El Cronista Comercial

Los autos se preparan para salir de la cuarentena: se duplicaron las ventas de baterías

Esperan que la demanda aumente hasta un 40% en el próximo mes. Las plantas trabajan al 50% y casi no hay mercadería importada

Los autos se preparan para salir de la cuarentena: se duplicaron las ventas de baterías

Los vehículos inmovilizados por las restricciones para circular en la cuarentena dispararon la demanda de baterías para autos. Desde el inicio del aislamiento, fabricantes y distribuidores duplicaron las ventas en algunos casos y el faltante de stock aumentó un 30% los precios.

Esperan que la demanda sea mayor en las próximas semanas, de hasta un 40%, cuando el Gobierno flexibilice las medidas y la gente vuelva a usar sus autos.  

En los primeros días del confinamiento, las fábricas, situadas en su mayoría en la provincia de Buenos Aires y algunos puntos del interior, estuvieron inoperativas. Desde que volvieron a funcionar, tienen un nivel de producción del 50% comparado a los volúmenes pre-pandemia.

Ventas de autos: quiénes ganaron la guerra de precios en junio

El Chevrolet Onix, con 2093 unidades vendidas, fue el auto más vendido de junio. El número representa un crecimiento interanual del 44,6%. El compacto fabricado por General Motors también fue el más vendido en el acumulado del año, con un 5,7%, menos que en la primera mitad de 2019, según los datos de la Asociación de Concesionarios de Autos de la República Argentina (Acara).

A ello se le suman las limitaciones para importar. Según fuentes del sector, el 70% de la oferta del mercado local proviene del exteriorEntre las marcas líderes se encuentran Willard y Autobat (de origen nacional), Bosch, Prestolite, Varta, Elliar y Moura (de origen extranjero). La mayoría de las unidades que llegan a la Argentina de estas últimas son producidas en Brasil (incluso las que tienen matriz en Europa y los Estados Unidos).

Moura tiene una ensambladora en la localidad bonaerense de Pilar. Desde la unidad que abastece a talleres mecánicos y distribuidores, cuentan que sus ventas se duplicaron y los precios subieron un 20%. "Igualmente, aunque el nivel de producción bajó y las importaciones se resintieron, se están empezando a normalizar los plazos de entrega", aclaran. 

Autobat estuvo frenada hasta mediados de mayo. "Hoy, operamos al 50% y con la mitad de los empleados en turnos rotativos", afirma Pablo Di Leva, ejecutivo de la empresa. Aunque no precisa cuánto subió la demanda, señala que el incremento fue "sustancial". 

En MercadoLibre, creció un 96% el número de baterías vendidas en mayo versus marzo. Aunque el porcentaje fue menor en junio, la tendencia siguió en alza en la plataforma: se vendieron un 62% más en junio contra el tercer mes del año. 

Las fábricas trabajan al 50% 

"Después de varias semanas de permanecer estacionado el auto y sin darle uso, la batería, que tiene una vida útil de entre dos y tres años, se desgasta y necesita un recambio", dice Sebastián Francovig, dueño de Battery Shop, negocio con 10 años de trayectoria ubicado en Avenida Donato Álvarez, que realiza envíos a domicilio en Capital Federal y alrededores. 

Francovig explica que, al margen de la cuarentena, en el invierno aumenta la demanda. "Al auto le cuesta más arrancar con las bajas temperaturas. Por eso, en esta época suben los pedidos", sostiene.

En los últimos días, el comerciante vendió un 20% más. Pero tiene poco stock. "Con el parate de las plantas, en abril y mayo las ventas se frenaron porque no había mercadería. Ahora hay más producto, pero es escaso. No tengo nada de Elliar, Varta y Moura, que vienen de afuera", describe.

En consecuencia, Battery Shop aumentó un 30% los precios desde marzo hasta la fecha. "Cada vez que compraba mercadería, me encontraba con nuevos incrementos. Tuve que trasladar la suba a los valores de cara al consumidor", asegura el dueño, y agrega que siete de cada 10 ventas son con tarjeta de crédito y en 12 cuotas con interés. 

Generalmente, Battery Shop comercializa 500 unidades mensuales. El 90% son baterías de 12x65 y 12x75, que cuestan entre $ 8000 y $ 9000 las más caras. Para los camiones, que suelen necesitar dos, el precio aumenta considerablemente: cada una sale alrededor de $ 20.000.    

Interbat −importador directo de Prestolite y representante oficial y distribuidor de Willard, Autobat y Moura con 20 años en el mercado y cinco sucursales− registró una suba de las ventas del orden del 70%. Desde un local de Norauto −que también tiene otros en la zona norte, sur y oeste de la provincia de Buenos Aires− esperan un aumento del 40% de la demanda en el próximo mes. 

El invierno es una época de alta demanda 

En los últimos días, aparecieron ofertas. Renault lanzó una bonificación del 20% para sus clientes, vigente durante julio y agosto. Para motores nafteros, la batería sale $ 6790 y para diesel, $ 7795 (precio con IVA incluido). La marca es Clarios Energy Solutions Brasil LTD y el descuento alcanza el 25% para socios del plan Mi Renault. 

Desde la automotriz del rombo cuentan que se anticiparon a la suba de la demanda y decidieron acompañar al consumidor en este contexto. "Calculamos entre un 15% y un 18% de incremento de las ventas", adelantan. Easy también sacó una rebaja del 10%. Consultada por este medio, la cadena prefirió no realizar declaraciones.

¿Por qué hay descuentos en un momento donde no hay stock? En el rubro autopartista explican que la baja demanda de las terminales por la caída de la producción automotriz permite compensar la alta demanda del canal post-venta.

"Como la fabricación de cero kilómetros se redujo notablemente, las automotrices tienen stock que ahora intentan venderles a los consumidores de forma directa. Lo mismo pasa con los retailers, que, como ocurre con otros tantos artículos, compran lotes. Si no logran venderlos, tratan de sacárselos de encima, ya que, además, tienen fechas de vencimiento. Las baterías de plomo se descargan con el tiempo", concluye una fuente.