El Cronista Comercial

Innovación: desarrollan una progesterona bovina inyectable en el país

El producto obtuvo el visto bueno para la patente internacional. El Senasa ya autorizó su venta en la Argentina. Esperan hacer el lanzamiento oficial durante la Rural

Empresas nórdicas quieren exportar su modelo sustentable a la Argentina

En 2013, el laboratorio ProinVet comenzó a buscar maneras de mejorar el dispositivo intravaginal usado para la sincronización y ovulación de vacas. Aunque llegaron a desarrollar un nuevo producto, no se sintieron conformes con el resultado y empezaron a pensar en cómo dar un “salto innovador importante”. Así fue que dieron con una solución inyectable de liberación prolongada a la que llamaron PregAll.

“Esto reemplaza por completo el dispositivo mecánico. Es un producto revolucionario. Ya presentamos la solicitud de patente mundial en los Estados Unidos en diciembre de 2015 y recibimos una revisión positiva. Además, a fines de 2016 el Senasa le dio a PregAll la autorización para su venta en el país”, explicó Daniel Sammartino, dueño de ProinVet, y agregó que ahora están tramitando la patente en otros mercados potenciales para el producto, especialmente en América latina, Europa y China.

La inversión realizada hasta el momento es de u$s 4,5 millones. En su mayoría se trató de fondos propios de Sammartino, excepto por un crédito de $ 10 millones otorgado por el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE).

La compañía inauguró ayer su planta en el barrio porteño de Villa Devoto. Ahora, Sammartino espera poder hacer el lanzamiento oficial en julio, durante la próxima Exposición Rural. Antes empezarían la comercialización a través de distintos distribuidores.

ProinVet selló un acuerdo de comercialización con Biogénesis Bagó. Con esta alianza, la compañía busca “la mayor penetración de mercado posible”.

Sammartino indicó que el mercado potencial en la Argentina es de cerca de 2,5 millones de unidades anuales. A ello se le suman otros 12 millones en Brasil.

“Tenemos que mostrarles a los productores ganaderos las ventajas que tiene este producto frente al sistema que usan actualmente. Es más fácil de administrar y, a diferencia de los dispositivos mecánicos no aumenta el riesgo de infecciones”, agregó y dijo que no se descarta que, a futuro, pueda mejorar la fertilidad con respecto al método tradicional.

Además, durante las pruebas del producto encontraron un beneficio adicional: la administración de la progesterona inyectable acorta a 30 días el período posparto, durante el cual las vacas no son fértiles.

“Este efecto que llamamos priming fue una sorpresa para nosotros. Y es una gran ventaja para el productor, porque hace que la producción de kilos de carne pueda aumentar más rápidamente, porque acelera el ciclo”, concluyó.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo