El Cronista Comercial

Julio Camsen: "Se frenó el ritmo de inversión, pero no paró la llegada de visitantes, que creció un 700%"

Camsen lidera el grupo inversor Huentala Inversiones Hoteleras, dueño del Sheraton Mendoza y el hotel Huentala, situado en la capital mendocina. Para el empresario local, la provincia experimenta un auge, impulsado por el desarrollo de la industria vitivinícola y la expansión del turismo

El Gobierno dio luz verde a denuncia de autopartistas contra Renault

Julio Camsen es uno de los protagonistas del mundo empresario de Mendoza. Es el propietario y el titular del grupo inversor Huentala Inversiones Hoteleras, que controla los hoteles Sheraton Mendoza y Huentala, ambos situados en el microcentro de la capital de la provincia.

Además, dirige Huentala Wines, un emprendimiento en Valle de Uco que cuenta con viñedo propio y elabora etiquetas de alta gama que exporta a ocho países de 23 países en distintos continentes. 

Camsen también es fundador y accionista principal de Chimpay, una empresa financiera que cuenta con categoría de Agente Asesor Global de Inversiones (AAGI), concedida por la Comisión Nacional de Valores (CNV). “Chimpay fue la cuarta AAGI que se autorizó en el país y la primera en el interior. Esto nos permitió estar a la vanguardia no sólo en los productos y servicios que ofrecemos, sino también al momento de brindar una amplia asesoría a los clientes”, afirma. 

La bodega de Bulgheroni es la mayor exportadora de vinos de Uruguay

Bodega Garzón es un sueño que se volvió más que rentable para Bulgheroni. No solo recibió el premio de Wine Star Awards a la "Mejor Bodega del Nuevo Mundo" el año pasado -por su lógica gran visión empresarial (de la mano del hombre más rico de la Argentina)- sino que además se afianzó como la mayor exportadora en su rubro.

Su incursión en los negocios data desde pequeño. Su abuelo y su padre fueron los propietarios de la primera casa de cambio que tuvo Mendoza, con licencia otorgada por el Banco Central. Más tarde, se vinculó a la familia Supervielle y llegó a ocupar los cargos de gerente Comercial del grupo y de vicepresidente de Exprinter Sudamericana.

En los últimos años, el desarrollo del sector vitivinícola se convirtió en uno de los principales atractivos para la llegada de nuevos proyectos hoteleros a Mendoza, apunta Camsen. Pero no fue el único factor. De acuerdo al empresario, la mayor difusión de los atractivos naturales de la provincia, junto con los incentivos que el Gobierno le dio a la hotelería, potenció el crecimiento del turismo local. “Mendoza es la única provincia en la Argentina que cuenta con cuatro cadenas hoteleras y un hotel de cinco estrellas, por fuera de Buenos Aires”, sostiene.

Julio Camsen es uno de los protagonistas del mundo empresario de Mendoza.

¿Cómo evolucionó este progreso a lo largo del tiempo?

Nuestra visión de que el turismo generaría una fuente de ingresos de divisas importante que llegaría a Mendoza no fue equivocada. En la última década, la actividad se vio beneficiada por la construcción de nuevos hoteles y el impulso que el Gobierno le dio, que hicieron que la provincia sea una de las que mejor esté administrada en la actualidad. Hoy, es la séptima capital del vino a nivel mundial.

Teniendo en cuenta el contexto económico complejo que atraviesa la Argentina, ¿se detuvo el ritmo de inversión en Mendoza?

Recientemente, se frenó el ritmo de inversión en la provincia, pero no paró la concurrencia visitantes, que creció un 700% en los últimos años. Del total de turistas que llegan a la Argentina, un 40% pasa por Mendoza, que recibe a siete millones de visitantes por año. Así, la provincia se convirtió en el segundo destino del país elegido por los extranjeros y en la segunda plaza más relevante en cuanto al turismo corporativo y de eventos, luego de Buenos Aires. 

¿Cómo repercute el aumento en la conectividad aérea en este crecimiento que vive la provincia?

La política de cielos abiertos aplicada por la administración actual fomentó la llegada de nuevas líneas aéreas al país, dando lugar a un incremento en la conectividad aérea. Gracias a ello, el turismo nacional crece de manera exponencial y la provincia se favorece de este boom. Hoy, contamos con tres vuelos directos semanales a San Pablo (Brasil), Lima (Perú) y la ciudad de Panamá (Panamá), que antes ni existían. Además, el traslado de pasajeros dentro del territorio argentino aumenta día a día y Mendoza promueve este intercambio. 

Desde hace ya un tiempo, Mendoza recibe turismo todo el año.

¿Cómo se preparan para las vacaciones de invierno y la temporada?

Ahora, hay una conveniencia cambiaria que hace que sea más atractivo vacacionar en el país y no en el exterior. Pero hay que destacar que, desde hace ya un tiempo, Mendoza recibe turismo todo el año. A diferencia de lo que ocurría antes, ya no se observan altas y bajas pronunciadas entre las distintas estaciones. Hay una ocupación promedio permanente que se mantiene estable. 

¿Tienen nuevos proyectos en mente para los hoteles?

La idea es sumar más servicios y personalizar la experiencia de los huéspedes. Nuestros dos hoteles se comunican entre sí en el kilómetro cero de la ciudad de Mendoza y concentran 260 plazas, con cinco restaurantes y más de 20 salones para eventos, ferias y congresos. El Sheraton tiene un nivel promedio de ocupación cercano al 70%, mientras que este porcentaje se eleva a 80 en el caso de Huentala. En total, pasan por ambos 100.000 personas por año.

En la actualidad, los dos hoteles generan alrededor de 1000 puestos de trabajo directos.

En la actualidad, generamos alrededor de 1000 puestos de trabajo directos y nuestra intención es seguir dando empleo a más gente, al igual que continuar las inversiones hoteleras para sumar más proyectos en los próximos cinco años. Queremos que se den las condiciones macro para concretarlo. Esperamos ansiosamente las reformas tributaria y laboral, que creemos que nos servirán como trampolín a nuestro siguiente paso.  

¿Cuáles son los próximos planes de Huentala Wines?

Nuestra inversión en el sector vitivinícola es una de las más importantes en la región. Huentala es el único hotel que tiene su propio viñedo y marca de vinos. Nuestros cultivos se hallan en una extensión de 230 hectáreas, ubicada en el selecto terroir de Gualtallary, en Tupungato, Valle de Uco. Esta zona es mundialmente reconocida por la calidad de su producción, a más de 1400 metros de altura.

Continuaremos invirtiendo en innovación, como lo hicimos hasta el momento. Ya contamos con 90 hectáreas de malbec monitoreadas por tecnología israelí e Inteligencia Artificial. Planeamos seguir captando nuevos mercados en el exterior, para así colocar nuestros vinos de alta gama, que ya fueron premiados con medalla de oro y doble medalla de oro en China, Japón, los Estados Unidos e Inglaterra.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo