la pandemia?

Es difícil mesurar el impacto en dinero pero sí puedo decir que nos generó una demora de seis meses en el caso de la Link Tower de Puerto Madero, que además ya venía con algunas demoras. El año pasado fue un año de ventas muy malo para todo el sector. Siempre los de elecciones son años parados. Pero a partir de abril se revirtió la tendencia y las ventas empezaron a subir en ese proyecto y especialmente en Remeros, que tiene un ticket un poco mas bajo y por lo tanto más mercado. No solo se dio por la brecha sino por la incertidumbre que generó lo que empezó a pasar en los mercados. Eso nos permitió acomodarnos con el desfasaje que veníamos arrastrando de 2019 y quedamos muy bien parados frente a la obras.

¿Después de los traspiés judiciales en qué etapa está Remeros Beach?

Tuvimos que hacer todos los permisos de nuevo y retomamos las obras pero fueron momentos muy duros que dejamos atrás. Hoy estamos vendiendo Sky que son las primeras torres de este gran barrio que comprende 20 hectáreas y tiene una Crystal Lagoon que es una inversión enorme. Además hacemos toda la infraestructura del barrio así que financieramente tenemos un precio importante. En un momento no sabíamos como seguía el tema judicial y le ofrecimos a los clientes que se querían bajar, que les devolvíamos el capital. Pero se quedaron. Yo tengo que cumplir con los accionistas pero también con los clientes. Hoy están muy conformes y yo confío realmente en este proyecto como en toda la zona del corredor Tigre.

¿Tienen planes a corto plazo para el terreno junto al Link Tower del Dique 1?

Recibimos ofertas para co-desarrollar alguna marca internacional que quiere venir pero no estoy muy convencida. En Miami funciona mucho la torre de marca pero acá no creo que genere un valor agregado. Podría venderse pero no tenemos urgencia. Hoy tiene un valor que los accionistas están dispuestos a defender y las ofertas que escuchamos fueron muy tibias.

Shopping