El Cronista Comercial

Las 'low cost' ya ganaron el 17% del mercado de cabotaje

En el primer semestre Flybondi, Norwegian y JetSmart se quedaron con ese porcentaje, a expensas de Aerolíneas, Latam y Andes. Sólo en junio, la participación de las tres alcanza el 19%

Las 'low cost' ya ganaron el 17% del mercado de cabotaje

A un año y medio del inicio de los vuelos, las aéreas low cost ganaron el 17% del mercado de cabotaje durante el primer semestre del año. Si se toma en cuenta sólo junio, la participación trepa al 19%.

En la primera mitad del año pasado, sólo captaban el 4%, ya que sólo operaba la argentina Flybondi, que despegó por primera vez en enero de 2018. Entre enero y junio de este año, la aérea se quedó ya con el 9% del mercado; la noruega Norwegian, que comenzó a volar en octubre pasado, captó el 7%; en tanto que JetSmart, del fondo Indigo Partners, se quedó con el 1% restante, según datos de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). Cabe aclarar que esta última comenzó a volar recién en abril pasado; si se toma en cuenta su cuota sólo en junio pasado, asciende ya al 4%.

El informe de la ANAC sobre pasajeros y vuelos de cabotaje e internacionales da cuenta del mercado ganado por las low cost, a expensas de las aéreas tradicionales, especialmente la estatal Aerolíneas Argentinas y la chileno-brasileña Latam.

Aerolíneas Argentinas  captó, en el primer semestre, el 64% del mercado de cabotaje, 7 puntos menos que en igual período de un año atrás y 10 menos que en la primera parte de 2015, cuando sumaba una participación del 74%. Sin embargo y pese a perder parte de su cuota, en cantidad de vuelos y pasajeros creció 27% y 41%, respectivamente: pasó de operar 36.883 vuelos de cabotaje entre enero y junio de 2015, con 3,41 millones de pasajeros, a realizar 46.916 vuelos, con 4,83 millones de personas.

Latam, en tanto, redujo su cuota de mercado de 16% a 15% en un año, mientras que en cuatro años perdió 8 puntos, ya que en el primer semestre de 2015 captaba el 23% del mercado de cabotaje. A diferencia de Aerolíneas, redujo un 17% el número de vuelos, a 7.717 este semestre, 1608 menos; pero en pasajeros creció un 4% desde 2015, al pasar de 1081 personas trasladadas a 1146 este año. Esta diferencia se verifica en la ocupación de sus vuelos, que creció de 70% a 86% en cuatro años.

La empresa dio de baja ciertas rutas, las menos rentables, para mejorar sus números en rojo, afectados, como en los del resto de las aéreas, por la devaluación del dólar y su alto impacto en los costos, en su mayoría en la moneda estadounidense, en un contexto de tarifas a la baja por la mayor competencia. Por ejemplo, cerró las rutas de Buenos Aires a Bahía Blanca y San Juan, además de otras internacionales.

Andes Líneas Aéreas, en tanto, captó apenas el 3% en el semestre, frente al 7% de un año atrás; en 2015, solo aportaba el 1% del mercado. La empresa, que comenzó a operar hace 13 años y que había logrado cuadriplicar pasajeros y rutas entre de 2016 a 2017, debió volver a achicarse durante el año pasado, en virtud de los altos costos y la pérdida de rentabilidad. En octubre, redujo su estructura un 30%; devolvió cinco aviones en leasing, se quedó sólo con los cinco propios y redujo el número de empleados, en un intento de lograr equilibrio sus cuentas. Este año, eliminó algunas rutas y otras sólo las opera en alta temporada.

Avianca Argentina, que había despegado en noviembre de 2017 como aérea tradicional (no low cost), figura con el 1% del mercado entre enero y junio, pero dejó de operar a principios de este mes; hasta entonces, mantenía apenas dos rutas de las cinco que llegó a operar y, por su delicada situación, la venta de pasajes era cada vez menor. Hacia fines del año pasado, llegó a captar el 2% del mercado. Tiene permiso de la ANAC para no operar durante 90 días, a partir del 9 de junio pasado, para ganar tiempo en un intento de lograr recibir, en ese lapso, el apoyo financiero necesario (de su accionista Synergy Group, en crisis en Brasil y Colombia, o de uno nuevo) para reanudar operaciones.

En tanto, Flybondi, Norwegian y JetSmart continúan con sus planes de expansión. Flybondi fue autorizada ayer por las autoridades brasileñas a operar vuelos internacionales y, a partir de octubre, prevé unir El Palomar con Río de Janeiro. Sería la primera low cost en operar esa ruta. Norwegian anunció hace un mes que prevé duplicar las seis rutas que opera actualmente a partir de septiembre, cuando prevé iniciar vuelos a Ushuaia, entre otros destinos. En tanto, JetSmart ya opera 18 rutas, 17 de ellas de cabotaje, y prevé sumar dos aviones más en 2020.

Récord en pasajeros

Los pasajeros de vuelos de cabotaje crecen a cifras récord, gracias al ingreso de nuevas aéreas y la reducción de las tarifas en pesos, por la mayor competencia, en un contexto inflacionario también récord, y al encarecimiento de los viajes al exterior por la devaluación.

En junio, viajaron 1,19 millones de pasajeros en vuelos regulares de cabotaje, 26% más que en igual mes de 2018. Es el máximo crecimiento mensual interanual en que va del año, por encima del 23% de alza de mayo. Y es la primera vez que en junio se supera la barrera del millón de pasajeros, en el mes que históricamente es el de menor demanda, según informó el Ministerio de Transporte de la Nación, en base a los datos de la ANAC. Frente a junio de 2015, el alza es de 82%.

En el primer semestre, el aumento en pasajeros de cabotaje acumula un alza de 18% interanual, a 7,6 millones de personas. Los vuelos, que crecieron un 9% interanual en el semestre, a 11.211, promediaron un 78% de ocupación, lo que implica una mejora de 3 puntos.

Por otro lado, por primera vez en el año crecieron los pasajeros internacionales, que venían en franca caída. En junio, viajaron 1,07 millones de pasajeros, un 3% más. En el semestre, acumulan una baja de 5%, a 7,45 millones.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo