El Cronista Comercial

Los líderes humildes aseguran mejores resultados de negocios

Por el contrario, el exceso de carisma puede derivar en manipulación e ineficacia, asegura un gurú del 'management'

Los líderes humildes aseguran mejores resultados de negocios

Hoy, la personalidad es un atributo que define el estilo de liderazgo de los máximos ejecutivos. Y, en última instancia, si la conducción será efectiva o no y cómo repercutirá en los resultados de negocios de las organizaciones.

"El 65% de los estadounidenses dice que sus jefes son lo peor de sus vidas, a tal punto que hemos descubierto que sólo el 10% de ellos ejerce un liderazgo vinculado con la humildad, que busca potenciar a sus equipos de trabajo y dar lugar a la creatividad, mientras que, en cambio, el 90% lleva adelante un liderazgo egocéntrico y arrogante", asegura el doctor en Psicología Robert Hogan, estadounidense, fundador y presidente de Hogan Assessment, una compañía con más de 30 años de experiencia en consultoría que opera en más de 40 países. "La mayoría de los CEOs son narcisistas. Hay muy pocos de bajo perfil", refuerza este gurú del management.

Hogan cita el caso de Sergio Marchionne. Hasta poco antes de su fallecimiento, a mediados del año pasado, e desempeñó como director ejecutivo de FCA Automobile, la fusión entre Fiat y Chrysler. Cuando Marchionne llegó a la italiana, encontró una empresa quebrada, que perdía u$s 700 millones al año. No obstante, su gestión, que introdujo muchas novedades, salvó a la automotriz y le permitió seguir adelante.

Para el especialista, el escenario en América latina se agudiza. "Si los Estados Unidos, que es el país que lleva la delantera con las mejores prácticas de management, presenta estas cifras, en la región, la situación se agrava. Además, culturalmente, el continente americano tiende a tener un liderazgo carismático en distintos planos", afirma.

En 1987, este especialista creó un test que mide, en base a datos científicos y esquemas psicológicos, rasgos de personalidad, sacando a la luz el "lado oscuro" del temperamento humano.

Hoy, su método de evaluación, popularizado alrededor de todo el mundo, es utilizado por empresas de numerosas industrias para la elección de altos mandos, incluidas multinacionales radicadas en la Argentina. Hasta el momento, 30.000 personas ya fueron estudiadas bajo esta modalidad en el país y 8 millones, a escala global.

"Al estar apoyado en una base científica, otorga una mayor calidad en la búsqueda y el análisis de los candidatos, ya que permite una mejor adecuación de los aspirantes al perfil del cargo y la cultura de la empresa, además de reducir la duración de los procesos de selección y achicar las posibilidades de error", explicó Hogan.

"Naturalmente, somos atraídos por las personas carismáticas porque nos sentimos bien en su presencia. Sin embargo, demasiado carisma puede generar líderes ineficaces y manipuladores, ya que su tendencia a ser narcisistas puede alienar a quienes trabajan con ellos e impactar de forma negativa en los resultados financieros que obtengan las organizaciones", concluye el experto.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo