El Cronista Comercial

Invento argentino: llegó la máquina expendedora de cerveza que sirve la pinta perfecta

Se llama Beery Point, fue fundada por cinco socios argentinos y se encuentra en producción. Sirve la cerveza a 45 grados de manera automatizada para darle la cantidad justa de espuma.

Invento argentino: llegó la máquina expendedora de cerveza que sirve la pinta perfecta

La primera máquina expendedora data del siglo I d.C. y fue creada por Herón de Alejandría para repartir agua bendita en los templos. Miles de años más tarde, una nueva fue creada para servir otro tipo de bebida milagrosa. Cansados de que conseguir una pinta de cerveza sea “una ceremonia”, Tomás Naumann y Federico Inagaramo decidieron crear su propia máquina expendedora de cerveza junto a otros tres socios. Dos años más tarde nació Beery Point, automatizada y capaz de servir la cerveza a 45° para darle la cantidad exacta de espuma necesaria, que ahora entró en producción y podría entregar sus primeros modelos en el verano 2020.

“La única manera de poder tomar una pinta de cerveza tirada era ir a un bar para que un barbudo te la sirviera, esto nos va a permitir masificar su expendio”, afirma Naumann, en diálogo con El Cronista. Como las típicas historias de emprendedores, Beery Point se gestó en un garaje, más precisamente en el del ingeniero Pío Ingaramo, padre de Federico. “Comenzamos soldando piezas, probando sistemas de frío y terminamos armando un primer prototipo que era una máquina gigantesca y muy incómoda con capacidad para cuatro barriles”, recuerda el cofundador de la compañía.

En ese momento decidieron dar una vuelta de timón para lograr que el proyecto sea viable. Para eso, profesionalizaron el proceso y contrataron a una empresa de diseño industrial para trabajar en el modelo. “El sistema de frío fue lo más engorroso, compramos muchos equipamientos y el que teníamos implicaba sumarle unos 130 kilos a la máquina. Terminamos usando un enfriador en flash, con desarrollo propio y algunas piezas importadas”, detalla.

El proceso de servido de cada vaso dura 20 segundos.

Recién en diciembre de 2018 arribaron al prototipo final. El mismo tiene medidas similares a las de una heladera (190 centímetros de alto, ochenta de ancho y 76 de fondo), pesa 110 kilos y tiene espacio para dos barriles de 50 litros cada uno. Estos últimos no serán provistos por la firma, si no que solo se encargará de su limpieza y mantenimiento.

La máquina cuenta con varios medios de pago, desde la posibilidad de pagar con tarjeta de crédito, dinero en efectivo y cospeles. Además, desde la firma están trabajando con un cliente para incluir también la posibilidad de pago mediante código QR. Y agregó: "En caso de utilizarse para eventos, se podrá ajustar a un mecanismo de venta libre".

¿Tiemblan los barmans? Para Naumann, Beery Point no competirá directamente contra los expertos en servir pintas. “La idea es llevarla a lugares donde, hoy en día, no se expende cerveza tirada. Puede ser un balneario, un crucero, un evento, una feria o un hotel”, asegura el emprendedor.  Asimismo, resalta que el mecanismo automatizado permitirá aumentar la eficiencia de los barriles reduciendo la merma por servido entre un 20% y un 30%

La máquina expendedora de cerveza ya debutó en algunos eventos a fines de 2018 y actualmente se encuentran en plena producción de 10 unidades. “Estamos manteniendo reuniones con varios clientes, incluso una cervecera está muy interesada en el producto”, señalan. El valor para adquirirla variará entre los u$s 11.300 y los u$s 14.000, mientras que también existirán métodos de alquiler, aunque aún falta definir la letra chica de este tipo de operaciones.

Comentarios1
Luciano Cocconi - LBO
Luciano Cocconi - LBO 30/04/2019 04:20:00

YA EXISTE https://www.youtube.com/watch?v=Z_z-1y9psAs

Recomendado para tí


Seguí leyendo