El Cronista Comercial

Hot Sale: se duplicaron las ventas de productos "esenciales", pero el gasto fue menor

En una economía golpeada por la pandemia, los consumidores buscan ofertas de categorías indispensables, como indumentaria, cosmética y alimentos. La demanda de viajes cayó

Hot Sale: se duplicaron las ventas de productos

En plena cuarentena y con una actividad económica retraída, el primer día del Hot Sale  superó las expectativas de las marcas adheridas, aunque la performance de ventas fue dispar según el rubro y el aumento del tícket promedio estuvo por debajo de la suba de la inflación.

Mientras el consumo tradicional se derrumba, el crecimiento del comercio electrónico no se detiene. Tras postergarse dos veces, el evento de descuentos online, que organiza la Cámara Electrónica de Comercio Electrónico (CACE) y se extenderá hasta el miércoles, duplicó la cantidad de usuarios y las ventas de categorías "esenciales" durante las primeras 24 horas en comparación al primer día del CyberMonday último, realizado en noviembre de 2019.

Ansiosos por comprar desde el minuto cero con descuentos que alcanzan el 50%, de los 1.750.000 consumidores que visitaron el sitio web oficial, 135.000 lo hicieron en la primera hora versus los 50.000 que ingresaron en el anterior festival de rebajas entre las 0 horas y la 1 de la madrugada, según la CACE. 

"La cantidad de navegantes simultáneos casi se triplicó. A ocho años de la primera edición, aumenta el interés por parte del público y la cantidad de empresas que se suman. Confiamos en que el saldo será positivo", dice Gustavo Sambucetti, director Institucional de la CACE.

Pese a que la cámara organizadora se entusiasma con el aumento de la demanda online, potenciada por el creciente número de compradores por Internet y los cambios de hábitos que impuso el aislamiento, reconoce que el desempeño de ventas no es el mismo para todas las industrias, tal como previó la entidad semanas atrás. El análisis debe hacerse de acuerdo al rubro.

Las categorías ganadoras fueron electro y tecno, indumentaria y calzado, cosmética y belleza, muebles y deco, deportes, y alimentos y bebidas, con una cantidad de transacciones que superó en un 100% el volumen conseguido en el mismo evento de 2019 en algunos casos. La más afectada, en cambio, fue turismo, con un desplome de la facturación de hasta el 30% de la facturación. Hasta el año pasado, era el rubro más demandado. Por primera vez, quedó fuera del top-5 en las primeras 24 horas. "El comprador prioriza la adquisición de bienes para el hogar", indica el vocero de la CACE. 

Así y todo, pese a la extensa variedad de productos y servicios que integran las 10 categorías, el bolsillo del consumidor, impactado por la pandemiano se conforma: está ávido de promociones y busca la mejor oferta. "Es lógico que actúe de esta manera, teniendo en cuenta el contexto y la menor disponibilidad de dinero. Aunque en la gran mayoría el mayor tráfico se traduce en más ventas, no ocurre en todas las páginas web", adelanta Sambucetti. 

Las estimaciones de las compañías están en línea con las de la CACE. Antes de concluir la jornada, Supermercados DIA superó la venta promedio de un día habitual. "Realizamos entregas dentro las 24 y 48 horas en zonas de alcance con DIA online", destaca Fernanda Onzari Nobua, gerente de E-Commerce de la cadena.

Desde una firma de electro, cuentan que la demanda de equipos tecnológicos se disparó un 130%, suba que atribuyen al teletrabajo. No obstante, la empresa está preocupada por la escasez de stock"El reto para estas compañías es sostener las ventas dado que faltarán algunos artículos", argumenta Sambucetti.

En otro retail aclaran que, aunque hubo un aumento cercano al 80% de las ventas en relación al CyberMonday, el tícket promedio creció un 40%. "Si se saca el efecto inflacionario, el consumidor prácticamente desembolsa lo mismo que antes", reconocen.  

Algo similar ocurre con el gasto promedio registrado por las marcas que participan por medio de la plataforma TiendaNube. De acuerdo a la compañía, el monto promedio fue de $ 4195, importe que si se lo compara al gasto promedio del anterior Hot Sale, $ 4094 según la CACE, da apenas un 2,47% más. 

Como contracara, pese a las agresivas ofertas que idearon, las empresas de la industria turística saben que, aunque el Hot Sale será un "despertar" de la demanda, el volumen de ventas no será el mismo que en otras ediciones. "Es posible que este segmento, históricamente el de mayor facturación, no performe igual que en 2019", anticipa el ejecutivo de la CACE.

Los viajeros buscan, sobre todo, destinos nacionales e internacionales donde la pandemia se halla controlada. Aerolíneas Argentinas igualó las ventas del mismo evento del año pasado. El 90% corresponden a cabotaje, cuando antes representaban el 70%.

En Avantrip, el tícket promedio bajó un 30%. “Los sitios con más casos de Covid 19 quedaron desplazados. Europa y el Caribe le ganaron la pulseada a los Estados Unidos y Río de Janeiro, destinos que antes se ubicaban a la cabeza. Miami fue lo más buscado pero no el más comprado", confirma Nicolás Posse, gerente de Producto de la agencia. 

El 75% de las búsquedas se realizan desde dispositivos móviles y los aglomerados urbanos de mayor demanda son la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, seguidos por Córdoba, Rosario, Mendoza y Tucumán. 

El año pasado, el Hot Sale facturó $ 8152 millones, un 35% más que los $ 6170 millones que movió en 2018, según la CACE. El e-commerce cobró impulso en la cuarentena, con más gente que se volcó a la compra virtual: el 30% de los usuarios actuales son primerizos, según datos de la consultora Kantar. El crecimiento fue inusitado en este período. Solo en el primer mes de la cuarentena, la facturación subió un 84% por encima del porcentaje de incremento obtenido en todo 2019 (un 76%).