El Cronista Comercial

Con vuelos restringidos, lanzan sistema de jets privados y helicópteros compartidos

Se lanza el primer sistema latinoamericano de reserva de asientos en jets privados y helicópteros no solo para pasajeros corporativos. Los vuelos pueden combinarse con los de las aerolíneas comerciales. Estiman transacciones por u$s 42 millones en 2021

Jets privados y helicópteros: lanzan sistema que conecta con vuelos comerciales y aterriza en terrazas

Con los vuelos comerciales restringidos, la Argentina ingresa a un mercado que ya está más desarrollado en otros países incluso de la región. Se lanza en Latinoamérica el primer sistema de reserva de asientos disponibles en jets privados y helicópteros, que abren la posibilidad de llevar a más de 110 países a pasajeros que pueden combinar los tramos con los vuelos de las principales aerolíneas. Para 2021, se estiman transacciones por u$s 42 millones. 

La empresa detrás de ese sistema es JetsBooking.com, que con una inversión de u$s 1,7 millones de capital semilla, conecta agentes de viajes con empresas de aviación ejecutiva.

Pero ahora, la empresa que busca democratizar los vuelos corporativos incorpora una nueva funcionalidad en su plataforma y permite a cualquier pasajero contratar una butaca de un jet o un helicóptero a través de la web o la app de JetsBooking.com.

Según explican los responsables de la compañía, esta conexión directa con los usuarios da la posibilidad de viajar por ejemplo en un avión comercial desde Shanghái (China), combinar el vuelo con un jet ejecutivo haciendo escala en otro país y llegar en helicóptero a un hotel de San Pablo (Brasil).

El sistema permite buscar, comparar y reservar tíckets en líneas aéreas comerciales y combinarlos con jets privados o helicópteros, despegar por terminales VIP, volar a destinos no cubiertos por las líneas aéreas tradicionales (la aviación comercial utiliza menos del 10 % de los aeropuertos disponibles en el mundo), viajar en first class (en la post pandemia se reducirá́ drásticamente la oferta de vuelos comerciales en el mundo), elegir con quién volar, reservar un asiento por grupo de afinidad y seleccionar preferencias como el catering, las bebidas, las películas y la música, entre otras opciones.

El rango de precios es diverso y depende de distintos factores como el tamaño del avión, la cantidad de pasajeros que se trasladan, si el vuelo es directo o hay conexiones y los kilómetros que se deben recorrer para llegar a destino.

En vuelos domésticos de dos horas promedio, el alquiler de un jet mediano cuesta u$s 4500 (ida y vuelta), pero un vuelo internacional en un jet para 7 pasajeros, por ejemplo, para la ruta Miami-Buenos Aires ida y vuelta, asciende a u$s 98.000, o de Cancún-Miami, u$s 850 por asiento ticket.

“La aviación privada necesita innovación y se la aportamos a través de la tecnología, con más opciones de vuelos, diversidad de destinos, flexibilidad de horarios y mayor confort y seguridad en tiempos de COVID. Empezamos a trabajar con usuarios finales para que puedan reservar tickets aéreos privados y combinarlos con vuelos regulares desde nuestra Web y app”, afirma Sebastián Chicou, piloto y CEO de JetsBooking.com.

“Mi sueño es cambiar la industria en el mundo. Por eso nació JetsBooking.com, un disruptivo modelo de negocio que combina el inventario de asientos de líneas aéreas con el de la aviación ejecutiva en una misma plataforma. Lo más atractivo de la propuesta es la vinculación con distintos canales de distribución. Somos una suerte de economía compartida. Con el correr de los meses, veremos cómo el sector se vuelve más eficiente y económico para los pasajeros”, sostiene Chicou.

El directivo lo describe bien. La cuarentena por el coronavirus y la suspensión temporal de los vuelos regulares aceleró los planes de expansión de la compañía, ante la necesidad realizar un cambio de paradigma en la industria aérea. La pandemia generó grandes cambios y el turismo se prepara para un regreso distinto. Los aeropuertos deberán implementar estrictos protocolos y diseñar nuevos esquemas para hacer el check-in. Habrá que presentarse en la terminal aproximadamente cuatro horas antes de subir al avión comercial y convivir con miles de personas en un mismo lugar cerrado.

En este escenario, los vuelos privados serán unos de los ganadores de la “nueva normalidad”, un servicio cada vez más de moda.

Chicou asegura que ya se observa un incremento de la demanda. La escasa oferta de vuelos disponibles por la suspensión de las operaciones regulares de las compañías aéreas desde el comienzo de la cuarentena y la intención de viajar pese a las restricciones elevó la contratación de jets privados. “En destinos internacionales, se está volando un 50% más en promedio comparado a 2019 y un 15% más en tramos regionales”, asegura.

El sistema ya cuenta con aproximadamente 2.000 empresas aéreas del sector Business Aviation y más de 9.000 aeronaves, entre jets y helicópteros, en más de 110 países. Las oficinas centrales se encuentran en Miami (los Estados Unidos).

El marketplace posee acuerdos globales con gigantes de la industria del travel, como SABRE Holding y Travelport, compañías con presencia en más de 180 países, 19 billones de búsquedas de tickets aéreos por mes y 480 líneas aéreas integradas.

Shopping