El Cronista Comercial

Las empresas ya diseñan sus oficinas para el día después de la cuarentena

Menos densidad humana, más teletrabajo, puertas automáticas y PVC en vez de metales, las opciones bajo estudio.

Las empresas ya diseñan sus oficinas para el día después de la cuarentena

El fin de la cuarentena ya plantea un desafío para las empresas: volver a la normalidad. Incentivar el home office, cambiar el layout de los espacios de trabajo y hacer una vuelta a la oficina paulatina son ideas que empiezan a circular en las gerencias.

"En las últimas semanas tuvimos varias empresas que, al contrario de lo que sucedía antes, ya nos están pidiendo desdensificar las oficinas para la prevención del Covid-19. El cálculo con el que trabajábamos era de una persona por cada 8 metros cuadrados. Creo que, a partir de ahora, lo estándar va a ser de un empleado cada 12 metros", dice Ana González Ferrero, directora de Project Management de CBRE Argentina, inmobiliaria especializada en propiedades corporativas.

La compañía elaboró un documento con lineamientos globales de cómo deben ser las plantas a partir de ahora para minimizar la posibilidad de contagios. No solo que sean menos densas, sino poner pantallas que se eleven hasta 1,6 metros para separar los puestos de trabajo, puertas automáticas y reemplazar materiales metálicos por PVC, son algunas de las recomendaciones.

En la consultora PwC cuentan que el año pasado habían hecho un simulacro para situación de catástrofe prolongada. Hoy, a más de un mes de haber implementado el teletrabajo para todo el personal (tiene más de 3400 personas), el resultado es mejor de lo que preveían, dicen. Ahora, ya piensan cómo será el regreso a la oficina y en cómo deberán adaptar el layout.

"Estábamos por inaugurar una nueva oficina en Vicente López y nos dimos cuenta de que el plano tal como está ya no nos sirve. Era útil en la realidad existente hasta el 13 de marzo. Donde antes entraban 500 personas, hoy hay lugar para 250", señala Martín Barbafina, socio de Auditoría de PwC Argentina.

Por lo pronto, la empresa considera ofrecer de manera más agresiva la posibilidad de home office. De esa manera se evitan concentraciones de gente. Además, las salas de reunión tendrán reducida su capacidad, como máximo, a la mitad de la que tenían antes del coronavirus.

Medidas similares son las que están pensando en el laboratorio Bayer, que, además, cree que la vuelta a la oficina se hará en forma paulatina. Luego de semanas de permanecer encerrados, el retorno al espacio público puede disparar miedos e inseguridades que requerirán trabajar sobre lo emocional. "No es solo el layout lo que debemos modificar. También, habrá que cambiar costumbres y asegurar que se mantenga el distanciamiento social", explica Paula Curtale, directora de Recursos Humanos de Bayer Cono Sur.

Empresas como la francesa L'Oréal Argentina o la alimentaria local Morixe Hermanos también creen que la vuelta a la oficina será paulatina. La compañía de cosméticos ya está pensando en dividir a sus colaboradores en dos grupos, de manera que alternen entre lo que es el trabajo presencial y el home office.

"Donde, antes, había lugar para 500 empleados, hoy, hay espacio para 250", dice Barbafina, de PwC

"Esta pandemia nos hace cuestionar si es necesario que todos vayan todos los días al trabajo. Y la experiencia a nivel global nos está demostrando que la respuesta es no. Queremos seguir aplicando métodos del siglo XX en el pleno siglo XXI", señala Ignacio Noel, presidente de Morixe Hermanos.

Lo que todos tienen en claro es que en algún momento se deberá volver a la normalidad. Pero también que esa normalidad será distinta a la conocida.

Shopping