El Cronista Comercial

La edad, como valor agregado y no como handicap

Si bien la inclusión laboral de personas de más de 45 años es un tema en boga, en los hechos son pocas las empresas que realmente tienen prácticas específicas que promuevan su empleabilidad.

La edad, como valor agregado y no como handicap

En momentos donde pareciera que las empresas públicas y privadas están a favor de la inclusión, lo cierto es que muchas cuentan con un staff que no supera los 35 años y carecen de políticas específicas que promuevan la empleabilidad de personas con más de 40 años. ¿Acaso ya no hay lugar para esta fuerza laboral? Todo indica que muy poco.

Según un estudio realizado por Adecco Argentina en el marco de su campaña #TalentoSinEtiquetas, en el país hay más de 800.000 personas mayores de 45 años que buscan, sin éxito, reinsertarse en el mercado laboral.

La falta de políticas activas, tanto de empresas como del Estado, disminuye la posibilidad para que este segmento poblacional vuelva a incorporarse en el sistema. Eso se da en un contexto en donde se estima que sólo un 20% de las ofertas de empleo son dirigidas a personas de esta franja etaria, por lo que 8 de cada 10 quedan excluidos de la posibilidad de al menos poder postularse a determinadas vacantes que se encuentran en el mercado.

En este sentido, los expertos sostienen que estamos frente a un hecho de discriminación silencioso que se debería tratar. "La falta de inclusión laboral de personas de +40 es un tema que en nuestro país no está visibilizado como una problemática, y este grupo hoy no es considerado vulnerable. Es crucial instalar este tema en la agenda de las áreas de RR.HH.", opina Pablo Liotti Figueras, gerente de Marketing y Sustentabilidad del Grupo Adecco.

Mirá también

La petrolera Roch entró en default

Venció el período de gracia que tenía para pagar la última cuota de una obligación negociable de u$s 5,2 millones. La semana pasada, había puesto en marcha un plan para reestructurar todos su pasivo financiero, para lo cual necesita u$s 25 millones de fondos frescos
Por JUAN MANUEL COMPTE

Ricardo Bäcker, socio Fundador de Backer & Partners, especialista en reclutamiento de ejecutivos de alto nivel sostiene que: "el gran mensaje es que hay que empezar a ver la carrera laboral como una que empieza a los 20 y concluye a los 75. De todas maneras, esto todavía no está aceptado por la mayoría de las empresas, entonces quien se queda sin trabajo a los 55 puede tener grandes dificultades en reinsertarse".

A propósito de la experiencia que caracteriza a este sector de la población, Liotti Figueras opina que "existen determinados preconceptos en el inconsciente colectivo sobre la capacidad de una persona de más de 40 años: que no esté aggionarda, que traiga "vicios" de trabajos anteriores, que sean pocos maleables y afines a lograr una rápida adaptabilidad y vinculación con un entorno donde predominen equipos de trabajo de personas jóvenes. Esta situación que atraviesa este colectivo sucede al margen de si son o no profesionales, debido a lo cual dicha problemática no se relaciona directamente con el grado de formación académica".

"Dejar atrás los prejuicios en contra de la longevidad laboral no es una tarea sencilla; y dado que las expectativas de vida de la población están aumentando, las empresas tendrán que implementar estrategias que les permitan capitalizar los talentos, habilidades y el potencial de los empleados de esta franja etaria", señala Cecilia Giordano, CEO de Mercer.

¿Qué hacen mientras las empresas? Según el Estudio de Compensaciones, Beneficios y Tendencias realizado en noviembre de 2019 por la consultora Hucap, donde se indagó acerca de si las empresas poseían programas, políticas establecidas o prácticas definidas de inclusión y diversidad, solo un 29% de las encuestadas afirmó que sí las poseen mientras que un 75% consideró que las mismas no son efectivas en la realidad organizacional.

En primera persona

En Tolder la edad no es un prejuicio. Esta marca nacional líder en arquitectura y diseño posee 70 empleados y la edad promedio es de 40 años o más (el 50% de ellos trabaja allí hace más de 10 años). Su fundador, Norberto Lapajufker, valora el espíritu familiar. Cuando la inició, a sus veintipico, se rodeó de gente de su misma edad que creció y se desarrolló junto a él. Valora la confianza en las personas, las vivencias tanto laborales como personales que se fueron dando en años de empresa. La organización brinda capacitaciones permanentes tanto en producto como en sistemas, permitiendo que las gente de más de 40 esté siempre a la altura de las circunstancias que se van presentando. También se elige promover a cargos de responsabilidad a los empleados que ya tienen años de empresa, por sobre gente más joven y con formación pero carente de la experiencia cotidiana y de la cultura de la firma.

Fortinet se especializa en ciberseguridad, posee más de 500 empleados en América Latina, de los cuales el 54% es mayor de 40 años. Esta tendencia se repite a nivel mundial. ¿Qué valoran? "La experiencia y estabilidad que brinda este colectivo. A partir de los 40 años, una persona cuenta con importantes cualidades para desempeñar un puesto de trabajo como madurez y experiencia. La madurez ayuda al control emocional, a trabajar con valores y ser más fieles a la empresa. La experiencia los ayuda a tomar mejores decisiones. Quizá les lleve esfuerzo actualizarse, pero tienen la ventaja de que se les puede confiar mayores responsabilidades", cuenta Elisa Ball, directora de RR.HH. de Fortinet para América Latina. Y agrega: "No es contratar por contratar, si no, enfocarnos en las necesidades de la empresa; olvidarnos de asuntos físicos, que a la larga no representan nada en resultados, más bien, enfocarnos en las competencias y en las habilidades que van a hacer que nuestra empresa crezca. La diversidad en edad y género forman parte de nuestro proceso de contratación".

En el caso de Ancaflex, empresa especializada en materiales para la construcción el 38% de sus empleados es mayor a 40 años. Los cargos que se ocupan son diversos: desde jefes, administrativos senior y operadores. "Apreciamos la experiencia laboral más que la tecnológica, y en pos de incluir permanentemente capacitamos al personal. Tenemos como prioridad generar un buen clima laboral entre las diferentes generaciones, alimentando principios como: el compañerismo, la confianza y trabajo en equipo; obteniendo de esta manera una sinergia en todo sentido", explica Flavia Martínez, su responsable de RR.HH.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar