El Cronista Comercial

Medicina prepaga: más controles para los planes parciales 'low cost'

El Gobierno los había habilitado en enero y ahora fijó una serie de pautas para estas opciones que surgieron como una alternativa a las fuertes subas que se viene acumulando en el sector.

Medicina prepaga: más controles para los planes parciales 'low cost'

Surgieron a principios de año como una alternativa a los planes tradicionales, en medio de las fuertes subas que se fueron acumulando en las facturas del servicio de salud privado como consecuencia de la crisis económica. Ahora el Gobierno resolvió ajustar los controles sobre los planes "low cost", como se denomina a los planes de cobertura parcial (PCP) que las prepagas ofrecen a sus afiliados.

Mediante la Resolución 1277 de la Superintendencia de Servicios de Salud, publicada este viernes en el Boletín Oficial, dispuso que los PCP deberán ajustarse a las normas y principios de la Ley N° 26.682, que establece el marco regulatorio para la medicina prepaga.

La citada norma regula, entre otros aspectos, los períodos de carencia o espera que "no pueden ser superiores a los 12 meses corridos desde el comienzo de la relación contractual para ninguna de las prestaciones cubiertas". Además, aclara que la declaración jurada de salud que los pacientes suscriban al momento de la afiliación "sólo podrá contemplar como preexistencia patologías o situaciones cuya prestación o tratamiento se encuentre contemplado dentro de la cobertura que el plan abarcará".

De esta forma, el Estado ajusta el marco regulatorio de los PCP que algunas prepagas, como Swiss Medical, ya ofrecen en el mercado y otras evalúan comenzar a comercializar. La opción permite dejar de prestar el 100% del Programa Médico Obligatorio (PMO) y de esa manera reducir la cobertura a algunas prestaciones básicas, con consenso del paciente según sus necesidades, abaratando el costo del servicio.

Actualmente, más de 6 millones de personas tienen servicios completos de prepagas. Cuatro millones tercerizan sus aportes desde sus obras sociales y entre 1,5 millones y 2 millones lo hacen de manera voluntaria: contratan el servicio por su cuenta.

Según una encuesta que se conoció esta semana, el 79% de los afiliados consideró cambiar el prepaga en el primer semestre. Los PCP buscan detener este éxodo. Pero además buscan captar a los 18 millones de personas que tienen obras sociales sindicales. En el presente, hay cerca de 14 millones que no tercerizan aportes a prepagas y que podrían comenzar a contratar servicios parciales. Eso, sin contar a las 17 millones de individuos que no cuentan con obra social sindical y que sí podrían pagar programas especiales de estas empresas.

Con un pie afuera

Una estudio difundido esta semana por el sitio MiObraSocial informó que el 79% de los usuarios de medicina prepaga consideró cambiar de cobertura en los primeros seis meses del año. Un número que se encuentra 20 puntos porcentuales por encima del general del sistema de cobertura médica integrado, además por las obras sociales sindicales.

En lo que va del año las empresas de medicina prepaga recibieron autorización para aumentar sus cuotas en cinco oportunidades: un 5% en febrero, 7,5% en marzo, 5,5% en julio, 6% en agosto y el 6% en septiembre.

Así, por cada $ 1000 de cuota de prepaga abonados hace 12 meses, se pueden pagar hasta $ 1560 este mes. A estos incrementos, se les sumarán otros dos del 4% en octubre y noviembre próximos.

En tanto, una persona sola de entre 20 y 30 años, que pagaba $ 2300 a finales de 2016 hoy por el mismo plan paga no menos de $ 4000; mientras que un matrimonio joven con dos hijos, que dos años atrás pagaba $ 5000, hoy paga cerca de $ 9000.

Con los dos incrementos que restan entrar en vigor, el valor de los planes habrá acumulado una suba del 44,7% en lo que va del año, y del 57% respecto de lo que valían 12 meses atrás.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo