El Cronista Comercial

Igualdad, como estrategia de crecimiento

El 95% de los ejecutivos cree que la innovación es vital para la competitividad y viabilidad comercial. Sin embargo, menos de la mitad de los empleados considera que su trabajo le provea el lugar adecuado para hacerlo.

Educación financiera: cómo planificar un retiro exitoso

Una cultura de igualdad en el lugar de trabajo multiplica la innovación y el crecimiento, sostiene una investigación reciente realizada por Accenture.

De acuerdo al estudio Getting to Equal 2019, la mentalidad de innovación de los empleados, o su disposición y capacidad para innovar, es más de siete veces mayor en las culturas de lugares de trabajo más igualitarias.

Según el informe, el 95% de los ejecutivos considera que la innovación es vital para la competitividad y la viabilidad comercial. Una cultura de igualdad es un poderoso impulsor de una mentalidad de innovación, más que otros factores que diferencian a las organizaciones, como la industria, el país o la demografía de la fuerza laboral.

La investigación determinó que un entorno de empoderamiento es el más importante de las tres categorías que promueven una cultura de igualdad. Consta de seis elementos: propósito, autonomía, recursos, inspiración, colaboración y experimentación. Cuanto más empoderamiento del entorno laboral, mayor será la puntuación de mentalidad de innovación.

Sin embargo, las organizaciones deben cerrar la importante brecha que la investigación reveló entre los ejecutivos y los empleados de C-suite. Mientras que el 76% de los ejecutivos a nivel mundial dijo que les permite a los empleados innovar, solo el 42% de los empleados está de acuerdo y confirma que existen estos espacios. Por ejemplo, los ejecutivos parecen sobreestimar las recompensas financieras y subestimar el propósito como motivaciones para que los empleados innoven. En una cultura más igualitaria, los factores más importantes que sustentan una mentalidad de innovación incluyen proporcionar capacitación en habilidades relevantes, acuerdos de trabajo flexibles y respeto por el equilibrio entre la vida laboral y profesional.

Una cultura de igualdad es el multiplicador esencial para ayudar a las empresas a maximizar la innovación.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo