El Cronista Comercial

Kaszek, el fondo de capital de riesgo más grande de la Argentina, volvió de compras

Había levantado los últimos u$s 200 millones en 2017. Con su ingreso en la ‘fintech’ Agilis, marcó un giro: apostó, por primera vez, a un negocio 100% nacional

JetSmart lanzó descuentos de 30% a 70% en pasajes

Después de casi dos años, KaszeK Ventures -con más de u$s 400 millones, el mayor fondo argentino de capital de riesgo y uno de los principales de América latina- volvió a invertir en el mercado local. Lideró una ronda de financiación de la start-up Agilis, una fintech dedicada a la entrega de préstamos con garantía hipotecaria.

Además de la transacción en sí, la novedad es que el desembolso -cuyo monto no dio a conocer- muestra un giro en su estrategia de inversión. Hasta el momento, KaszeK siempre se enfocó en empresas con proyección regional (excepto las brasileñas). Ahora, lo hizo por primera vez en una compañía cuyo plan de negocios sólo contempla una cobertura nacional.

“Si la compañía está en Brasil y se queda ahí, más que bien. Si está en otro mercado de América latina, sólo entramos si se hace regional”, era el lema que recitaba Hernán Kazah, co-fundador de KaszeK y, también, de MercadoLibre, con su socio, Nicolás Szekasy. ¿Por qué cambió? “Porque vemos que, en fintech, hay oportunidades grandes”, respondió a la consulta de este diario. Agregó que, por regulaciones, no es sencilla la expansión internacional de una empresa de este tipo.

El fondo había aplicado esa lógica en fintech dos años atrás, cuando entró -en una serie A, de u$s 8 millones- en la mexicana Konfio, enfocada en préstamos a pymes. En 2016, también había invertido en Creditas, una start-up brasileña que ofrece préstamos con el auto o el inmueble como garantía.

“Ajustamos el margen en algunos sectores”, dijo Kazah. En la Argentina, el agro podría ser una de esas excepciones, agregó. “Es un mercado enorme”, argumentó. Ocurrió eso en México, cuando KaszeK ingresó a Kavak, empresa de compra-venta de autos usados focalizada sólo en ese país. “Allí, el comercio automotor es muy grande”, subrayó Kazah.

Agilis fue la primera inversión en la Argentina del fondo 3 de KaszeK, de u$s 200 millones, cerrado en 2017. Si bien concretó la capitalización de Agilis en noviembre, recién ahora su CEO, Marcos Ayestarán, y sus socios develaron que fue este fondo de venture capital el que lideró la ronda. Según el emprendedor, no necesitaba fondeo inmediato -había levantado una serie seed (semilla) en 2017- pero se formalizó una nueva rueda para que ingresara KaszeK. Todos los inversores que participaron de la serie A tienen el 29% de la empresa. Los otros son QED Investors -del equipo fundador de Capital One, de los Estados Unidos- y un inversor individual, no identificado.

Desde su fundación, en 2017, Agilis entregó más de 90 préstamos, por unos u$s 12 millones. “Hoy, el foco es 100% la Argentina”, explicó Ayestarán. Comenzó su estrategia enfocada sólo en créditos hipotecarios. Después del derrumbe de los UVA, también decidió brindar préstamos de libre destino para dueños de propiedades. Las líneas arrancan en UVA más 18%, con plazos de hasta 10 años y por hasta el 40% del valor del inmueble. Mientras tanto, los hipotecarios comienzan con una tasa de 11% (UVA) y no poseen tope de monto.

Actualmente, la compañía es un broker para el banco Itaú y cerrará “en breve” un acuerdo similar con otra entidad. Buscará sumar un tercer acuerdo antes de fin de año. En paralelo a esa estrategia, en 2018, los emprendedores tomaron la decisión de no sólo ser brokers, sino ser ellos mismos quienes den los créditos para productos de libre destino.

Para Ayestarán, el mercado es “gigantesco”. En la Argentina, un tercio de la población quiere ser dueño de su propiedad.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo