El Cronista Comercial
MIÉRCOLES 17/07/2019

Los ‘feedlots’ registran un 56% de ocupación, el menor nivel desde 2016

El aumento de las tarifas, el precio de los alimentos y la caída de la reposición ponen en jaque a la actividad. El nivel pasó de 59% en diciembre a 56% en el primer mes del año

Los ‘feedlots’ registran un 56% de ocupación, el menor nivel desde 2016

Las cifras más recientes de los engordes intensivos de ganado alertan al sector, a tal punto que la Cámara Argentina de Feedlot (CAF) reveló que el nivel de ocupación en los corrales alcanzado en lo que va de enero es el menor en los últimos tres años. El informe último de encierre, correspondiente al primer mes de 2019, sostiene que la ocupación de los establecimientos sufrió una variación de tres puntos porcentuales. En la actualidad, es del 56%, por debajo del 59% registrado en diciembre. En 2016, había llegado a 53%.

De acuerdo al relevamiento de la CAF, los animales en recría a corral llegan a 39.000 cabezas, mientras que los animales en recría a campo totalizan 64.000 cabezas. En tanto, 70.000 cabezas corresponden a animales encerrados con destino cuota 481, como se conoce a las exportaciones argentinas de carne de feedlot a la Unión Europea.

Desde hace meses, la situación es crítica para la industria. La combinación de una serie de factores, como el aumento de las tarifas energéticas, la suba del precio de los alimentos y la caída de la reposición, ponen en jaque a la actividad. “El panorama negativo del engorde a corral profundiza en este momento el escenario observado en el último tiempo. La gravedad es mayúscula y preocupante”, expresó la entidad.

“El gran incremento de costos aumentó significativamente los gastos por cada kilo producido, lo que condujo inevitablemente a que la rentabilidad del feedlot sea negativa, generando importantes pérdidas para el sector”, describió el organismo.

Para la consultora Agroideas, la megadevaluación de 2018 impactó significativamente en el segmento: “El precio de los alimentos se elevó un 100%, sumado también a otros costos como el del combustible”. Según la consultora, en los últimos dos años, el mayor nivel de encierre en los establecimientos de engorde a corral provocó un importante volumen de animales con destino a faena. “Durante el último trimestre del año pasado, las pérdidas se incrementaron y el ingreso de hacienda a los corrales disminuyó, por lo que 2018 finalizó con bajos niveles de ocupación”, precisaron desde Agroideas.

La baja rentabilidad del negocio también se refleja en el índice de Reposición Feedlot, que en el presente es del 0,87%. “Esto significa que por cada animal vendido, se repuso menos de una unidad”, agregaron.

Las categorías que mayor participación tuvieron en el mercado en el último tiempo fueron tres: principalmente, “el ternero” (45%), el “novillo liviano” (19%) y el “novillito liviano” (16%).

El estudio que elabora mes a mes la CAF se realizó en base a la información de 65 establecimientos asociados. “Los datos suministrados por los socios corresponden a los movimientos de ingresos y egresos de animales de sus restablecimientos, a su capacidad de encierre y al stock final de cada uno”, detalló la CAF. Y agregó: “La debilidad se comprueba mes a mes. Se deterioran los resultados del negocio, lo que conlleva a un quebranto en cada animal terminado. Además, esto se da en un marco general complejo, donde el acceso al financiamiento es casi imposible con tasas que rondan el 75%, y donde el programa de presión impositiva decreciente planteado por el Gobierno parece no llegar nunca”.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo