El Cronista Comercial

Las pérdidas de Nissan hunden a Renault por primera vez en 10 años

El grupo registró pérdidas de 141 millones de euros en 2019, por el descalabro de su socia china y un mal resultado operativo. Como respuesta, la compañía anunció recortes de 2.000 millones y no descarta cerrar plantas como parte del plan de ajuste    

Las pérdidas de Nissan hunden a Renault por primera vez en diez años

Por primera vez en diez años, el grupo automovilístico francés Renault entró en números rojos al registrar unas pérdidas netas de 141 millones de euros, frente a los 3.302 millones de ganancia que obtuvo en 2018,.

Según datos publicados hoy por la empresa, las razones del balance negativo fueron el descalabro de la contribución de sus socios chinos y Daimler, pero sobre todo de Nissan. La firma nipona contabilizó unas ganancias netas de 39.273 millones de yenes (327,5 millones de euros) en los nueve primeros meses del año fiscal 2019-2020, que va de abril a diciembre del año pasado, lo que significa un fuerte descenso del 87,6% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

De esta manera, contribuyó con 242 millones de euros a los resultados de Renault el pasado año, tras los 1.509 millones de 2018. Los socios chinos y Daimler, en conjunto, acarrearon rojo de 432 millones de euros, frente a los 31 millones positivos de un año antes.

La crisis se refleja en la caída de las ventas de Renault en mercados importantes como Argentina, Turquía y Argelia. Las matriculaciones del grupo del rombo cayeron globalmente un 3,4%, hasta 3.753.723 vehículos. En Argentina y Chile, ante el descalabro comercial sufrido, unido a la depreciación de sus divisas, el grupo francés decidió proceder a una depreciación de activos por 300 millones de euros.

Como si fuera poco, las expectativas no son mejores. La compañía prevé una caída del mercado mundial. Antes de la aparición de la epidemia del coronavirus en China, Renault ya calcula que su facturación en 2020 se mantendrá en el mismo nivel que el año pasado, mientras que su margen operativo se quedará en una horquilla del 3-4%, por debajo del 4,8% de 2019, con un flujo de caja positivo antes de integrar costes de reestructuración. La facturación descendió un 3,3%, hasta 55.537 millones 

El grupo anunció como respuesta un plan de revisión de costos de 2.000 millones de euros en tres años que podría implicar incluso el cierre de plantas, según afirmó la consejera delegada, Clotilde Delbos. 

Tras el anuncio, las acciones de Renault estuvieron en una montaña rusa durante la jornada.  de vaivenes este viernes tras el anuncio de los resultados de 2019. Sus títulos bajaron un 4,48% tras la apertura del mercado parisino y eran el valor del índice selectivo que más perdía. Pero horas después, al anunciar un plan de recortes de 2.000 millones de euros, los títulos se dieron vuelta y comenzaron a subir.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo