El Cronista Comercial
MIÉRCOLES 17/07/2019

La Biblia de Harvard para que una empresa sea más ética

Su publicación Business Review explicó cómo las compañías pueden lograr un diseño para tener menos hechos de corrupción. 

La Biblia de Harvard para que una empresa sea más ética

Desde el escándalo de emisiones de Volkswagen hasta los problemas de privacidad de Facebook, pasando por el capítulo local de los cuadernos, los comportamientos poco éticos tienen costos significativos para las empresas. Generan en la reputación corporativa, en la moral de los empleados y en el aumento de costos regulatorios, entre otros.

Según la publicación Harvard Business Review, para crear una cultura ética en una empresa, no sólo se debe pensar en el tema como un problema de creencias, sino, también, como uno de diseño. El informe, además, explicó que que las formas utilizadas por las empresas para fomentar el comportamiento ético "a menudo, se basan en percepciones erróneas de cómo ocurren las transgresiones y, por lo tanto, no son tan eficaces como podrían ser".

En consecuencia, identificó cuatro características "críticas" que deben ser tenidas en cuenta para diseñar una cultura ética.

Los profesores Nicholas Epley y Amit Kumar explicaron que el primero de esos temas está vinculado con los valores explícitos: aquellas estrategias o prácticas que deben basarse en principios "claramente establecidos, que pueden compartirse ampliamente dentro de una organización". Esa misión de la empresa, según, ellos, debe ser simple, corta, procesable y emocionalmente resonante.

En segundo lugar, los autores pusieron el foco en los pensamientos éticos durante la toma de decisión. Según ellos, "la mayoría de las personas tiene menos dificultades para saber lo que está bien o mal que para mantener las consideraciones éticas en primer plano a la hora de tomar decisiones". Eso se puede disminuir poniendo a la ética en el centro de atención en la cultura de una compañía.

A la hora de hablar de los incentivos para comportarse bien, dijeron: "El dinero solo llega hasta cierto" punto para estimular a los empleados a hacer bien las cosas. Pero, agregaron, "los programas de incentivos deben proporcionar una variedad de recompensas para ser eficaces", como puede ser realizar un trabajo significativo, tener un impacto positivo y ser respetados o apreciados por sus esfuerzos.

Si bien se habla mucho del tone at the top (tono en la cima), que da cuenta del comportamiento que los líderes deben promover en la compañía, Epley y Kumar dijeron que es fundamental prestar atención al comportamiento de todos los empleados, porque eso tiende a ejercer una mayor influencia social.

Para poner en práctica estos conceptos, los autores recomendaron que se debe resaltar los valores de una empresa desde el principio, a la hora de contratar un empleado. "Resaltar los valores en la entrevista revela su importancia para la organización. Es una parte de un sistema más amplio que llama la atención sobre la ética", expresaron.

La evaluación de los comportamientos de los empleados (más allá de la performance) no deja de ser menor, según los autores. "La ética también puede entretejerse en el diseño de las evaluaciones de desempeño para resaltar su importancia para una organización, así como para recompensar y alentar el buen comportamiento", dijeron los expertos.

Además, los líderes pueden recompensar las acciones éticas de sus empleados "mostrando el impacto positivo de su trabajo en los demás y reconociendo sus acciones en presentaciones y publicaciones".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo