El Cronista Comercial
MARTES 16/07/2019

La Argentina será el tercer exportador mundial de aceites y grasas

Según un estudio de la consultora alemana Oil World, en el ciclo 2018/19, se lograría una producción nacional superior a las 10 millones de toneladas

La Argentina será el tercer exportador mundial de aceites y grasas

La consultora alemana especializada en oleaginosas Oil World proyectó que la Argentina sería el país que registraría el mayor crecimiento productivo en relación a aceites para el ciclo 2018/19 (octubre a septiembre), con un incremento interanual estimado de 11,6%. Además, estima una producción nacional superior a las 10 millones de toneladas. De este modo, superaría a los volúmenes de la India, según el informe, relevado por la Bolsa de Comercio de Rosario.

La competitiva posición del país en el mercado mundial de aceites y grasas se debe, en gran medida, al desarrollo y capacidad de la industria de crushing de semillas oleaginosas, especialmente, del poroto de soja, del que se obtiene el aceite.

En la campaña 2018/19, la Argentina mejoraría su posición en materia de exportaciones de aceites y grasas respecto del ciclo anterior, colocándose en el tercer puesto, sólo detrás de Indonesia y Malasia. Estos dos países asiáticos son las mayores exportadoras del aceite más consumido a nivel mundial: el aceite de palma. Gracias a un incremento interanual estimado del 24%, las exportaciones argentinas superarían a las ucranianas y alcanzarían las 6,4 millones de toneladas.

En el ciclo pasado, la Argentina ocupó el octavo puesto en el ranking de países productores de aceites y grasas, y mejoraría su posición en la próxima campaña, quedando en el séptimo lugar.

En tanto, se espera que la Argentina llegue a las 10,1 millones de toneladas de grasas y aceites, produciendo 8,1 millones de toneladas de aceite de soja, y a 1,4 millones de toneladas de aceite de girasol.

El principal destino del aceite de soja nacional es la India, que, en 2017, absorbió el 51% de las exportaciones argentinas. Le siguen Bangladesh (11%), Perú (9%) y Egipto (5%).

A nivel internacional, la producción de los ocho aceites vegetales principales aumentó más que el consumo en el ciclo 2017/18 y, en consecuencia, los stocks también crecieron.

La diferencia se explica por un incremento de los inventarios de aceite de palma por el lado de la oferta y por una desaceleración del aumento del consumo en la India, que pasó de crecer 0,6 millones de toneladas en los últimos años, a 0,3 en 2017/18. Respecto de la campaña 2018/19, se espera un menor crecimiento de la producción de aceites vegetales. Esto traerá cierto equilibrio al mercado, que, primero, atravesó tres años de escasez y, luego, dos de gran oferta global.

China, que es el mayor consumidor de aceite de soja en el mundo, nucleó en 2015 el 10% de las exportaciones argentinas. A partir de 2016, dejó de importarlo como parte de su política de sustitución de exportaciones. Esta medida, que hizo aumentar la demanda china por poroto de soja, se sostuvo hasta agosto de este año, cuando, a consecuencia de la disputa arancelaria con los Estados Unidos, el país asiático volvió a importar aceite de soja argentino.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo