El Cronista Comercial

La mitad de las empresas de turismo prevé vender hasta 75% menos este año

Según una encuesta, el impacto en la facturación de todo el año será alto. Se estima que  primero se reactivará el turismo local y nacional y que habrá cambios en la demanda, que valorará nuevos aspectos de los hoteles. Los datos de China son alentadores a futuro. En los próximos días, se anunciarían nuevas medidas de ayuda específicas para el sector 

La mitad de las empresas de turismo prevé vender hasta 75% menos este año

Las medidas fijadas para evitar contagios por coronavirus impactaron de lleno en el sector turístico, la industria más afectada en el país y en el mundo en virtud de la crisis sanitaria.

En la Argentina, las empresas ya anticipan una fuerte caída en las ventas para todo 2020, un año que en enero veían con optimismo, en virtud del aumento de los visitantes foráneos, la creciente reactivación del turismo interno y la expectativa de mejora en el segmento corporativo, tendencias que el coronavirus echó por tierra. Además, se estima que, cuando los hoteles puedan reabrir, se reactivará primero la demanda local y nacional, algo que beneficiará especialmente al segmento más económico. También, que los clientes valorarán nuevos aspectos en la oferta, como la higiene, de acuerdo a las conclusiones del encuentro virtual InverTur, comunidad de negocios e inversiones en turismo, con la participación de referentes del sector.

El 50% de las empresas del sector turístico estima que este año su facturación se reducirá entre un 50% y un 75% como consecuencia de la pandemia, según una encuesta realizada por InverTur. Otro 20% estima que bajará de 25% a 50%, en tanto que un 15% prevé perder menos de 25% y otro porcentaje igual, más de 75%.

Además, un 45% afirmó que, por esta crisis, menos del 25% de sus empleos están en riesgo; y un 25%, en tanto, sostuvo que podría afectar a entre el 25% y 50% de su personal. "Se nota una resiliencia en el sector para intentar sostener a los equipos de trabajo, de modo de estar listos para el día después", sostuvo Ramiro Alem, CEO de InverTur, en el encuentro virtual.

Además, nueve de cada 10 empresas aseguran que son clave los incentivos fiscales, impositivos, laborales y medidas crediticias para potenciar la etapa de recuperación posterior. Al respecto, durante el encuentro, Eugenia Benedetti, subsecretaria de Desarrollo Estratégico del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, comentó que se preparan nuevas medidas de alivio. "La prioridad fue que las medidas generales tengan en cuenta al sector turístico. El ministro (Matías Lammens) estuvo trabajando para conseguir más fondos específicos para el sector; esto ya se logró y se utilizarán para lanzar medidas por más tiempo para hoteles, agencias y gastronomía vinculada al turismo, con alcance federal, que empalmen con las ya anunciadas en general y para Pymes; el turismo es la industria más afectada por esta crisis y es muy importante para reactivar la economía. A cambio, se exigirán contraprestaciones, como capacitaciones virtuales y para que la oferta se reoriente hacia el turismo interno, para llegar al verano con el sector fortalecido", dijo Benedetti, sin dar mayores precisiones pero anticipando nuevos anuncios.

De hecho, durante el encuentro se destacó que, tras el aislamiento, lo que se recuperará primero será el turismo local y nacional. Nueve de cada diez empresas así lo manifestaron y es la tendencia que ya se observa en China, que empezó a recuperar lentamente demanda, especialmente nacional.

Patricia Boo, directora de la consultora STR para América latina, explicó que la Argentina y la región están unas seis semanas por detrás de lo sucedido en China y a dos o tres de Europa. "En la segunda semana de marzo, en la Argentina la ocupación cayó 30%; en la tercera, ya 84%. China estuvo cuatro semanas con ocupaciones por debajo del 10%, con muchos hoteles cerrados; a partir de ahí, comenzó a verse una lenta de recuperación, por encima del 20% de ocupación y hoy ya alcanza el 30%. Los países que tengan más turismo doméstico verán una recuperación más rápida de la demanda que los que dependen más del internacional. En China se empezó a ver la recuperación a fines de febrero; en Sanya, un destino de playa, se ven picos de ocupación en fines de semana con demanda interna; se nota, además, que la gente busca el contacto de la naturaleza tras dos meses de confinamiento estricto y evitan los lugares más masivos", explicó Boo.

"En la región estamos en la parte más baja de la curva; la buena noticia es que a partir de aquí lo único que queda es recuperarse y eso dependerá de cómo trabajemos y colaboremos entre todos", destacó.

"Primero se recuperará el turismo nacional, luego el regional y más tarde el internacional. Hay que pensar en estrategias digitales para atraer a los huéspedes, que van a querer alternativas de escape cuando esto pase", dijo Roberto Amengual, presidente de la cadena Amérian y de la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT).

Consideró que los hoteles serán los últimos en reabrir tras la cuarentena y destacó que "va a implicar un cambio del negocio. A futuro, la limpieza y desinfección en hoteles y contar, por ejemplo, con termómetros, serán muy valorados por los clientes. Aprovechamos el tiempo ahora para dar capacitaciones al personal, para que esté preparado a estos cambios al reabrir. La AHT también anticipó las capacitaciones virtuales de todo el año", explicó Amengual.

"Primero se recuperará el turismo nacional, luego el regional y más tarde el internacional. Hay que pensar en estrategias digitales para atraer a los huéspedes, que van a querer alternativas de escape cuando esto pase", dijo Roberto Amengual, presidente de la cadena Amérian

En el sector, comentaron que algunos hoteles y agencias empiezan a idear propuestas al público para cuando reabran, pero aún no están definidas, ya que resta ver cuándo se podrá volver a viajar.

Sobre las tendencias observadas en China, que podrían verse en la región, Luis Mirabelli, vicepresidente de Desarrollo para Países Hispánicos de Sudamérica de Accor Hotels, explicó que cuentan con 400 hoteles en el país asiático y su socio, Huazhu, con 3000; hoy el 90% está abierto. "Los hoteles de Accor están aún con baja ocupación, de 10% a 20%; los de nuestro socio tienen mayor demanda, ya que sus hoteles son económicos, segmento que más se recupera con el turismo local", destacó. "El negocio va a volver, no sabemos cuándo ni la forma de esa curva, con un nuevo nivel normal, pero nos preparamos para eso", explicó Mirabelli.

Carolina Pinheiro, vicepresidente de Desarrollo de Wyndham para América latina y Caribe comentó que en los 1500 hoteles que tienen en China están previendo de 35% a 40% de ocupación para mayo con turismo local. "Esperamos poder repetir en la región lo que sucede en China; ahora buscamos acercarnos a nuestros hoteles para ofrecer capacitación y otras medidas, como postergación de pagos de fees para ayudarlos", dijo.

"Mantenemos la estrategia comercial para después de la crisis retomarla; se mantienen los empleos, en algunos casos con licencias temporales", comentó Adrián Francois, vicepresidente de Desarrollo para América latina de Radisson.

Por último, Esteban Tossutti, presidente Flybondi, comentó que la empresa primero fortaleció la asistencia a los pasajeros, ya que tuvieron "que devolver más de 60.000 tickets en poco tiempo. Pero nuestro plan de crecimiento a cinco años sigue firme; vamos a fortalecer primero cabotaje", destacó.


 

Shopping