El Cronista Comercial

Los ingresos de Ford cayeron 30% en 2018

Fueron de u$s 5194 millones, frente a los u$s 7123 millones de 2017. En América latina, la plantilla se redujo 20%

La automotriz Ford anunció que registró una fuerte caída en sus ingresos en 2018. Su beneficio neto ajustado fue de u$s 5194 millones el año pasado, lo que representó una caída de 30% en comparación con 2017, donde llegó a los u$s 7123 millones. Los datos provisionales, que confirman la crisis que vive la compañía del óvalo, fueron presentados por la firma en la 'Deutsche Bank Global Auto Industry Conference' en Detroit (Estados Unidos), según informó hoy el diario español Expansión.

En 2017, el beneficio neto de la empresa había crecido 65,4%, a pesar de que había ganado u$s 971 millones menos en Europa. En ese continente Ford quiere volver a pisar fuerte y volver a la rentabilidad. Para ello, está pensando en poner en línea un plan de retiros voluntarios para sus trabajadores allí, que afectará a miles de empleados y busca reducir costos laborales.

"En los últimos 19 meses, hemos trabajado para remodelar y transformar nuestra empresa, afinando nuestra competitividad, realizando acciones para mejorar nuestra rentabilidad y rendimiento, e invirtiendo en nuestro futuro. Estas acciones apoyan nuestro impulso para satisfacer a los clientes de hoy, y los de mañana ", dijo el presidente y consejero delegado de la multinacional, Jim Hackett, en Detroit.

La compañía automotriz, que esta semana anunció una alianza con Volkswagen para construir vehículos medianos, terminó 2018 con una caja de u$s 23.100 millones y una liquidez de u$s 34.200. También, tuvo que hacer frente al pago de u$s 877 millones debido a sus planes de pensiones en los Estados Unidos.

En el último trimestre del año pasado, la terminal obtuvo un beneficio neto ajustado de u$s 1204 millones, dato que representó un 22,2% menos que en el mismo período de 2017, según datos provisionales que reprodujo Expansión.

El presidente de la división Mercados Globales de Ford, Jim Farley, afirmó que la compañía durante los próximos dos años renovará el 75% de su gama de productos en el mercado de los Estados Unidos. También, indicó que realizará un rediseño en la estrategia en Europa para ganar competitividad y rentabilidad. Allí, además, habrá un rediseño paralelo para agregar una línea de vehículos más enfocados en el cliente dentro de tres segmentos: vehículos comerciales, vehículos de pasajeros e importaciones.

La mejora en la estructura de costos también será buscada en China, país en el que se presentarán 10 nuevos productos entre las marcas Ford y Lincoln, en 2019, y más de 30 modelos para 2021.

En América latina, la plantilla de Ford se redujo 20% en 2018. "Esperamos poder financiar completamente nuestras necesidades comerciales, mientras mantenemos los niveles de efectivo y liquidez en o por encima de nuestro objetivo", sostuvo el director financiero del fabricante de automóviles, Bob Shanks.

El ejecutivo apuntó que a nivel global el volumen de ventas se mantendrá plano al cierre de 2019, en comparación con 2018, en un contexto en el que se puede producir una desaceleración de la tasa de crecimiento del PBI en los Estados Unidos, China y Europa.

A nivel global, Shanks prevé que el volumen de ventas se mantenga plano al cierre de este año en comparación con 2018 y que se produzca una desaceleración de la tasa de crecimiento del PIB en EE.UU., Europa y China.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo