El Cronista Comercial

Jorgito ya no es solo un alfajor: lanza estos nuevos productos para ganar mercado

La compañía producirá tres sabores de galletitas - chocolate, limón y chips - utilizando su línea de producción de bizcochitos.

Jorgito ya no es solo un alfajor: lanza estos nuevos productos para ganar mercado

Así como varias marcas de galletitas lanzaron su propia línea de alfajores replicando sus sabores ya conocidos, ahora un clásico argentino decidió utilizar esta misma estrategia y salir a competirles en su terreno. Alfajores Jorgito anunció el lanzamiento de sus galletitas dulces en tres sabores – chocolate, limón y con chips – para salir a competir en un mercado potencialmente más jugoso que el de su principal negocio. Según datos oficiales, en la Argentina se producen, y se consumen, hasta diez veces más galletitas y bizcochos que alfajores.

Nació en 1960 de la mano de José Antonio Fernández y Amador Saavedra y con el correr de los años de transformó en un imbatible de los kioscos. Ahora son sus hijos, Carlos y Jesús, los encargados de manejar las riendas de la compañía. “Nuestro departamento de Control de Calidad también se encarga de desarrollar productos nuevos y ahí tenemos varios proyectos en gatera para ir sacando al mercado”, cuenta Fernández, actual director de la firma. Y agrega: “En materia de alfajores creemos que, en general, la línea ya está completa, así que decidimos salir de ahí y optamos por hacer galletitas porque la infraestructura que tenemos en la planta daba para esto”.

Alfajores Jorgito elabora todos sus productos en su fábrica ubicada en Boedo desde hace más de dos décadas. Con el tiempo, la marca fue incorporando nuevos productos a su portafolio, algunos más en línea con su negocio principal, como los minialfajores o la variedad de maicena; y otros un poco más alejados, tal es el caso de los bizcochitos de grasa y los conitos de dulce de leche. “La idea es crecer diversificando, queremos tener un portafolio de productos aún más amplio”, afirma el ejecutivo. No obstante, apunta, el 50% de los ingresos de la empresa continúa proviniendo del clásico Jorgito blanco y negro, del cual, en los momentos de mayor producción, puede fabricar hasta 500.000 por día.

La idea de comenzar a producir galletitas provino, en parte, por la falta de necesidad de tener que hacer una erogación importante para poder llevar a cabo el proyecto. “Utilizamos la misma línea de producción que para los bizcochitos, no tuvimos que invertir nada ya que usamos lo que teníamos en la planta”, señala. Las galletitas saldrán al mercado en tres versiones – 60, 120 y 240 gramos – y serán comercializadas en kioscos y supermercados.

Sobre el proyecto, Fernández analizó: “Hoy el mercado no está explotado de ventas, salimos a apostar que lo que vendemos es bueno y saldrá lo mismo que un alfajor. Hicimos un stock inicial para la movida publicitaria que arranca esta semana, de su éxito dependerá si tenemos que agregar más producción o alguna línea”. Según el ejecutivo, el segmento golosinas se encuentra retraído por la caída del consumo desde 2018. “El año pasado estuvimos 3 o 4 puntos abajo en volumen de ventas y el primer cuatrimestre de 2019 estamos por debajo del anterior, sin embargo, en 2018 mantuvimos los mismos volúmenes de producción”, explicó.

El negocio de las galletitas dulces actualmente está dominado por Arcor , a través de Bagley, con Chocolinas, Rumba, Ópera y Mellizas, entre otras; y Mondelez , con Oreo, Pepitos y el portafolio de marcas de Terrabusi. Según informes de la Secretaría de Alimentos y Bioeconomía, en el país se produjeron poco más de 454.000 toneladas de galletitas y bizcochos en 2017, es decir, alrededor de 10 kilos per cápita por año. Este número supera con creces al del segmento ‘alfajores’ que, durante el mismo año, produjo 44.500 toneladas y el consumo anual promedio fue de 1 kilo per cápita.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo