El Cronista Comercial

Plan JetSmart: salidas de Aeroparque, promos y servicios de carga con sus aviones comerciales

Con una caída del 90% de sus ingresos, la compañía diseñó una estrategia que incluye cambios en la operación local y expansión a nivel regional 

Jetsmart: pasajes desde Aeroparque con promociones y servicios de carga con sus aviones comerciales

JetSmart anunció un plan para hacerle frente a la crisis que atraviesa el sectorse mete en el mercado de carga y paquetería, aprovechando su flota de aviones que se encuentra prácticamente paralizada por el aislamiento y la menor ocupación que se espera en los vuelos comerciales debido al Covid-19, y lanzó un programa de venta flexible para reavivar la demanda.

La decisión de ingresar al negocio logístico en la Argentina y Chile, un segmento que tomó relevancia en la cuarentenacorresponde a una estrategia alternativa para hacerle frente al debilitado transporte de pasajeros. En principio, la low-cost comercializará espacios en bodega y utilizará sus aeronaves empleadas en vuelos regulares (que no sufrirán modificaciones, aunque eventualmente podrían quitarse asientos en las cabinas). Ya empezó la gestión para obtener las certificaciones.

De igual modo, el programa de venta flexible que lanzó anteayer la empresa, JetSmart 2.0 Evolution, permite adquirir boletos hasta el 31 de agosto con cambios de destino y fecha hasta el 31 de diciembre de 2021 sin abonar diferencia tarifaria ni penalidad. Se puede congelar la tarifa por un lapso de tiempo hasta concretar la compra (por 24 horas el costo es de $ 200 y se incrementa a medida que pasan las horas) y el tícket puede transferirse a otro viajero, opción que no brindan otras líneas aéreas.

También recibió luz verde para empezar a volar desde Aeroparque desde diciembre. Hasta ahora, solo podía hacerlo desde El Palomar y por excepción en Ezeiza. Tras la compra de la operación local de Norwegian, luego de que la línea aérea de origen nórdico cesó su actividad en el país, JetSmart solicitó la autorización para operar desde Aeroparque. El dato no es menor: desde el aeropuerto porteño, competirá con Aerolíneas Argentinas

Asimismo, la aerolínea se prepara para instalar una filial en Perú y comenzar vuelos domésticos e internacionales desde ese país a partir del segundo trimestre de 2021, sumando así su tercer mercado de cabotaje (además de Chile y la Argentina). Hace unos días, al igual que FlyBondiinició el trámite ante las autoridades peruanas para operar la ruta Buenos Aires-Lima que dejó LATAM Airlines.

Los anuncios se dieron esta mañana en el marco de una conferencia de prensa que dio el CEO de la compañía, Estuardo Ortiz, acompañado del gerente General, Gonzalo Pérez Corral, en la que realizaron un diagnóstico del mercado y la situación de la empresa. 

"La salida de Avianca de Perú y la partida de Latam de la Argentina dejan mercados descubiertos y nos dan la posibilidad de explorar nuevas oportunidades para posicionarnos mejor en la región. Lamentamos lo ocurrido con Latam, ya que contribuía a la conectividad del país, aunque se entiende la decisión. Pese a que estamos lejos de alcanzar a Aerolíneas Argentina, pasamos a ser el segundo operador, lo que nos otorga una responsabilidad enorme", describió el CEO.

Respecto del posible cierre del Palomar, el directivo manifestó que "es el único low-cost de la región y el cuarto nacional en importancia en cabotaje". "Hasta antes de la pandemia, fue un factor de crecimiento para la aviación argentina. Tiene costos y tarifas de embarque más bajas, clave para nuestra operatoria, por lo que es importante que ésta se mantenga allí. Es fundamental tener claridad sobre la estructura aeroportuaria", enfatizó. 

"Sería perjudicial que se cierre de forma permanente", consideró Pérez Corral, y agregó que Aeroparque será un aeropuerto "complementario" para captar a otro público. Subrayó que "Ezeiza es costoso y no es acorde al modelo low-cost". "Es complejo llegar a esta terminal por su ubicación apartada y no es conveniente para vuelos de cabotaje. Si tenemos que adaptarnos para operar temporalmente, lo haremos", manifestó.

En línea con la caída de la industria a nivel regional y global, los ingresos de la compañía se desplomaron un 90%. "A mediados de marzo empezamos a sentir el impacto del freno por el coronavirus debido a las medidas de aislamiento. Nos adherimos a las regulaciones de cada país en el que operamos", sostuvo el CEO.  

En el caso de Chile, la operación doméstica se mantuvo de manera ininterrumpida, aunque con una disminución de frecuencias (están activas 18 rutas de las 44 que tiene la firma allí). "Hoy, la operación chilena funciona al 35% del volumen regular, lo que representa entre un 15% y un 20% del mercado total de ese país. Aunque no alcanza, nos ayudó a cubrir costos", señaló Ortiz, y aclaró que la empresa no volvió a volar al exterior desde ningún país donde está presente en la región, dadas las restricciones.

Mientras se reinventa, JetSmart se enfoca en recortar gastos y controlar la caja. "Nuestra estructura de costos es variable y liviana, pero estamos renegociando acuerdos con proveedores para adecuarnos a las necesidades del mercado y funcionar de forma sostenible. Tenemos que ser proactivos en la recuperación. El apoyo de Índigo Partners, el fondo de capital dedicado a la inversión en la industria aerocomercial, es primordial en esta etapa", analizó el CEO.

Pero el repunte no será rápido. "El mercado doméstico se pondrá de pie más rápido que el regional e internacional. China lo demostró: hoy, el 85% de los vuelos son locales y solo un 15%, internacionales", precisó. 

"En la última semana hubo más ventas, en sintonía con las acciones que lanzamos por nuestro aniversario, tras cumplirse cuatro años de actividad regional. Igualmente, estamos lejos de los niveles pre-Covid", reconoció el gerente General.

Por su parte, Ortiz estimó que a fin de año la operación argentina alcanzará entre un 30% y un 40% de la capacidad usual. "El 2021 será un año duro y esperamos llegar a un 80% a fines de él. Aunque es difíci realizar pronósticos, la recuperación completa está prevista para el 2022", anticipó, y agregó que confía en que el 1° de septiembre se reiniciarán los vuelos desde Buenos Aires. "En cuanto a los internacionales, todavía no se sabe a ciencia cierta cuándo volverán. Ojalá podamos retomar cuanto antes la ruta Buenos Aires-Santiago", afirmó. 

"Ya vendemos pasajes para viajar desde el 1° de septiembre. Ofrecemos 11 rutas, de las cuales siete conectan a Buenos Aires con otras provincias y otras cuatro corresponden a rutas interprovinciales", acotó el gerente General.

Las primeras rutas nacionales en reiniciar sus vuelos regulares serán Salta y Córdoba desde Buenos Airesen principio, el 1° de septiembre. Le seguirán Mendoza, Iguazú, Tucumán, Neuquén y Bariloche. En noviembre, volverá a volar a Ushuaia.

Recién entre octubre y diciembre JetSmart espera retomar tramos interprovinciales, con Salta-Neuquén como el primero. Luego, se reiniciaría Salta-Iguazú, Salta-Neuquén, Bariloche-Mendoza y Bariloche-Córdoba.

La low-cost piensa aplicar en los vuelos domésticos el protocolo de bioseguridad que implementó en el país trasandino. Consiste en controles de temperatura para los viajeros y el personal a bordo, el uso de tapabocas y la realización una declaración jurada por parte de los pasajeros y utilización de mascarillas y lentes de protección por parte de la tripulación, al igual que otros elementos de prevención. "Es efectivo y creó un entorno de resguardo. Nuestro objetivo es hacer sentir seguros a nuestros clientes para que vuelen tranquilos", comentó el CEO.

Sobre la posibilidad de sumar nuevas rutas, Pérez Corral aseguró que "siempre se encuentran analizando oportunidades", al tiempo que se refirió a Uruguay como "un mercado interesante". "Tuvimos una reunión con el presidente y estamos en conversaciones, pero no hay nada definido. Es algo que hacemos con muchos otros países de la región", aclaró. 

Por el momento, JetSmart mantendrá su flota de cuatro Airbus A320. La llegada de un quinto, que se encuentra en proceso de matriculación, dependerá del avance de la recuperación de la demanda. En tanto, los tres aviones que correspondían a Norwegian Air Argentina serán devueltos a sus dueños en Europa.

"Nuestro proyecto es a largo plazo. Por cada ciudad a la que llegamosse activan al menos nueve pymes de entre 10 y 50 empleados. Eso es trabajo y crecimiento", concluyó el CEO, y aseguró que confía en el país, a pesar del momento difícil que atraviesa.

Shopping