El Cronista Comercial

Los salarios de los CEOs no encuentran su piso

Pese a venir de dos años de perder frente a la inflación, los sueldos de los altos ejecutivos vuelven a achicarse. Aunque parecía que 2020 ofrecía un repunte, la llegada del Covid-19 lo cambió todo

Los salarios de los CEOs no encuentran su piso

A fin de 2019 los CEOs cerraron sus acuerdos salariales y pudieron concretar arreglos beneficiosos en la mayor parte de los casos, claro que nadie vislumbraba una crisis sanitaria y económica como la que vivimos. Aun así, no pudieron recuperar los puntos que los últimos dos ejercicios vinieron perdiendo frente a la inflación. Medidos en dólares sus salarios siguen sin estar entre los mejores de la región.

En general, los aumentos estuvieron entre el 35% y el 45%, muy ligado a cómo fueron los resultados de las paritarias de sus sectores. Pero, más notorios fueron los casos de "ejecutivos que recortaron sus ingresos para acompañar la situación de su compañía y de lo que pasaba en los puestos por debajo de ellos", señala Alejandro Servide, director de Professionals y RPO de Randstad Argentina. "Otro dato es que es común que las empresas a mitad de año hagan un adelanto de los bonos, pero este año eso está frenado salvo las que tengan éxito en este contexto como fintechs, e-commerce, IT y bancos", agrega.

Según el último relevamiento de Mercer, realizado en mayo, 12% de las compañías encuestadas redujeron temporalmente el salario del CEO y otro 12% decidió no otorgar el incremento previsto. Incluso, según Federico Carrera, Managing Partner de High Flow - Grupo DNA, asegura que "en lo que va del año, el 39% de los CEO no consiguió el aumento planificado para este 2020".

"En los últimos años, los incrementos salariales de los CEOs estuvieron en línea con el resto de la población. Por lo tanto, sus salarios han perdido respecto a la inflación", cuenta Ivana Thornton, directora de Career de Mercer.

Para esta especialista, "la mayoría de las organizaciones vieron caer el valor de sus acciones en el mercado de valores. En esa línea, el público inversor no ve con buenos ojos que, si el accionista pierde, los CEOs se protejan y no sientan esa pérdida también", detalla.

En la mirada de Marcela Lomba, directora de Eveil, la veloz redefinición de las reglas de juego está haciendo que se consoliden las tendencias que se vislumbraban, como el crecimiento de las empresas que prestan servicios tecnológicos y las de logística. "Pero el achicamiento del PBI global en dos dígitos como se espera será un golpe en general. El comercio deberá reinventarse y adecuarse, y las desigualdades se profundizarán aún más de lo que venían haciéndolo", estima.

Este análisis le permite ahondar sobre las diferencias de ingresos entre los mandos medios y los directores. "Hay un ratio que mide la diferencia entre los salarios de los CEOs vs. el salario del empleado promedio. Ese ratio es hoy ocho veces mayor que en 1980. Con una crisis global cuya envergadura desconocemos, habrá también mucha presión social para disminuir estas desigualdades en un contexto donde la tendencia general de los salarios será a la baja", suma Lomba.

EFECTO PANDEMIA

Por su parte, Pablo Taussig, socio de Spencer Stuart, sostiene que aún "es muy pronto para saber la profundidad y duración del efecto del aislamiento. Aún no sabemos cómo impactará en los sueldos de los CEOs. En general, a las empresas les va a ir peor, así que la parte variable va a ser mucho menor. Y difícilmente los sueldos se actualicen. El ajuste de costos va a tener que comenzar por los de más arriba, así que lo normal va a ser menor compensación".

Un punto importante, que está en discusión son los bonos, siempre atados a rendimiento. "Por este contexto, seguramente no se vayan a cumplir los objetivos planteados. Esto hace que estos extras sean un tema de discusión pendiente que tendrán que dar las organizaciones", aclara Ana Renedo, socia de MR Partners.

Daniel Iriarte, director Asociado de Glue Executive Search, grafica el estado de los CEOs locales: "Hay sectores como el agro, farma, alimentación y negocios digitales que se vieron menos afectados y mantuvieron las previsiones de aumentos e incluso, en casos muy puntuales, dieron incrementos muy agresivos como estrategia de retención. Pero, el mercado overall se achica, por ende que el ejecutivo no pierda poder adquisitivo producto de la inflación ya es todo un mérito".

"Es importante ver cómo están actuando los CEOs, porque lo que ellos hacen repercute en la imagen personal y en la construcción de marca de la compañía. Mientras algunos están recurriendo a las habilidades blandas para generar un nuevo liderazgo, otros cobraron parte de sus salarios por la Anses", destaca Graciela Vinocur, gerente de BProfessional.

Algo similar ocurre cuando se amplía la mirada a los fuera de convenio en general. "Según los resultados de nuestro reciente Estudio de Compensaciones, Beneficios y Tendencias 24ta Edición Mayo 2020, en el que participaron más de 125 empresas de diferentes rubros, el incremento salarial proyectado para ellos en este año previo a la crisis del Covid-19 era de 38,6%; pero acorde a la situación actual, un 83% de las firmas participantes afirmaron que el mismo ha sufrido o sufrirá modificaciones", aclara Miguel Terlizzi, presidente de Hucap.

En cuanto a los que perdieron en este escenario de cuarentena están "las industrias dedicadas al turismo, hotelería, restaurantes. Son las que deberán esperar aún más para volver al ruedo, incluso en la nueva normalidad", observa Noelia Villagran, Talent Attraction Leader de HR de Auren.

MÁS ALLÁ DE LAS FRONTERAS

Para la región, los especialistas coinciden que hace unos tres años, medidos en dólares, los salarios de los ejecutivos locales eran buenos. "En ese entonces competían con los de Chile y México, pero hoy, después de las devaluaciones, la pandemia y el dólar blue subiendo eso quedó totalmente desfasado. Si miramos la tabla de los sueldos en dólares, los argentinos estamos de la mitad para abajo", describe Servide.

"La sucesiva devaluación de la moneda argentina hizo que, comparado con otros países, en dólares los CEOs locales sean de los que menos ganan cuando los cotejamos con países como Chile, Brasil, México, Colombia, Perú e, incluso, otros vecinos como Paraguay y Uruguay", suscribe Thornton.

Los salarios a nivel de CEO, en valores de tipo de cambio oficial, "rondan entre u$s 150.000 y 250.000 anuales, bono incluido. Estos valores son bajos comparados con la región. Actualmente, los países vecinos ofrecen compensaciones más atractivas para los ejecutivos argentinos. Hemos hecho búsquedas en las que, compitiendo con colegas de otras naciones, los argentinos fueron elegidos", explica Ricardo Bäcker, especialista en reclutamiento de ejecutivos de alto nivel.

HACIA ADELANTE

"En este marco, todas las compensaciones en moneda fuerte o acciones como LTIs (Long Term Incentives) hacen toda la diferencia para los CEOs y el C level en general. Las compañías que cotizan en bolsa, tanto argentinas como multinacionales, son atractivas por esto. Aquellas que otorgan equity, son muy atrayentes. Esto se da sobre todo en el mundo digital, donde se resigna en muchos casos salario por participación accionaria, lo que a la vez incentiva la performance del ejecutivo en la empresa", analiza Iriarte.

Sobre si se reactivarán las negociaciones salariales cuando finalice la cuarentena, Terlizzi advierte que "dependerá de la situación en la que se encuentren las empresas y la capacidad que tenga cada rubro de poner en marcha la rueda operativa del negocio. La reactivación tampoco será inmediata, por lo que 2020 podría considerarse ya, a esta altura, un año perdido para la mayoría de las organizaciones", advierte Terlizzi.

Entonces, como el personal "no cuenta con una cláusula formal que los proteja, en muchos casos los expone a ser nuevamente la variable de ajuste y a seguir generando el ya conocido problema de solapamiento salarial", resume el presidente de Hucap.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar