El Cronista Comercial

Las aéreas reclaman medidas urgentes, pero no hay avances en reuniones con Transporte

Tras una reunión virtual el jueves, las aéreas esperaban un nuevo encuentro hoy que no fue confirmado. Reclaman que se declare la emergencia aerocomercial; poder diferir impuestos, ser eximidas de tasas y poder usar saldo a favor del IVA, entre otras medidas. Tienen sus aviones en tierra y no registran ventas.

Las aéreas reclaman medidas urgentes, pero no hay avances en reuniones con Transporte

Las aéreas que operan en el país viven la peor crisis de la historia. Como el sector turístico mundial en general, son las más afectadas por la pandemia del coronavirus: sus aviones están en tierra, sin poder volar; no pueden vender y no saben cuándo y cómo podrán volver a despegar.

Tras un primer encuentro virtual el jueves pasado, habían quedado de palabra en volver a reunirse este martes con el ministro de Transporte, Mario Meoni, y la titular de la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil), Paola Tamburelli, los representantes de Aerolíneas Argentinas, Latam, Flybondi, JetSmart, Andes, Avianca Argentina, IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo) y Jurca, la cámara de aéreas locales y extranjeras en el país. Pero la reunión se postergó a último momento, ante un "malentendido" entre las partes.

En el sector crece el malestar, ya que, según varias fuentes, hace un mes enviaron cartas a los ministerios de Transporte y Economía, entre otros, explicando la situación de la industria y solicitando algunas medidas para subsistir y poder despegar una vez que la pandemia dé tregua. Pero aseguran que el jueves pasado no avanzaron en nada; desde el Gobierno les pidieron un diagnóstico del sector, "algo que ya habíamos hecho hace un mes; ahora necesitamos medidas urgentes", destacaron tres fuentes a El Cronista. Esa información requerida sería la que llevó a postergar la nueva reunión.

Según IATA, la pandemia generaría pérdidas por u$s 2.400 millones en el mercado aéreo argentino, que aporta u$s 12.000 millones al año al país, con 329.000 empleos, 71.000 directos de las aéreas.

Entre las medidas más urgentes, reclaman que se declare la emergencia aerocomercial; poder diferir el pago de impuestos, ser eximidas primero del pago de tasas (ANAC, EANA, AA2000) y reducirlas luego al 50% por más tiempo; sobre todo, la exención del pago de estacionamiento de aeronaves en tierra durante la crisis. También, solicitan utilizar el saldo a favor del IVA para pagar otros impuestos (algo que reclaman desde hace tiempo sin suerte, ya que sus ventas tributan el 10,5% pero sus compras, el 21%); líneas de crédito accesibles y suspender el pago de cargas laborales.

Las empresas aseguran que están muy complicadas para pagar los sueldos, ya que no registran ventas ni pueden operar. Salvo Aerolíneas Argentinas, que por ser estatal pagó los salarios al 100%, las demás redujeron el pago de sueldos, a excepción de Latam, que negocia aún con el sindicato una rebaja temporal del 50%; por lo pronto, ya firmó esa medida para los salarios de los ejecutivos y del personal fuera de convenio. Flybondi los redujo de 12% al 50%, según la categoría; y JetSmart, un 30%, en tanto, en Andes hubo fuertes quitas. Ahora, analizan la nueva medida del Gobierno para subsidiar el pago del 50% de los salarios.

"Muchas de las medidas que se pidieron son de fácil aplicación. Además, el ORSNA tiene un fideicomiso para obras en aeropuertos y EANA recursos para otras obras de tránsito aéreo, que podrían reorientarse fácilmente por cuatro o seis meses para dar aire a las aéreas", destacó una fuente.

En el sector coinciden en que, además de las medidas urgentes, necesitan saber cómo operarán una vez que esta crisis dé tregua. "Si los contagios se retraen y podemos volver a operar, ¿cómo vamos a hacerlo? ¿En qué condiciones? Empezar a vender para ocupar aviones lleva de 120 a 180 días. ¿Se va a volar a avión lleno o sólo con espacio de por medio, al 50%? ¿Las tarifas serán de libre competencia o estarán reguladas por ruta? Porque no será rentable volar con poca ocupación. Las compañías nos quedamos sin ventas ni capital del trabajo", dijo un ejecutivo de una aérea.

Otra fuente coincidió en la necesidad de conocer las condiciones para volver a despegar. "¿Con qué costos vamos a operar? ¿Habrá diferimiento impositivo o desgravamiento? ¿Con qué ocupación? ¿Se harán testeos a pasajeros antes de embarcar? Algunas aéreas planean volver a operar desde junio, pero hasta que la ANAC no autorice no lo saben y si sigue la restricción de 700 pasajeros por día en Ezeiza no hay forma de hacerlo", destacó otra fuente.

Shopping