El Cronista Comercial
MARTES 16/07/2019

Más inversiones elevan impacto federal de agroindustria cervecera en la economía

Mayor productor de cebada de América del Sur, con 1 millón de hectáreas, el país da origen a una de cuatro cervezas que vende en el mundo Cervecería y Maltería Quilmes

Más inversiones elevan impacto federal de agroindustria cervecera en la economía

Con una extensión de cultivo cercana a las 55 millones de hectáreas, la cebada es uno de los cinco cereales más sembrados en el planeta. El mismo ocupa el cuarto lugar después del trigo, el maíz y el arroz. La Argentina no es ajena a este fenómeno. Son un millón las hectáreas sembradas en las provincias productoras que generan 3.741.000 toneladas anuales, de las cuales un 21% se consume en el mercado local y un 28% se comercializa en el exterior.

En los últimos años, el país ganó preponderancia en el mapa exportador y se convirtió en el principal proveedor de América del Sur. El sector cervecero representa un negocio de u$s 2400 millones, de los cuales se exportan u$s 500 millones, y es el segundo complejo exportador que más creció en los últimos 15 años, ubicándose en el decimotercer puesto en orden de importancia. El principal destino es Brasil.

Los datos se desprenden de una investigación realizada por la consultora Abeceb en conjunto con Cerveceros Argentinos, la cámara que agrupa a las principales cerveceras, malteras y productoras de cebada del país. Frente a este panorama, se impulsa el mercado local del cultivo y se fomenta la consolidación de una industria a la que los especialistas califican como “transversal”. “Tiene un impacto económico federal. Engloba a 15 actividades subproductivas y posee salarios que se encuentran un 90% por encima del promedio nacional”, confirmó Alejandro Berlingeri, director ejecutivo de Cerveceros Argentinos, en un desayuno que tuvo lugar en la redacción de El Cronista y del que participaron también Juan Ronderos, director de Abeceb; Gonzalo Fagioli, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Cervecería y Maltería Quilmes; Marisa Bircher, secretaria de Comercio Exterior de la Nación; y Juan Ouwerkerk, gerente de la Cooperativa Rural Alfa.

“El sector cervecero argentino es parte de una cadena de valor integrada por el mundo. Esto trae una mayor competitividad y da lugar a nuevos negocios”, afirmó el titular de Abeceb, mientras que Gonzalo Fagioli destacó que, en 2017, el consumo de cerveza mostró una recuperación, tras un período de estancamiento, llegando a los 45 litros anuales per cápita. “Países similares al nuestro en la región registran un consumo de entre 60 y 70 litros por año por persona. Hay oportunidades para seguir creciendo”, sostuvo el vocero de Cervecería y Maltería Quilmes, al tiempo que aseguró que “el verdadero origen de la cerveza se encuentra en los campos de cebada”. “Es su alma. Aporta el sabor y los nutrientes necesarios”, expresó.

Fagioli además comentó que gran parte del desarrollo de la industria en el país es resultado de las inversiones comprometidas por Quilmes para el período 2016-2020, que alcanzan los u$s 1800 millones. “Para fines de este año, vamos a haber ejecutado el 50% del desembolso comprometido. Estas inversiones estuvieron destinadas principalmente a aumentar la capacidad productiva de nuestras cervecerías y plantas de gaseosas ubicadas en todas las regiones del país (Buenos Aires, Capital Federal, Córdoba, Corrientes, Tucumán y Mendoza). Son clave para el crecimiento y el desarrollo de la categoría. Además de reforzar nuestro compromiso y confianza en el país, nos ayudan a continuar fomentando la industria nacional y el empleo local”, afirmó.

La compañía cultiva 285.000 hectáreas de la variedad cervecera en la provincia de Buenos Aires, donde produce la cebada que da origen a una de cada cuatro cervezas que la firma vende en todo el mundo. Al mismo tiempo, la empresa trabaja para optimizar los rendimientos del cultivo y apoya a los productores. Junto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), firmó un convenio de desarrollo genético hace más de 15 años. El mismo busca alcanzar una calidad superior de los ingredientes de manera constante a través de innovaciones agrícolas.

En relación al crecimiento que experimenta la cebada, Ouwerkerk señaló la relación que la corporativa tiene con Cervcería y Maltería Quilmes hace más de 30 años: “Nuestra planta tiene una capacidad de acopio de 125.000 toneladas y un sector, al que llamamos Quilmes, abastece a la cervecera con 40.000 toneladas anuales aproximadamente”.

Por su parte, la secretaria de Comercio Exterior de la Nación aseguró que el Gobierno avanza en la simplificación del sistema de exportación. “Las economías regionales poseen un peso importante. Por ello, tratamos de hacer menos burocráticos los trámites. Eliminamos ya muchos regímenes y resoluciones”, concluyó.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo