El Cronista Comercial

La inversión necesaria para instalar una franquicia es el doble que hace un año

Según indicaron en el sector, el fee de ingreso al negocio subió alrededor de un 50% en los últimos 12 meses. Las marcas 'low cost' son las que más crecen

Invertir en una franquicia es hoy hasta un 100% más caro que hace un año. Por un lado el fee de ingreso que cobra la mayoría de las marcas se incrementó alrededor de un 50%, a la par de la inflación, y por el otro, la inversión que requiere instalarse –entre alquileres, mobiliario y mercadería– prácticamente se duplicó, según indicaron en el sector.

Estos números se reflejan en un mercado disminuido en los últimos meses. Según indicó el consultor Carlos Canudas, director del estudio que lleva su nombre, en el segundo semestre de 2018 disminuyó un 10% la cantidad de averiguaciones de interesados.

"Hay gente que tiene el deseo de abrir una franquicia, pero no tiene el dinero", señalan en el sector. Sucede que hoy es difícil encontrar negocios que tengan una inversión inicial menor a $ 1,5 millones. Por caso, poner una cervecería –una de las vedettes del mundo franquicia de los últimos años– no baja de los $ 5 millones y una cafetería al estilo Café Martínez o Havanna está alrededor de u$s 120.000.

Canudas destaca que los interesados suelen pensar en el fee como la principal barrera para acceder a una franquicia y que se sorprenden al descubrir que esa es solo una parte del costo que deberán asumir. Es que, además de pagar la cuota de ingreso al franquiciante, deberá alquilar un local, en muchos casos invertir en mobiliario y contratar personal, entre otros gastos.

"El fee, en realidad, sirve para poder amortizar el desarrollo de franquicia. Además, tiene una base intangible sobre el valor de la marca. Es lógico que aumente si hay más locales, porque de cierta manera asegura laperformance de ese negocio", agrega y señala que, además, sirve para ayudar a buscar locales en la zona de exclusividad y otros servicios en el período inicial.

Lo que está apareciendo hoy en el mercado es el desarrollo de franquicias low cost, que atienden a las necesidades de quienes mostraban interés, pero no llegaban al capital mínimo. Se trata, en general de locales que prácticamente no requieren personal, principalmente los destinados al delivery de comidas y bebidas. En el último año bajó el promedio de empleados por local franquiciado de 7,8 a 6,3.

Uno de las marcas que está empezando a crecer con fuerza en el país es Tomate Algo, un sistema de barras móviles para fiestas eventos. La marca, nacida en la Argentina en 2011, pero que se desarrolló con fuerza en América latina, inauguró el año pasado el concepto de "microfranquicias", destinado a ciudades medianas del interior.

"Al que adquiere la franquicia le damos 4 años de uso de marca, los equipos y capacitación. No es necesario que la adquiera un bartender, porque nosotros les enseñamos en nuestra escuela", explica a El CronistaSebastián Policarpo, fundador de la marca.

Hasta el momento, Tomate Algo estaba presente en ciudades como Mendoza, La Plata o Mar del Plata. Hace poco llegaron a Pergamino y Chacabuco, y esperan seguir creciendo en estos mercados. Para una microfranquicia se requieren unos $500.000 de inversión total, aunque están buscando la manera de hacerlo más accesible bajar ese número a $ 200.000.

Una de las opciones más económicas, destaca Canudas, es una marca que se está iniciando en el mundo franquicia. Se trata de Pan de Queso Delicia, que requiere una inversión total de u$s 5000.

"Es traer la experiencia del típico pan de queso brasileño a la Argentina. Para instalarse se requiere un local de entre 20 y 25 metros cuadrados en una calle transitada", dice Marcelo Monteiro, un inmigrante mineiro que decidió probar suerte en la Argentina.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo