Vacaciones 2021: precios de carpas y sombrillas subieron 30%

Los valores aumentaron cerca de un 30% comparado al año pasado y hasta ahora se concretaron pocas reservas. Con el programa PreViaje, se accede al 50% de reintegro. El mapa de precios según la zona y los protocolos que se aplicarán.

Los principales balnearios de la Costa Atlántica ya empezaron a alquilar carpas y sombrillas para el verano con estrictos protocolos, de cara al inicio de una temporada turística diferente, que arrancó el 1° de diciembre.

Los precios aumentaron cerca de un 30% comparado al año pasado y varían a lo largo de las playas bonaerenses, en base a su ubicación, los servicios que ofrecen, la cantidad de días contratados y la quincena. En estas vacaciones atípicas, algunos concesionaros solo toman reservas diarias por visitante.

En el centro de Mar del Plata, se consiguen carpas por $ 45.000 en cualquiera de las dos quincenas de enero. En febrero, la quincena baja a $ 40.000 aproximadamente, de acuerdo a Nicolás Parato, secretario de Balnearios de Mar del Plata. Por día piden $ 4500 y en febrero, $ 3500. La temporada, en estos casos, cuesta alrededor de $ 120.000.

 

Fuera del centro, los precios se incrementan. En Playa Grande, por ejemplo, el día sale alrededor de $ 5000. La quincena en enero parte desde los $ 53.000 y el mes se va a $ 100.000. En febrero, los valores descienden a $ 43.000 aproximadamente los primeros 15 días, mientras que la temporada cuesta, al menos, $ 125.000.

En Punta Mogotes y las playas del sur, los precios bajan, dada la lejanía del centro de "La Feliz". En enero, la carpa cuesta $ 70.000, y la quincena, alrededor de $ 37.000. También se consiguen opciones por un día a $ 4300, por 10 a $ 27.000 y por semana a $ 20.000.

En tanto, el precio mensual promedio de las sombrillas en enero arranca en $ 70.000 en esta ciudad, mientras que en febrero sale $ 55.000 el mes. La quincena vale alrededor de $ 30.000 y el día cuesta desde $ 2000.

En Pinamar, el alquiler de una carpa por día ronda entre $ 2500 y $ 3500, mientras que por quincena varía entre $ 25.000 y $ 70.000, según la categoría del complejo. Las sombrillas más económicas valen entre $ 10.000 y $ 25.000 los 15 días y alrededor de $ 2500 diarios, según la Cámara de los Concesionarios de Unidades Turísticas Fiscales del partido de Pinamar.

En cambio, en Villa Gesell, los valores de las carpas bajan a $ 17.000 aproximadamente la quincena en enero, con un precio diario estimado en $ 1800, de acuerdo a la app de reserva Yappla. Las sombrillas se consiguen a $ 1500 por día aproximadamente y $ 9800 la quincena.

Las reservas son dispares según el sector. Ya hay un 30% de operaciones realizadas a la fecha, una cifra que dista de los números que tradicionalmente se registran en las puertas del verano. "A medida que nos adentramos en diciembre, aumenta la demanda poco a poco", señala Esteban Ramos, presidente de la Cámara de Empresarios de Balnearios y Afines (Cebra), y aclara que recién ahora hay consultas: "Hasta el momento, la mayor cantidad de reservas proviene de los mismos marplatenses". 

Teniendo en cuenta que la Costa recibirá menos turistas que en veranos anteriores, el rubro se las ingenia para incentivar la demanda. Es uno de los más promocionados por PreViaje, el programa del Gobierno que reintegra el 50% de los gastos en compras para vacacionar en 2021 en destinos nacionales.

Además, dependiendo de la estadía, algunos balnearios ofrecen hasta un 10% de descuento. Yappla, la plataforma que permite contratar de forma online espacios de sombra, tiene promociones y beneficios con distintos métodos de pago. La app espera triplicar las reservas en relación a 2019, debido al contexto sanitario. "Cuantos más días reservás, menos pagás", detalla Lucas de Almeida, cofundador de Yappla. 

A diferencia de los hoteles, que todavía no terminaron de definir cuáles serán las medidas de higiene y seguridad que incorporarán para cuidar a sus huéspedes, los protocolos del sector ya fueron aprobados por la Provincia de Buenos Aires.

Se aceptarán hasta seis personas por carpa y cuatro por sombrilla, para promover el distanciamiento social mínimo obligatorio y evitar la aglomeración de personas. Además, se utilizarán cintas o líneas demarcatorias para que los clientes no se pasen de una a otra. 

Los vestuarios y los sanitarios se habilitarán al 50% de su capacidad. Las piscinas se podrán usar dentro de horarios preestablecidos. Cada carpa y sombrilla serán desinfectadas cada dos horas y en los espacios comunes se les proveerá alcohol en gel a los concurrentes, que deberán circular con tapaboca en todo momento. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios