Loma Negra ingresa en horas críticas por el conflicto gremial que la paraliza

Mañana habrá una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo con AOMA, el gremio de mineros, que reclama en la proveedora de piedra de la cementera. La empresa hace todo lo posible para llegar a esa audiencia sin tener que cortar despachos por falta de stock

Con una próxima reunión agendada recién para mañana, martes, en el Ministerio de Trabajo, Sergio Faifman, CEO de Loma Negra, está tocando todos los botones de su tablero de comando para llegar con la provisión de cemento hasta entonces. Su planta L'Amalí, de Olavarría, que genera el 70% de la producción de la empresa, está paralizada desde hace 10 días por un conflicto gremial que protagoniza su proveedora de piedra caliza, Minerar.

La semana pasada, las dos reuniones, que se desarrollaron el miércoles y el viernes en la cartera laboral con la Asociación Obrera Minera de Argentina (AOMA), fracasaron. Loma Negra, que pertenece al grupo brasileño Camargo Correa, está a horas de agotar su stock de cemento. Una vez que eso ocurra, no tendrá otra opción que interrumpir el abasatecimiento al canal mayorista. Sería un golpe duro para la industria de la construcción, que dio señales de recuperación en la pospandemia: Loma Negra abastece el 45% del cemento del país.

"AOMA pone en riesgo la producción de cemento de la Argentina", se titula una solicitada que la empresa publicó el fin de semana. Faifman fue mucho más severo. "La extorsión no va", declaró al portal platense Infocielo.

La disputa tiene arrastre desde octubre. Según AOMA, los trabajadores de Minerar -unas 100 personas- deberían estar encuadradas bajo el convenio de la rama Cemento y no en Piedra y Cal, que los rigió 20 años. AOMA inició acciones de fuerza. Tras varias conciliaciones obligatorias, el Ministerio de Trabajo dictó la última el jueves 3 de diciembre. El gremio no la acató y el sábado 5 Loma Negra apagó los hornos de su planta L'Amalí, de Olavarría, por falta de insumo. No tuvo otra opción: ya venía trabajando "a rueda muerta": es decir, con los equipos trabajando a un kilómetro por hora, como último esfuerzo para postergar lo inevitable.

Héctor Laplace, secretario general de AOMA, definió a Minerar como una "hija menor" de Loma Negra. Sugirió un vínculo accionario que sustenta su reclamo de encuadre. "No hay nada. Minerar es del grupo Paolini", aclaró Faifman, para quien el conflicto carece de sentido.

En su solicitada, Loma Negra calificó de "irrazonable", "ilegítima coacción" y "abusiva" a la medida. Aclaró que el encuadramiento del personal de AOMA tiene más de 20 años y fue ratificado por la actual conducción del sindicato a través de dos actas, negociadas en 2013 y 2018. Puntualizó, además, que las paritarias de los últimos años llevaron a aumentos superiores a los de la rama Cemento. Precisó que, actualmente, el salario promedio bruto de un trabajador de Piedra y Cal es de $ 110.000 mensuales.

Según el CEO de la cementera, AOMA aprovechó el repunte que tuvieron los despachos de cemento en los últimos tres meses - sólo en noviembre, crecieron 28% interanual, su mejor performance en 36 meses- "para entablar este conflicto y esta extorsión hacia Loma Negra; no lo entendemos".

Denunció una maniobra del sindicato para, con el cambio de encuadramiento, forzar que la provisión de piedra deje de ser un servicio tercerizado y el gremio, así, pueda meter gente propia en L'Amalí, que en estos días está concluyendo una inversión de u$s 350 millones para ampliar 40% su capacidad de producción. Para la empresa, este timing no es casual.

El miércoles, mientras fracasaba la primera gestión por destrabar el conflicto, el Indec informaba que, en octubre, la industria de la construcción había crecido 4,3% contra septiembre y superó en casi 9% su nivel de actividad pre-covid. "Dado que nuestra compañía produce aproximadamente el 45% del total de cemento de la Argentina y que el cemento no es un producto que pueda importarse fácilmente, el conflicto impulsado por AOMA pone en riesgo el abastecimiento, en un momento en que el sector de la construcción está contribuyendo a movilizar una economía fuertemente impactada por los efectos de pandemia", señaló Loma Negra en su solicitada.

El martes, gremios y empresas volverán a verse las caras. Faifman no se expresó optimista. "Si la posición de AOMA continúa siendo irracional, va a ser para largo y accionaremos legalmente contra Minerar. Y tendrá que ser Minerar la que accione legalmente por sus derechos", anticipó.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios