El Cronista Comercial

Mackinnon de Despegar: "Un buen líder nunca debe perder la humildad"

El gerente General para la Argentina y Uruguay del operador turístico se remonta a sus primeros pasos en la firma y cuenta que siempre estuvo relacionado al comienzo de proyectos incipientes o la formación de nuevos negocios

Sebastián Mackinnon es gerente General de Despegar para la Argentina y Uruguay, cargo que ocupa desde febrero de 2018. Ingresó a la compañía en 2015, como director Regional de vuelos y el año pasado se desempeñó como gerente General interino de Decolar, al frente de las oficinas en Brasil. 

En la 9° edición del CEO Profile, organizado por El Cronista y revista Apertura, Mackinnon cuenta que llegó a la firma gracias a uno de sus socios fundadores. "Me encontraba de vacaciones en una playa situada en el norte de Brasil cuando me crucé con uno de los creadores", revela el máximo ejecutivo de la empresa, quien, desde que inició su trayecto profesional, mantuvo en paralelo dos carreras: por un lado, su camino corporativo, que lo llevó a trabajar en grandes compañías como Kimberly-Clark, Molinos y Mondelēz, y por otro lado, su búsqueda como emprendedor, tanto dentro de las organizaciones en las que se desempeñó como por fuera de ellas.

"Siempre fui un poco entrepreneur y estuve a la caza de nuevos negocios o en el arranque de proyectos incipientes", dice Mackinnon, y agrega que Despegar le permitió unir ambias inquietudes. "Con una pata fuerte en el turismo y otra en la tecnología, Despegar es una empresa con un enfoque entrepreneur, donde hay espacio para emprender nuevas unidades de negocio como así también para liderar e impactar. Se juntaron las dos cosas y me atrajo la propuesta", afirma quien es licenciado en Administración de Empresas y tiene un MBA en la Universidad del CEMA.

De una u otra manera, en las corporaciones en las que trabajó, Mackinnon estuvo presente en el lanzamiento de nuevos servicios y productos o en la transformación de negocios ya activos que impactaron significativamente en la población. "Por ejemplo, estuve involucrado en e lanzamiento de la unidad tissue de Cleanex, cuando formaba parte de Kimberly-Clark", detalla. "También, integré el nacimiento de Diageo como tal. Estas empresas por las que he pasado, con el correr de los años, han multiplicado por 10 su facturación y su número de empleados", añade.

Para él, el foco en su gestión en Desepegar está puesto en motivar y desarrollar el talento para formar equipos de alta performance. "Desarrollar una visión de negocio inspiradora y construir organizaciones ágiles es fundamental", aclara.  

Según Mackinnon, el CEO del presente y del futuro debe liderar la transformación digital y su impacto en las operaciones. “Esto implica desde entender al consumidor e innovar en las experiencias que se brindan al cliente hasta saber comunicar y medir los cambios en el modelo de negocio", puntualiza, y considera que el liderazgo es una cualidad que se entrena.

"Uno aprende a perfeccionarse y a ser un mejor líder. Por eso, la humildad es un atributo que no se debe perder nunca. De lo contrario, uno no da lugar al aprendizaje y al crecimiento", reflexiona Mackinnon. 

En la actualidad, sostiene que su principal preocupación es la formación de equipos, en los que los integrantes entablen relaciones profundas entre ellos. "Mi desafío es coachear grupos de trabajo con miembros diversos. En Despegar, trabajamos mucho en equipo. Desde mi posición, no solo manejo las operaciones de un país, todos somos parte de un comité que trabaja de forma conjunta", comenta el gerente General.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo