El Cronista Comercial

Massacese, de PAE: "El desafío es ingresar dólares a través de una producción creciente y sostenida"

El Upstream Managing Director de Pan American Energy  prevé que el próximo año, el precio del petróleo se mantenga entre u$s 40 y u$s 45. Y que la industria debe hacerse "viable en un rango de precios que esté por debajo de eso"

Massacese, de PAE:

Continuar la actividad cumpliendo con los protocolos necesarios por la pandemia generó un sobre costo para Pan American Energy cercano a un 5%, según explicó Danny Massacese, Upstream Managing Directo de la compañía durante el 3er Energy Summit organizado por El Cronista y la Revista Apertura.

El ejecutivo con 25 años de experiencia en la industria en distintos mercados como Venezuela, Argelia y Estados Unidos, previó además que el año próximo el precio del petróleo se mantenga entre u$s 40 y u$s 45. Y que la industria debe hacerse "viable en un rango de precios que esté por debajo de eso"

Massacese relató los cambios que se impusieron en la actividad de la compañía durante la pandemia, que comenzó en marzo con la prohibición de circulación. Pero no fue solo eso, sino que la situación por el Covid-19 "se combinó con una importante baja de nuestro principal commodity: el petróleo".

Dijo que "fue tremendamente complejo. Hemos pasado muchas crisis pero esto era nuevo, no sabíamos por dónde empezar" y aún así, tomaron varias decisiones. "La decisión más importante fue mantener como sea un nivel de producción de petróleo y gas, tenemos que asegurar el suministro de gas a todos nuestros clientes. Además dijimos: tenemos que cuidar nuestra producción para suministrarle a nuestra refinería y mantener un nivel alto de producción o lo más cercano a lo óptimo posible porque necesitamos los dólares para tener una caja aceptable".

En paralelo, debían organizar a los empleados y los equipos que estaban operativos. "Decidimos quedarnos con los equipos de pulling que estaban activos y frenar la actividad de perforación y de workover para dedicarle mayor mantenimiento a la operación de campo. El personal de oficina pasó a hacer home office y las personas operativas de campo fuimos organizando para que no tengan contacto entre sí, rotándolas cada dos semanas. Los contratistas fueron divididos en tercios y medios para evitar contactos.

En plantas de tratamiento pasamos del esquema tradicional, a uno de permanencia en campo de 7 o 14 días", detalló.

En junio, ante ciertas condiciones que hicieron posible retomar la actividad la compañía comenzó con una "lenta pero sostenida recuperación en el nivel de actividad", aseguró Massacesse. En ese momento ya se alcanzó un 80% de la actividad que existía pre pandemia.

Antes de que se implante la cuarentena, PAE tenía 12 equipos de perforación en Cerro Dragón (su principal activo), 20 equipos de workover y 20 de pulling. Al día de hoy, ya tienen 16 equipos de workover, 20 de pulling y 7 de perforación.

La baja en los equipos de perforación, según el ejecutivo se dió "por un lado por las condiciones de mercado y por otro, asociado a las condiciones del covid.19". Pero desde julio aclaró que en Neuquén ya se recuperó el nivel de actividad que había antes de marzo.

La adecuación a las nuevas condiciones para operar generaron para PAE un costo extra que asumieron, del orden del 5%. "Tratamos siempre de trabajar de manera organizada y coordinada con proveedores y sindicatos. Si bien asumimos un extracosto de 5% en algunos casos, nos permitió mantener un esquema con los sindicatos como el de los petroleros privados con un esquema rotativo. Nosotros resignamos algo con la actividad, los contratistas sacrifican algo de márgenes y los sindicatos sacrifican el pleno empleo".

Algunos de los puntos importantes que señaló fueron la logística, a la que calificó de compleja "porque antes transportábamos en una camioneta a una cantidad de personas que ahora se lleva en dos, hubo cambios en los comedores y en los lugares de permanencia". Aún así, la adaptación fue exitosa según el ejecutivo, aunque todavía se trabaja para alcanzar niveles óptimos de producción. 

"Hay que seguir trabajando porque necesitamos seguir mejorando nuestros procesos y trabajando sobre los costos porque la única manera de seguir hacia adelante y mantenernos como un jugador importante dentro de la industria".

La proyección de PAE para el año próximo está en niveles similares al de éste. "PAE tiene una producción total de 230 mil barriles de petróleo equivalentes por día, de los que vendemos 208 mil y el resto se consume internamente. El año que viene prevemos una actividad similar a la actual, con este nivel de equipos y producción similar a la de este año", explicó Massacese y sumó que "esta industria demanda capital intensivo y estamos trabajando para ver de qué manera alcanzamos ese nivel de producción y sostenemos esta actividad que es muy importante para nosotros porque es lo único que nos permite crecer.

El precio del barril de petróleo es otra de las variables centrales para la evolución del negocio y según prevé el ejecutivo de PAE, aunque su deseo es que suba, se va a mantener entre u$s 40 y u$s 45. "El precio esta atado a las condiciones macro del mundo. Hoy está solo China creciendo con una demanda sostenida pero los demás países están todavía viendo si crecen o al menos salen de sus etapas recesivas. Por eso va a haber mucho presión sobre el precio del petróleo el próximo año y no vemos un precio muy alto"

El gran desafío para toda la industria será, concluyó Massacese, "hacerla viable en un rango de precios que esté por debajo de eso. Es la única manera de desarrollar Vaca Muerta y los no convencionales. Sino estamos condenados a seguir haciendo lo mismo no tener nuca una etapa real de crecimiento que tanto necesita el país para el ingreso de dólares fundamentalmente, por poder exportar. Ingresar dólares a través de una producción creciente y sostenida".