El Cronista Comercial

La historia de cómo un Bagó y un Soldati quedaron al frente de una bodega orgánica

El fundador de Chakana vendió su parte en la empresa mendocina creada en 2002, dedicada a vinos orgánicos y biodinámicos. Ahora, pertenece a varios accionistas argentinos, pero el principal es uno de los dueños de Laboratorios Bagó

Juan Carlos Bagó y Francisco Soldati (h), entre los mayores accionistas de Bodega Chakana

La bodega Chakana Wines, dedicada a vinos orgánicos y biodinámicos, ya pertenece 100% a un grupo de inversores, tras la salida de su fundador, Juan Pelizzatti, quien con sus dos hermanas controlaba hasta marzo aún el 40% de la empresa.

Proviva, una empresa que se formó a través del fondo FP Wine (de Fenix Partners), creado por Francisco Soldati (sobrino de Santiago) y Esteban Olivera, ya controlaba el 60% desde 2010, cuando ingresó a la bodega, tras convocar a una serie de inversores, en su mayoría argentinos. Ahora, con la compra del 40% restante, uno de ellos, Juan Carlos Bagó, quien integra la familia dueña de Laboratorios Bagó y que ya había ingresado en 2010, ganó una mayor cuota y se convirtió en el principal accionista.

Pelizzatti, quien había creado la bodega en 2002, tras dejar su cargo como gerente de Marketing en Movicom para dedicarse al vino, decidió vender su parte y enfocarse en un nuevo proyecto, Cuatro Gatos Locos, con una finca en Gualtallary, Tupungato, Valle de Uco, en Mendoza, que compró hace tres años.

“En 2010, FP Wine, de un grupo de inversores, ingresó a mi empresa porque necesitaba capitalizarla; Francisco Soldati (hijo) y Esteban Olivera armaron un fondo, convocaron a inversores y compraron el 60%”, recuerda Pelizzatti. Entre estos inversores estaba ya Juan Carlos Bagó, quien ahora ganó mayor participación entre los socios. Al ser consultado, Bagó prefirió no hacer comentarios sobre su interés en el vino, habida cuenta de que hay más socios inversores en el proyecto.

Pero la sociedad creada en 2010 no estuvo exenta de dificultades; según Pelizzatti, con el transcurso de los años, hubo tensiones entre él y FP Wine (Proviva), algo que, finalmente, decantó en la venta, en marzo pasado, pocos días antes de la cuarentena. 

Inicialmente, Pelizzatti valuó la empresa y quiso comprarla, pero finalmente acordaron que vendería su parte. “Ahora voy a arrancar de nuevo, con este viñedo de Gualtallary; un proyecto más chico, con un vino que empezamos a hacer en 2017, que ya está en la calle a la venta”, cuenta Pelizzatti.

Pero, tras la salida de su fundador, Chakana mantendrá su esencia, centrada en vinos orgánicos y biodinámicos, en la “agricultura consciente”, con fuerte peso en la venta online en el país, canal en que fue pionera, y claro foco en exportación. 

En mayo, ingresó como gerente general Manuel Lanús, un ejecutivo con más de 20 años en el sector, tras ser CEO de las Bodegas Colomé y Amalaya, ocupar cargos en Diageo Argentina y ser consultor de varias bodegas.

La bodega sigue siendo un proyecto controlado por familias, las que integran Proviva, como accionistas. También se mantiene el mismo equipo de trabajo”, aclaró Lanús.

“Apuntamos a reforzar la identidad de Chakana, ser referentes en vinos orgánicos y biodinámicos en América, intensificar la venta de la tienda online, para llegar directo a nuestros consumidores en el país, y seguir impulsando las exportaciones”, destaca. 

Chakana es una bodega mediana, con 1,5 millones de botellas elaboradas al año, y cuenta  con tres fincas con 129 hectáreas, 95 de ellas plantadas, la mayoría en Luján de Cuyo, pero también en Valle de Uco, todas en Mendoza. Vende unas 720.000 botellas al año, un 70% al mercado externo y el 30%, al interno. En el mercado local, el 85% de sus ventas son a través de su tienda online, que creó en 2011 y la posicionó como pionera virtual en el sector. 

Ese inicio temprano le proporcionó un diferencial en épocas de pandemia: “Creció mucho la tienda online con el aislamiento, estamos vendiendo un 30% más de volumen que en igual momento de 2019. Nos agarró muy bien parados, con la plataforma de pago y la logística muy aceitados. Incluso nos están llamando como caso de éxito para dar charlas sobre cómo generar ventas online. El consumidor se dio cuenta que es fácil pedir por Internet y se tuvo que adecuar”, comenta Lanús.

En el mercado externo, aclara Lanús, el éxito actual depende del importador y de su peso mayor en retail o en restaurantes. Claramente estos últimos perdieron ventas, al estar cerrados los locales en muchos países. “Se está tomando más vino en el mundo; si los importadores estaban más volcados a restaurantes y hoteles (como nos pasa en Bélgica y Holanda) está más complicado, pero en Estados Unidos, Inglaterra y Brasil atendían bien a tiendas de conveniencia y supermercados, donde se vende bien”, explica Lanús.

Además, según Lanús, la pandemia ayuda a potenciar el foco de la bodega. “La gente toma más consciencia de lo que come y bebe; nuestros vinos son orgánicos y todo esto revaloriza nuestra oferta, porque se reconocen los proyectos que cuidan el planeta y a la comunidad. A nivel mundial crece el consumo de vinos orgánicos, muchas cadenas de Estados Unidos quieren ampliar su oferta de estos productos, porque a un precio similar, valoran que son vinos sostenibles”, comenta. Su principal finca, Nuna, en Agrelo, es 100% orgánica y biodinámica; ésta última, incluye “una mirada más integral, además de natural, con prácticas de la antroposofía, acompañando los ciclos del calendario”. “En el exterior crece la demanda de estos vinos, sobre todo en España e Italia”, cuenta Lanús. 

Pese a la pandemia, Chakana está en un nivel de ventas similar a 2019. Pero es pronto para ser optimistas. “Vamos día a día, es muy difícil proyectar, saber qué va a pasar. Por ahora la gente compra online en el país; afuera Asia se cayó, en Europa algunos mercados están bien y otros no tanto. Por ahora estamos bien en Estados Unidos y Canadá pero no sabemos qué va a pasar mañana. La cosecha fue difícil, el aislamiento nos agarró en pleno proceso; por suerte pudimos avanzar bien y este año los vinos se habían adelantado”, comenta.

Para seguir creciendo en el canal online, Chakana acaba de cerrar un acuerdo con el chef Fernando Trocca, quien impulsará a la marca en sus redes.

Shopping